La noche en la ciudad de los creyentes.

César Rufino / EL CORREO DE ANDALUCÍA

Triana inicia hoy las Jornadas del Misterio. Su coordinador, José Manuel García Bautista, va por ahí poniendo los vellos de punta.

NIEBLA

La gracia de andar metido hasta las rodillas en terrores, apariciones y enigmas no está en que cuanto más se investiga más cosas se saben, no, sino en que cada vez se pregunta uno más cosas. Es lo que comenta José Manuel García Bautista, misteriólogo y escritor, mientras camina entre sombras por esa calle Castilla donde esta noche comienzan las Jornadas Sevillanas del Misterio, entre cuyos organizadores se encuentra. A algunas de las cosas que dice debería ponerles una barandilla, porque dan vértigo: “El mayor misterio es el de la vida; cómo nos hemos convertido en el planeta de las posibilidades imposibles.” La creación misma, el sistema cósmico, la existencia de la vida… todo ello, si se piensa bien, es tan absurdo que hay que estar abiertos a lo inverosímil, como si esta actitud fuese un mandato de la naturaleza. García Bautista se declara, pues, un eterno sorprendido.

“Este aroma a Guadalquivir me recuerda cuando el periódico El Sevillano publicó en el siglo XIX una noticia de cómo se vio en sus aguas un monstruo marino, una tremenda serpiente de agua que subió remontando el cauce natural, una bestia criptozoológica que aún causa perplejidad en los naturalistas.” Hablando de monstruos: todavía hace calor, y el tiempo atormentado, presagio de una especie de huracán cercano, hace subir de la dársena, con los coloristas reflejos de su pringue flotante, una especie de hálito pringoso que apesta como la boca de un dragón poco afecto a la dieta mediterránea. Un ambiente ideal para hablar del asunto este, y para que aflore al entrecejo un frunce equivalente a una pregunta: ¿estará Sevilla en la división de honor de la liguilla de lo inexplicable? Jose (así, sin tilde) lo tiene clarinete: “Aquí no vamos a la zaga.”

misterio

De eso tratará, precisamente, la charla inaugural que ofrecerán esta noche él y su colega Jordi Fernández en la librería Don Cecilio, de la citada calle Castilla: de la Guía Secreta de Sevilla. “Fíjate la de misterios que nos rodean”, se prologa el experto: “Vivimos en una ciudad que fue la cuna del espiritismo; nada más y nada menos que la familia Primo de Rivera lo introdujo en Sevilla y cobró importancia. Más tarde se fusionarían con sociedades masónicas dando origen a un nuevo movimiento más espiritual, más metafísico. De aquello nos queda el recuerdo del nombre de la calle Oriente, donde estaba la Logia del Gran Oriente… Se movían en un entorno atractivo, el centro histórico de Sevilla, que nos ha dejado casos tan importantes como el de las apariciones en la Facultad de Bellas Artes, donde por primera vez en la historia la Universidad de Sevilla pide ayuda a un grupo de investigadores de lo paranormal para averiguar lo que allí ocurría. Y justo enfrente, el Restaurante Viandas, donde una noche, en pleno Milenio 3 con Íker Jiménez, se desató una tormenta paranormal en directo para toda España… O el Teatro Álvarez Quintero, en cuyo interior vaga un alma en pena que ha sido vista por vigilantes de seguridad y cuya identidad hemos conocido.”

El especialista sigue enumerando los hitos del callejero mágico de la ciudad y sus cielos, que no acaban en lo ya referido porque también hay, dice, ovnis en persecución por los alrededores y espectros no siempre amistosos, amén de fantasmas en el Parlamento de Andalucía (no vale hacer chistes fáciles) y, al lado, ese pedazo de merienda campestre del fenómeno poltergeist que es, según dice García Bautista, el Hogar Virgen de los Reyes.

“Sevilla es una ciudad que cree. Es la Sevilla de la Semana Santa, de las creencias. Me fascina la historia del nazareno fantasma de Santa Cruz, que cuando están recogiendo los enseres tras la salida procesional él se aparece para rezar ante los titulares.” Una ciudad, un lugar este, donde los ojos no lo cuentan todo y la fe es mucho más que un paisaje: un tipismo, un punto de partida para intentar comprenderlo todo. Qué humedad tan funesta sube de las aguas negras. El dragón ha debido de cenar potaje de lamprea. Cae la gota gorda por las patillas abajo y la grisura del cielo se riza alrededor de los cuernos de la Luna. Hoy, a las 21.30, a cinco euros per cápita, la guía misteriosa; mañana y pasado, a la misma hora, las voces de los muertos y los nuevos casos increíbles conocidos en la ciudad. Los adoquines crujen bajo los zapatos como huesos que se quiebran. Cualquiera se pregunta cosas…

URL: http://blogs.elcorreoweb.es/tuentitantos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s