Hallan en Sevilla un taller de marfil datado en el tercer milenio antes de Cristo.

Investigadores españoles han colaborado en un estudio especializado que evidencia la presencia de un taller, datado en el tercer milenio antes de Cristo, donde se trabajaba marfil de elefantes asiáticos como materia prima en los procesos de producción. El taller se ha encontrado en el yacimiento arqueológico de Valencina de la Concepción, en Sevilla (España).

Han participado expertos de la Universidad de Huelva, junto con profesionales del Museo de Valencina, del Deutsches Archäologisches Institut (DAI), del International Centre of Ivory Studies (INCENTIVS) y del Institut für Organische Chemie.

El hallazgo, publicado en el Journal of Archaeological Science, consta de brazaletes simples y articulados, cuchillos, peines decorados e incluso colmillos completos de elefante, así como otros residuos y productos inacabados con marcas de corte hechas con instrumentos metálicos.

Para los autores, esto demuestra que Valencina de la Concepción, localizada cerca del río Guadalquivir, no es sólo el lugar al que pertenecen la mayor concentración de productos de marfil datados en el tercer milenio antes de Cristo sino que, además, es el más temprano caso de un taller de marfil en el Mediterráneo, parte de una estructura compleja de producción local especializada y de importación de materias primas.

[Img #10872]

Un residuo de marfil con marcas de su corte mediante sierra metálica de cobre y (derecha) sierra metálica de cobre. (Imagen: UHU)

Así, este espacio arqueológico, el mayor del sur de la península ibérica, formaría parte de un complejo sistema de abastecimiento basado en el comercio a larga distancia y sería una de las áreas de entrada y salida de materias primas y productos de origen regional y transcontinental.

Los análisis y estudios realizados demuestran que el marfil encontrado –por alimentación, condiciones climatológicas y cuestiones geológicas– provenía de diferentes tipos de elefantes de Asia y África.

El trabajo también muestra las diferentes zonas en las que se han localizado monumentos funerarios, en cuya mayoría existía la presencia de productos de marfil. El origen exótico, su singularidad y su presencia en contextos funerarios han llevado a los expertos a plantear la hipótesis de que estos productos fueran elementos de “prestigio social”.

Según los investigadores, se trata del primer sistema transcontinental de circulación de productos de lujo, hipótesis que, aunque no ha podido contrastarse, ha permitido llegar a la conclusión de que el sur de la península ibérica se fundamenta en un sistema de comercio exterior de base y naturaleza política.

Fuente: UH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s