El misterio de los “círculos” de Namibia

Foto: Walter Tschinkel

Los “anillos de hadas” que se cuentan por miles en el desierto de Namibia aparecen y desaparecen por causas desconocidas.

Un equipo de biólogos de la Universidad Estatal de Florida acaba de descubrir que los “anillos de hadas” que se cuentan por miles en el desierto de Namibia siguen una especie de “ciclo vital” que los hace aparecer y desaparecer con regularidad. Los nuevos datos, publicados en PLOS ONE, añaden, si cabe, aún más incertidumbre sobre la naturaleza de estas formaciones que nadie ha logrado explicar todavía. Su origen sigue siendo un misterio. Se trata de decenas de miles de extrañas “calvas” circulares, de entre 2 y 12 metros de diámetro,que motean las polvorientas praderas africanas del desierto de Namibia, justo entre Angola y Suráfrica. En el interior de esos círculos la hierba no crece, pero muchos de ellos están rodeados por un anillo de vegetación más alta que la de alrededor, una especie de corona verde que marca claramente el perímetro de la zona seca.

Los habitantes de la región los llaman “las huellas de los dioses”. Y los científicos que han intentado dar alguna explicación a estas curiosas formaciones han vuelto, todos, con las manos vacías. Fenómenos similares se conocen en bosques y praderas de casi todo el mundo (en España se llaman “anillos de hadas” o “corros de brujas”), pero se producen sólo ocasionalmente y se sabe que muchos de ellos están producidos por la acción de varias clases de hongos, que afectan de esa extraña forma al crecimiento de la vegetación.

Pero lo que sucede en el desierto de Namibia es, o parece ser, algo completamente diferente. Los círculos se cuentan por decenas de miles y las explicaciones que han servido en otros lugares no han conseguido aquí romper la barrera de misterio que los rodea. Sigue leyendo

de Revista Voces del Misterio Publicado en Teletipo

Ashley Greene vio un fantasma en su casa.

La actriz Ashley Greene, más conocida por su participación en la saga Crepúsculo, confundió un temblor con una supuesta “aparición de un fantasma”, esto, luego de ver que su casa estaba hecha un caos.

En unas declaraciones para Moviehole.net, Ashley Greene indicó que cuando despertó encontró algunos platos y vajillas rotas detrás de su cama. “Pensé que mi casa estaba embrujada”, señaló la actriz; sin embargo luego se dio cuenta que fue un sismo lo que provocó todo.

Ashley Greene, quien actualmente reside en Los Ángeles, se encontraba dormida cuando un temblor de 3.2 grados sacudió esa ciudad en la madrugada.

La actriz irá al promocional Breaking Dawn Parte 2 en lugar de Kisten Stewart, ya que Robert Pattinson no ha solucionado sus diferenciaS con quien fuera su novia, a quien le demostraron que le fue infiel.

El portal de espectáculos Perez Hilton informa que el estudio trabaja en la reconciliación de la pareja. Pero también tienen un “plan B” para cuando llegue el tiempo de comenzar la gira promocional. “En este momento la estrategia de prensa ya se ha trazado” y todo estará en su lugar para iniciar este viaje sin ella.

La historia, por supuesto, no está confirmada. No se sabe cómo Kristen se podría tomar su exclusión. Y, posiblemente, nunca se llegue a saber. También la pregunta sigue a la derive, si se arreglan las cosas ¿por qué lo harán? Sigue leyendo

Relatos sobre la aparición de una “mujer fantasma” causan temor entre automovilistas en una ruta santiagueña.

 

Los relatos acerca de la presunta aparición de una “mujer fantasma” comenzaron a causar zozobra entre los automovilistas que se ven obligados a circular de noche por una ruta en la zona periférica de la ciudad de Santiago del Estero.

La mujer, joven y de buen aspecto, es vista en la banquina de la ruta 1 y luego en los asientos de los autos, siempre sin pronunciar palabra, ni mirar a los conductores, para luego “esfumarse”, de acuerdo con los testimonios.

Las anécdotas sobre las apariciones se iniciaron en abril pasado con el testimonio de un vecino del barrio San Fernando, que aseguró haber visto a una mujer caminando a la vera de la ruta 1 y a los pocos segundos dijo tenerla en el asiento del acompañante.

El hombre, según relató posteriormente, se aferró al volante y trató de pasar el momento, aunque de vez en cuando miraba “de reojo” y alcanzaba a percibir la presencia de su acompañante, por las prendas blancas que llevaba puestas. Sigue leyendo