Regresa “Voces del Misterio”.

REGRESAMOS!!! “Voces Del Misterio” regresa este próximo Viernes 14 de Septiembre a las 20:05 h. en la verdiblanca sintonía de RADIO BETIs, 89.6 fm. Y lo hará cargado de sorpresas y novedades dentro de su equipo y de su programación del misterio. De la mano de sus directores Jesús García Jiménez y Bauti Jose Manuel García Bautista se irán narrando todas las novedades que tendrán como colaboradores la profesionalidad de David Flores, Mª. Angeles Leiva Fernandez, Erika Rocha Domínguez, Jose Cabello Pinto, Rosa Santizo y nuestros nuevos compañeros Ismael Cabeza y Paco. Sin olvidarnos de nuestros amigos y compañeros en investigaciones: Lorenzo Cabezas Moreno, Mcarmen Bravo Suarez, Santiago Cazorla Estepa (GPS), Jesus Camacho y Fátima Barragán (Zona Desconocida). Sigue leyendo

de Revista Voces del Misterio Publicado en Teletipo

Cohete propulsor del tamaño de una moneda para impulsar vehículos en el espacio

Un sistema miniaturizado de propulsión iónica podría dar capacidad de impulsión a las naves espaciales más pequeñas.

El revolucionario motor es de tipo iónico. La propulsión iónica ejerce una aceleración muy pequeña pero durante un largo periodo de tiempo. No sirve, por ejemplo, para enviar una nave desde la superficie de la Tierra al espacio. Pero en cambio sí permite hacer viajes por el espacio, y efectuar maniobras de cambio de órbita.

El dispositivo, diseñado por Paulo Lozano, profesor de aeronáutica y astronáutica en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, tiene una apariencia muy distinta de la que poseen los motores convencionales de propulsión química, llenos de válvulas y tubos, y unidos a grandes depósitos de combustible, que se usan para naves de tamaño mediano o grande.

El nuevo motor iónico es un cuadrado delgado, similar en aspecto a un chip, cubierto por 500 “agujas” microscópicas que cuando son estimuladas con el adecuado voltaje emiten pequeños haces de iones. La acción conjunta de estas minúsculas toberas crea un efecto de reacción modesto aunque capaz de impulsar, poco a poco, a un satélite del tamaño de una caja de zapatos.

En la actualidad, más de dos docenas de satélites ultrapequeños orbitan la Tierra. Cada uno de ellos es sólo un poco más grande que un Cubo de Rubik, y pesa menos de 1.300 gramos (unas tres libras). Estos diminutos satélites son bastante baratos de montar, y pueden ser lanzados al espacio con relativa facilidad: Dado que pesan muy poco, un lanzador puede transportar a varios de ellos como carga útil secundaria sin necesitar combustible extra. Cada vez es más obvio que estos minúsculos satélites serán muy comunes en un futuro cercano.

Sin embargo, presentan un problema: Carecen de sistema propio de propulsión, y una vez situados en el espacio, lo habitual es que su movilidad se limite a dar vueltas a la Tierra pasivamente, desde una órbita baja. Después de haber terminado su misión, no transcurre mucho tiempo hasta que pierden altura como consecuencia del carácter inestable de esa clase de órbitas, y se acaban quemando en la atmósfera.

El sistema miniaturizado de propulsión iónica podría dar capacidad de impulsión a las naves espaciales más pequeñas. Sigue leyendo

de Revista Voces del Misterio Publicado en Teletipo

Fantasmas y Espectros

Los fantasmas son los espíritus desencarnados y seres carentes de vida que flotan en las esencias de los planos superfísicos. Llamados ghost en inglés. Todos los cuerpos son fantasmas porque son los espectros de lo real. El que es una sombra de lo eterno es denominado fantasma o espectro, y no tienen realidad salvo mediante el reflejo de la vida.

De noche, en los cementerios se ven en el aire esferas de luz fosforescente y onduladas colgaduras de fósforo; porque el cuerpo humano cuando se transforma, crea una niebla luminosa. Los antiguos daban a esta niebla luminosa el nombre de sombra, o aparición. El hombre desecha tres cuerpos el físico, el étereo y el astral. Por eso, las esencias de la Naturaleza están compuestas con cuerpos que se descomponen lentamente y que fueron desechados después que sus experiencias las hubieran incorporado en los organismos espirituales del hombre.

En estas esencias de la Naturaleza, viven también seres que se visten con esos cuerpos que se disuelven lentamente.

Estos seres disfrazados son generalmente los elementales del éter. Los fantasmas que se ven son cuerpos etéreos los cuales carecen de espíritu. Y otras veces son alimentados por pensamientos humanos.

El cuerpo etérico vaga cerca o sobre la tumba donde el cuerpo denso ha sido colocado, y a veces esto conduce a una condición de apego a la tierra. Por eso hay religiones que creman los cuerpos de los difuntos para que su viaje al Mas Allá sea mucho más rápido y eficiente, evitando así que se apeguen a su cuerpo, a sus familiares etc.

La gente que ve fantasmas está parcialmente dormida aunque juren que en ese momento estaban despiertos. Lo que los convierte en videntes momentáneos o para siempre. También pueden verlo los que tienen la Segunda Vista.

