Relato de terror: “Conflicto internacional”.

 Por: Andrés Gandía

Hubo una vez que en este planeta llamado tierra había distintas etnias, distintas religiones y distintas maneras de estado a los que se sentían unidos diversos grupos de personas, todas ellas pertenecientes a la especie “homo sapiens”, con un ADN casi igual en todos ellos, excepto algunos, pequeñísimos tramos del mismo, que les caracterizaban de alguna manera.

En las fronteras donde vivían esas etnias, los conflictos eran continuos y, de hecho, siempre los unos se creían superiores a sus oponentes, queriendo imponer su voluntad por la fuerza. Por esta causa, cada grupo se armaba y rearmaba más y mejor que el otro, cosa que era un buen negocio para quienes les proporcionaban las armas.

Pero además de lo anterior y por una serie de circunstancias meramente especulativas de aquellos que querían hacerse más ricos sin trabajar, sino haciendo trabajar el dinero…de los demás, estalló en todo el mundo lo que se llamó la gran crisis financiera.

Esta crisis fue provocada por los económicamente poderosos y sufrida por los obreros, pequeños burgueses y clase media.

En este caldo de cultivo, sólo faltaba la agresión bélica de un país a otro para que hubiera una guerra de características mundiales. Y sucedió.

Así fue como comenzó la SEGUNDA GUERRA MUNDIAL (Había habido una Primera Guerra Mundial, 25 años antes, pero no sirvió para que la raza humana aprendiera de sus errores, aunque se saldara con 10 millones de muertos)

Tampoco esta SEGUNDA GUERRA sirvió para que los humanos recapacitaran y cambiaran de actitud, aunque esta vez, el periodo entre guerras se multiplicó por tres, más por miedo que por otra cosa, tan cruenta como había sido esta nueva guerra, nada menor que 55 millones de muertos.

Mas el tiempo hace que todo se olvide y circunstancias pre-bélicas parecidas volvieron a hacer acto de presencia. Odios, religiones enfrentadas, crisis económica, negocio de los poderosos, opresión a los débiles…

De nuevo desembocó todo ello en una TERCERA GURRA MUNDIAL. Un 75% de la población desapareció de la faz de la tierra. Esta vez los muertos alcanzaron la escalofriante cifra de 525 millones.

Ahora si, ahora los recursos existentes eran suficientes para los supervivientes. Las reservas mundiales de alimentos, agua y combustible eran suficientes, según habían calculado las élites mundiales. Y el miedo que pervivía en los todavía vivos, fue aprovechado por los poderosos para crear un NUEVO ORDEN MUNDIAL. Un solo estado que, dirigido por los magnates, somete al resto de los humanos a vivir del modo y manera que se les dicte, creyendo, además, que son felices.

¡Pero no!. No han contado con que las muertes no pueden ser tan selectivas y entre los supervivientes hay espíritus libres que queremos evolucionar a nuestro libre albedrío, no como autómatas, sino como hombres y mujeres con voluntad propia.

 ¡No nos someteremos!. ¡Abajo el NUEVO ORDEN!. ¡Hagamos la REVOLUCION o muramos por la libertad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s