El teletransporte de información rompe el récord en Canarias

La Estación Óptica Terrestre, en Tenerife, durante el experimento de teletransporte cuántico. / IQOQI VIENNA / ACADEMIA DE CIENCIAS DE AUSTRIA

El teletransporte es ya una realidad. No es el teletransporte o teleportación habitual en la ciencia ficción, cuando la gente viaja metiéndose en un habitáculo para aparecer al momento, tal cual, en otro situado en otro mundo o en otra nave espacial. El teletransporte que ya dominan los científicos poco tiene que ver con ese lejano sueño (si es que fuera posible), sino que es teletransporte cuántico. Pero no deja de ser fascinante y, seguramente, muy útil en el futuro. Se trata de transmitir un estado cuántico de unas partículas, normalmente, fotones de luz, entre dos puntos que, en principio, pueden estar tan lejos como se desee. Y ese estado cuántico es información.

De momento, la lejanía alcanzada con el teletransporte cuántico ha sido de 143 kilometros y se trata de todo un récord batido en un experimento recientemente realizado entre dos islas canarias (La Palma y Tenerife), que ha superado los 97 kilómetros logrados este verano en un ensayo en China. El objetivo es lograr esta nueva forma de comunicación pero vía satélite, por lo que el récord de distancia supone un hito importante hacia el dominio de la tecnología con artefactos en órbita y, por tanto, de gran alcance.

La gracia del teletransporte cuántico es que la información no se transmite materialmente, no es una señal que viaja, sino que sencillamente un fotón conoce el estado de otro gracias a un fenómeno denominado entrelazamiento entre ambos, por muy lejos que este uno de otro. Ese conocimiento es la información. Los científicos quieren aprovecharlo, por ejemplo, en los revolucionarios ordenadores cuánticos del futuro, en un igualmente futurible Internet cuántico o, algo mucho más cercano, para encriptar información que resulte imposible de interceptar por extraños indeseados sin ser descubiertos. Sigue leyendo

Anuncios
de Revista Voces del Misterio Publicado en Teletipo