El revelador de los misterios de San Agustín.

Domingo, 30 de Septiembre de 2012

“El misterio de la cultura de San Agustín encierra una sabiduría que podemos conocer, para comprender los grandes conflictos de nuestra civilización moderna”, afirmó Héctor Llanos.

Héctor Llanos Vargas. 

Carlos Andrés Pérez T.
Editor Actualidad

Héctor Llanos Vargas, es historiador, arqueólogo, profesor Emérito y maestro de la Universidad Nacional de Colombia. Se ha dedicado a la investigación de las sociedades y los pensamientos mito-poéticos aborígenes del sur del Alto Magdalena, y a la formación de estudiantes en el campo de la arqueología colombiana.

Llanos Vargas es uno de los invitados especiales al XVI Congreso Colombiano de Historia, que se celebrará en Neiva del 8 al 12 de octubre próximo.

Entre sus trabajos históricos y antropológicos se destacan: En el nombre del Padre, del Hijo y el Espíritu Santo. Adoctrinamiento de indígenas y religiosidades populares en el Nuevo Reino de Granada (siglos XVI-XVIII) (2007) y Los chamanes jaguares de San Agustín, génesis de un pensamiento mito-poético (1995).

¿Qué significa San Agustín para usted?

A escala personal, con el paso de los años, he comprendido que la cultura de San Agustín se convirtió en parte fundamental de mi vida. Los aborígenes que habitaron el sur del Alto Magdalena durante tiempos prehispánicos crearon un pensamiento mítico de gran sabiduría, en el que concibieron la sociedad humana integrada a la naturaleza en una dimensión cósmica. De esta manera los seres humanos no fueron fragmentados en su naturaleza espiritual y corporal, como lo ha hecho la tradición occidental, lo que ha sido fuente de conflictos y sufrimientos. Esta es una gran enseñanza que nos legaron los constructores del arte monumental megalítico de San Agustín.

¿Por qué decidió entregar gran parte de su vida a la investigación de la cultura agustiniana?

Inicialmente, cuando era un  joven estudiante universitario, las motivaciones que tuve para dedicarme a investigar la cultura agustiniana no fueron solamente académicas, sino de carácter emocional familiar. Es bueno recordar que la familia de mi madre Lucrecia Vargas es originaria de Pitalito. Para mi fue muy importante comprender que había escogido como temática de investigación un territorio en el que esperaba rescatar ese remoto y perdido legado cultural indígena, al mismo tiempo que recuperar mis ancestros familiares, en tanto mi madre en compañía de la abuela Tránsito, siendo jóvenes, habían migrado del Valle de Laboyos, al Valle del Cauca, perdiendo contactos con sus familiares. Las motivaciones y enseñanzas académicas se las debo a mi maestro el arqueólogo Julio César Cubillos, que en sus clases me transmitió el sentido vital de la arqueología, mientras excavaba con el científico Luis Duque Gómez en los municipios de San Agustín e Isnos.

¿Que tan adelantados a nuestra civilización estaban los indígenas que se asentaron en lo que hoy es san Agustín?

Ante esta compleja pregunta, le puedo responder que la civilización occidental a la que pertenecemos es muy diferente, no solo a la cultura de San Agustín, sino a todas las civilizaciones aborígenes de América. Sin lugar a dudas el mundo contemporáneo sobresale por sus grandes avances científicos y tecnológicos, pero no satisface mucho por la calidad de vida a la que hemos llegado y por los efectos catastróficos que está generando a la naturaleza la economía moderna, altamente industrializada. Sin llegar a idealizar la cultura de San Agustín, le puedo decir que su gran atractivo es saber que lograron vivir durante, al menos, dos mil años; lo que se puede explicar por qué tuvieron una manera de pensar, sentir y actuar que aceptaba la condición natural de los seres humanos, sin negarla o reprimirla, como lo hacemos de manera prepotente, los que nos llamamos seres modernos. El misterio de la cultura de San Agustín encierra una sabiduría que podemos conocer, para comprender los grandes conflictos de nuestra civilización moderna.