Los fantasmas se quedan cuando les han quedado asuntos pendientes o han muerto de manera violenta. Lo que no les permite darse cuenta que estan muertos.
Luego de varios años muerto se convierte en espectro que tiene como característica su color oscuro o gris azulado. Contienen energía negativa alimentada por odio, codicia, maldad que la traen de cuando estaban vivos. Son los apegados a las cuestiones materiales como una casa, un castillo (fantasma de Hampton) Como grandes vampiros, buscan gozar otra vez las pasiones de su antigua vida terrenal apoderándose de la mente y el alma de los vivientes y obsesionándolos con sus insatisfechos deseos.

Una vez que están libres de los remordimientos de su conciencia o de alguna obra que dejaron sin terminar, estos espectros desaparecen porque la conciencia se desvanece con el cuerpo astral, y este cuerpo se convierte meramente en un cascarón. Sigue leyendo

de Revista Voces del Misterio Publicado en Teletipo

¿Los padres de la humanidad llegaron en OVNIS?

“El pasado anundó en dioses desconocidos que visitaron la Tierra primitiva en naves espaciales tripuladas”, dice Erich Von Däniken en su libro de 1968 sobre la existencia de extraterrestres titulado “Chariots of the gods?”. Esta obra popularizó la irreprimible idea del autor de que visitantes del espacio se aparearon con los ancestros humanos para crear una raza de inteligencia superior. Para apoyar su teoría sobre antiguos astronautas, Von Däniken y otros que coincidían con él examinaron los monumentos, obras de arte y artefactos de antiguas culturas. Basando su conclusión en investigaciones que según él mismo admitió tenían ciertas fallas, sostuvo que algunos de esos artefactos representaban naves espaciales y viajeros cósmicos que descendieron a la Tierra en tiempos primitivos.

Para algunos investigadores de ovnis, los acontecimientos trascendentales presentados en la Biblia tienen un significado que supera el alcance de cualquier religión organizada. Estos investigadores ven en las crónicas una historia escrita única en apariciones de ovnis. Examinada desde este punto de vista, la Biblia brinda docenas de ejemplos de objetos voladores no identificados. Casi cualquier visión en los cielos puede verse como una visita extraterrestre. Algunos Ufólogos, por ejemplo, creen que la estrella de Belén que condujo a los tres reyes magos al infante Jesús, era un plato volador. Y un predicador neoyorquino llegó a la conclusión de que Dios podría haber sido un extraterrestre deseoso de guiar a los seres humanos durante las crisis terrenas. En apoyo de las suposiciones de los ufólogos bíblicos existe, además, una iconografía histórica muy abundante. Sigue leyendo

de Revista Voces del Misterio Publicado en Teletipo

Artilugios Volantes en la Antigua India

En el libro sagrado Popol Vuh, los indios quichés de la gran familia maya decían de nuestros creadores que éstos eran unos constructores. Damos ahora un salto en la geografía y nos vamos a la India, en donde podemos leer en la gran epopeya sánscrita del Mahabharata que precisamente Maia, el constructor, el ingeniero y arquitecto de los asuras, diseñó y construyó un “gran habitáculo de metal”, que fue trasladado al cielo. Era solamente uno de muchos habitáculos similares. “Cada una de las divindades Indra,Yama, Yaruna, Kúbera y Brahma, disponía de un de estos aparatos metálicos y voladores”.

El gran sabio de la antigua tradición, Nãrada, explica que la ciudad volante de Indra se hallaba ininterrumpidamente en el espacio. Estaba rodeada de una pared blanca, que producía destellos de luz cuando el vehículo se desplazaba por el firmamento.

Otros aparatos automáticos se desplazaban libremente bajo agua y en las profundidades de los océanos de una forma similar a los modernos submarinos.

El texto sánscrito del Mahabharata se refiere normalmente a los aparatos volantes con el nombre de “vimanas”.

Pero habla también de grandes ciudades colonias espaciales, de grandes ciudades submarinas, y de ciudades subterráneas.

Arjuna, una de la divinidades, disponía de un indestructible vehículo volador anfibio, pilotado por su ayudante Matali.

Todas estas construcciones y aparatos voladores, submarinos y subterráneos, están descritos en la epopeya del Mahabharata con gran lujo de detalles, con detalle de sus medidas y descripción de sus características.

También Valmiki, el autor de la otra gran epopeya hindú, el Ramayana, nos habla con absoluta naturalidad de los vehículos que a voluntad de su piloto volaban libremente por el aire. También eran metálicos y brillaban en el cielo.

Objetos Volantes Inteligentemente Guiados, en los Textos Bíblicos

Leemos en los textos bíblicos cómo el profeta Ezequiel nos narra su encuentro con un vehículo volante, que se le acercó tanto junto al río Quebar, en la inmediaciones de Babilonia que incluso vió a uno de sus tripulantes, el cual le habló a él personalmente.

Esta visión que Ezequiel tuvo, y que está descrita con lujo de detalles en los textos bíblicos, fue detenidamente analizada por el ingeniero de la agencia espacial norteamericana la NASA Josef Blumrich, quién concluyó que lo que vió el profeta fue efectivamente y sin ningún género de dudas una nave volante. Tanto es así, que dicho ingeniero director de la Oficina de Construcción de Proyectos de la NASA -, rediseñó el aparato descrito por Ezequiel y patentó algunos de sus elementos. Sigue leyendo

de Revista Voces del Misterio Publicado en Teletipo