Baychimo: el barco fantasma.

La fotografía en la cabecera , es el buque “EL BAYCHIMO“. Su história deja varados y helados a los que la escuchan , igual que en dejo helados  a sus marineros en 1931. Este barco fue construido en  en Suecia en 1914. Era un simple carguero de la época que transportaba  pieles y enseres a las poblaciones más al norte de Canadá. El buque era un barco diseñado para soportar las condiciones climáticas de los mares situádos al norte del emisferio, de este modo era capaz hacer frente a icebergs y a las condiciones de frío polar. Su navegación por estos mares era regular hasta el 6 de Julio de 1931, ese día ya nada fue como entonces era. Zarparía de Vancouver para realizar su recorrido habitual. En dicho buque además de llevar las mercancias diversas para el comercio realizado, llevaba también una tripulación comprendida en 36 marineros y como capitán a John Cornwell.La climatología era adversa siempre, pero esta vez ocultaba una sorpresa trágica. Durante ese año los vientos y heladas arremetieron de una forma mucho más fuerte, haciendo que el mar se conjelara formando bancos de hielos. Sólo quedaba un estrecho paso por donde poder navegar.

El  Baychimo  advertido de este pequeño paso se encaminó a transpasarlo, con la sorpresa de que el hielo obstruyó el camino del buque  dejando al barco y a su tripulación barados en unas condiciones climáticas muy adversas y traicioneras (1 de Octubre). Mirando la cartografía pudieron encontrar cerca de su posición una pequeña aldea de Alaska, llamada Barrow. En este lugar su compañía había creado cabañas, como refugio a una posible tormenta de nieve y frío que a los marineros pudiera sorprender en alta mar. El capitán advertido ya de esta información, pronto desencadeno la marcha hacia ellas. Una marcha de 1 kilómetro aproximado de distancia, entre el más inmenso frío que hacía bajar aún más la sensación térmica que estos marineros pudieran tener. En estas cabañas permanecieron 2 días, muertos de frío y en condiciones penosas. Pero, este no sería el final de su historia y la del Baychimo, pues las acciones que ahora pasarían, no pueden ser más que encaminadas a la palabra misterio.

La tormenta por la cual su barco había quedado encallado en el hielo y por la que ellos estaban pasando estas penurias habia arremetido y les dejaba marchar, incluso su barco, el Baychimo ya no estaba encallado en los hielos. Esta situación sorprendio a todos,pero sin dudarlo corrieron hacia el navío ahora libre, para poder recobrar su ruta hacia zonas seguras. Durante 3 horas aproximadamente el barco se dirigió hacia el Oeste. La tripulación hablaba de milagro y de que habían sobrevivido a una catastrofe ya anunciada. Esta esperanza recobrada y el ánimo de los tripulantes se rompió cuando nuevamente el hielo abrazo el barco y no le dejaría otra vez marchar. La tripulación volvió a vivir las situaciones dramáticas anteriores, en donde el frío y el hambre  comenzaban a hacer estragos. La situación para la compañía ya era insostenible y comenzó a pensar en el rescate de la tripulación.

Desde la base aérea de Nome, la compañía mandó dos aviones para socorrer a la tripulación. Recogieron a 22 hombres, dentro del Baychimo todavía quedarían, el capitán y 14 marineros. Estos con la esperanza de que el frío y el hielo arremetiesen con el paso del tiempo, tenían pensado salvar el buque y dirigirlo a zona segura. La situación no cambiaba y decidieron construir un pequeño refugio en las zonas cercanas al buque. El 24 de Noviembre, todo empeoró cuando una gran tormenta inmovilizo a los marineos y a su capitán en el refugio.

Cuando la tormenta amaina y salen de su refugio, que les había salvado la vida, sorprendidos vieron como no había nada antes sus ojos…. sólo hielo. El barco, El  Baychimo, había desaparecido. Sólo se les podía pasar por la mente que alomejor la gran tormenta de viento y nieve, que había vivido , habría despedazado el buque por completo y si había dejado algo, estaría enterrado bajo metros de nieve y hielo. La tripulación después de investigar los alrededores y no encontrar nada, se dirigieron a tierra firme.

Lo misterioso, es que días más tarde este mismo barco, El Baychimo, era visto por un cazador de focas a unos 70 kilómetros de donde por última vez se le vió encallado. Los esquimales indicaron a la tripulación donde vieron al barco. Sorprendidos, la tripulación  despues de pensar mucho el futuro de este buque que había sido su hogar durante tanto tiempo y que les había hecho pasar penurias, llego a la conclusión que el barco no se podía salvar, pero su carga  podía ser salvada. De este modo comenzaron a sacar las mercancias más valiosas y un avión de la compañía los llevó a salvo, a ellos y a la mercancia. Era la última vez que verían al Baychimo el cual se hundiría o se destrozaría con el paso del tiempo por su mala situación. Pero lo cierto es que el misterio sobre este barco, no había hecho nada más que empezar, pues el 12 de Marzo de 1932, Leslie Melvin, un cazador   divisó otra vez al misterioso Baychimo. Este flotaba tranquilamente cerca de la costa, lo que ayudó a que se acercara al mismo y subiera abordo. Sorprendido vió como  no había nadie, era un barco sin tripulación, pero con mercancias. Al no poder  llevar al barco a zona segura, decide abandonarlo y dar noticia del hallazgo misterios. Después de este avistamiento, meses más tarde buscadores de petroleo también divisaron el buque y subieron al barco. Este estaba intacto, como si la tripulación hubiera hubiera desaparecido de la noche a la mañana. En 1933 se sabe que este barco ya fantasma, había volvido al último lugar donde la tripulación lo había dejado abandonado. Fue en este momento, cuando un grupo de unos 30 esquimales, se acercó al barco y subieron para sacar más información de este misterioso hallazgo. Cuando estaban dentro del buque, se levantaría una gran tempestad que hizo que pasaran 10 días entre las paredes del misterioso barco. En julio de 1934 un grupo de investigadores y exploradores que navegaban en una goleta visitaron el barco y permanecieron también  en él  algunas horas. En 1939 fueron muchas las personas entre, exploradores,comerciantes y aviadores que pudieron ver otra vez al Baychimo navegando placidamente por las aguas del Norte. En 1939 un grupo de esquimales lo vió solitario a miles de kilómetros de las aguas heladas.

En 1969 fue la última vez que se divisó al Baychimo, nada más y nada menos que 38 años después de haber sido abandonado a su merced en las frías aguas del norte. Nada se sabe a día de hoy del Baychimo, ni su situación , ni si se ha hundido………simplemente a desaparecido.

http://lagacetadelmisterio.wordpress.com/2012/03/13/el-baychimo/

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s