Han pasado cien años desde que Konrad Theodor Preuss, inició investigaciones arqueológicas de la cultura agustiniana, ¿Qué tanto faltó por saber de esta cultura?

Si miramos hacia atrás, al año 1913, cuando Preuss visitó San Agustín, comprendemos que en ese entonces se sabía muy poco sobre el pueblo escultor. Cien años después, o sea, hoy en día, los arqueólogos con sus excavaciones científicas han logrado hacer interpretaciones de dicha cultura, pero esto no quiere decir que sean concluyentes, porque la ciencia es un proceso en constante renovación, no solamente a escala conceptual sino también tecnológica. Preuss excavó con procedimientos técnicos que en la actualidad nos parecen rudimentarios; posteriormente las técnicas arqueológicas se fueron precisando y aparecieron nuevos métodos de fechación, análisis especializados de laboratorio y nuevos enfoques teóricos, que permitieron profundizar en el conocimiento de ese remoto pasado. Con esto quiero decir que la investigación arqueológica seguirá renovándose y produciendo nuevos resultados; por eso es mucho lo que se puede seguir investigando, más aún cuando hoy en día sabemos que la cultura agustiniana habitó el extenso territorio del sur del Valle Alto del río Magdalena, que apenas empieza a ser investigado.

Usted es invitado al Congreso Nacional de Historia que se realizará el próximo mes en Neiva, ¿Qué tema en concreto tratará sobre la obra de Konrad Theodor Preuss?

En compañía de mis colegas y amigos Roberto Pineda y Eudocio Becerra hablaremos sobre la importancia y vigencia de la obra científica de Preuss cuando vino a Colombia, en el año 1913. En la actualidad este científico alemán es pionero de la investigación arqueológica moderna no solo de San Agustín sino también de Colombia. También, Preuss es importante por haber hecho las primeras recopilaciones en terreno de mitos Huitoto de la Amazonia y de los Kogi de la Sierra Nevada de Santa Marta. El profesor Pineda y el sabedor indígena Becerra hablarán de estas valiosas mitologías, mientras que yo me encargaré de presentar las excavaciones que hizo en San Agustín, y de la trascendencia que tuvieron en posteriores investigadores, durante cien años.

Ya hay una hoja de ruta para la celebración de los cien años de excavaciones, ¿Cree que hace falta más apoyo institucional de los entes territoriales para con este evento de talla nacional?

Si hay algo que caracteriza la celebración del centenario es que la ruta propuesta inicialmente por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia se llevará a cabo de manera concertada entre las instituciones nacionales, departamentales, municipales y las comunidades locales. La acogida institucional de los entes territoriales del departamento del Huila ha sido muy grande; todos están interesados en apoyar y patrocinar las obras culturales y científicas del centenario, no como una celebración más, sino realizando obras de inversión en el parque arqueológico y en la región, además de otros eventos culturales y académicos que se harán a lo largo del próximo año, tanto en Bogotá como en el Huila. Se trata de promulgar a nivel nacional e internacional el valioso legado de la cultura agustiniana, como se lo merece, al ser un gran Patrimonio Nacional y de la Humanidad, como lo declaró la Unesco, desde el año 1995.

Por último, ¿Tiene un significado de peso la cultura agustiniana en la historia de la arqueología mundial?

Sin lugar a dudas. Como lo acabo de decir, San Agustín es un patrimonio de la Humanidad, tan valioso como otros lugares arqueológicos del mundo como las pirámides de Egipto, las ciudades mayas, el Partenón de Atenas, la ciudad Inca del Machu Pichu, entre otros. Precisamente, esto se debe a la labor de importantes científicos que durante cien años han investigado los asentamientos arqueológicos y a la dedicación de instituciones oficiales y personas que han trabajado por la preservación del arte monumental y de los yacimientos prehispánicos. La cultura de San Agustín tiene un reconocimiento científico internacional, pero esto no quiere decir que sea suficiente, sino que necesita ser divulgado mucho más en los medios masivos de comunicación, para que el mundo entero sienta el deseo de venir a conocerlo, para beneficio social y cultural de nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s