Cosas que pasaron el 21 de Diciembre…

Cambios a nivel espiritual, vivir “aquí y ahora” y comprender profundamente que todo lo que queremos en la vida, si es por un bien mayor, es posible, son sólo algunas de las lecturas que diferentes disciplinas o credos tienen sobre esta fecha.

Por Carolina Palma F.

1) La Kabbalah, Nicolás Rosenberg, profesor de la Fundación de Estudios Espirituales y Kabbalistas.

Según la Kabbalah, ¿quedaría muy poco?
Sí, pero no es este año. Tenemos seis mil años para hacer nuestra corrección, aprender a recibir lo que queremos recibir a través de cambiar nuestra naturaleza reactiva en comportamiento proactivo, a eso vinimos.

¿Por qué tanto revuelo, entonces?
Todas estas cosas las manda la luz como señal para que la gente vuelva a su camino, haga lo que tenga que hacer, y no pierda su tiempo en guerras, peleas… Lo que viene en la Era Mesiánica –edad de oro para la Humanidad esperada por los judíos hace muchos siglos– es que se acaba la guerra. Hoy se destinan muchos recursos a destruir riquezas a través de armas; imaginemos si todos esos recursos se destinaran a producir en vez de destruir. En esa Era, todos seremos ricos.
Personalmente, ¿no te parece que es difícil cambiar por completo el sistema?
Las señales que vemos son para que cambiemos en forma proactiva; todos vamos a cambiar, todos vamos a tomar al menos el “último vuelo” a la Era Mesiánica. Se dice que habrá pena y bendiciones en los últimos tiempos. Un grupo lo pasará muy mal y tendrá que cambiar bruscamente; otros lo pasarán bien, y estarán dentro de los benditos porque hicieron el cambio en forma proactiva. Esas serán las dos realidades disponibles para elegir.

2) Juan José Benítez, autor de la saga “Caballo de Troya”

Has investigado sobre ovnis, viajes al pasado, ¿qué te dice esta fecha en especial?
No pasará nada que no haya pasado otras veces. Los cambios que habrá en la humanidad ya se están produciendo, como la crisis económica, cambios políticos. Habrá un escenario nuevo, pero no por el 2012 ni las profecías mayas, que nunca fueron profecías. Por otra parte, el calendario no está bien, porque el monje Dionisio el Exiguo cambió el juliano por el gregoriano, contemplando el nacimiento de Jesús en el año 0, y la verdad es que nació en el 6 o 7 aC, eso se está estudiando. “Herodes el Grande” manda a matar a los niños de dos años, pero él muere en 4 aC, entonces debió nacer al menos el 7 aC. Por lo tanto habría que sumar seis años, ahora sería el 2017, y el fin del mundo ya pasó.
¿Ni el calentamiento global nos vencerá en algún minuto?
Desde mi punto de vista, el mundo es una criatura que tiene sus propios ciclos, al margen de nosotros. Somos tan soberbios y engreídos que pensamos que estamos provocando el cambio climático o deforestando el mundo; pero eso es falso, nosotros no tenemos la capacidad de cambiar las estructuras del mundo. Hace 12.000 años terminó una Era Glacial, ¿y quién provocó eso? Nosotros no. Como humanidad tenemos nuestros propios ritmos, así que este mundo cambia y necesitará un millón de años para que cambie la línea norte sur, para que no exista Somalia, para que la riqueza esté bien repartida.

3) Budismo, Magali Meneses, profesora del Centro de Meditación Budista Shambala.

¿Existe un cambio en la Humanidad?
El budismo Shandala es una rama bastante especial, porque se enfoca en lo social. Más que cultivar la calma mental propia, pretende crear una sociedad iluminada, que se relacione de una forma más sana y compasiva. Por supuesto existe un componente personal que se trabaja en la meditación. Esto permite que tengamos conciencia sobre este momento, cuando estamos en una encrucijada, una situación catastrófica de la cual es urgente hacerse cargo.
¿En qué sentido catastrófica?
En todos los sentidos. El cambio climático, las sequías, mortandad, terremotos, vientos. La naturaleza está totalmente alterada, porque los propios seres humanos hemos ido descuidando el mundo. La Tierra se está transformando porque está viva, y nosotros la afectamos de forma negativa. Hay que darse cuenta de la relación entre nosotros. Si no actuamos hoy, el proceso no se podrá revertir. A nivel social también repercute; conflictos sociales en todas partes, las diferencias sociales se agrandan, la educación es un desastre. Debemos tomar conciencia y asumir nuestra responsabilidad.

¿Qué significa para ustedes esta fecha?
No se trata de una catástrofe, sino de un cambio de paradigma, el mundo entero se desplazará a otro modo de vivir. A lo mejor será así, pero lo único que tenemos ahora es esto. No creo que se acabe nada, es sólo eso.

Imagen foto_00000002

4) Metafísica, Fernando Castro, director de la Escuela Metafísica de Chile.

¿Están realizando cursos especiales para prepararse?
La mayoría conoce sólo las predicciones mayas que se encuentran sujetas a una invención humana; incluso el cine lo ha llevado a la pantalla de forma fatalista. Es cierto que sucederá un gran proceso en toda la Vía Láctea que es donde está el sistema solar. Desde el punto de vista esotérico, ésta tiene un centro que se llama el Gran Sol Central, por lo tanto, todos los soles que dirige comenzarán un proceso de armonización. Lo estamos viviendo. Incluso científicamente se esperan grandes llamaradas magnéticas solares.
¿Cómo nos afectarán?
Toda esta radiación solar afecta el polo de la Tierra, los astros e incluso a los seres humanos. Pero este efecto será sutil, y quizás muchos no lo noten. Si meditas, lo percibirás conscientemente. Ahora, en lo general, se producen cambios a nivel político, social, religioso, que es lo que está sucediendo, pero en ningún caso es negativo.
¿Qué debemos hacer?
El término que se debiera usar es la armonización, pero relativo al estado en que estás. Por ejemplo, si te llega una cantidad de energía y estás estresada, te aumenta aquello. Debemos aquietarnos, hacer meditación, centrarnos, pensar positivo, dejar de lado el rencor, el odio y resentimiento. La idea es que la radiación te afecte positivamente. Quizás muchos se sentirán con mayor inquietud de la normal, pero nada se destruirá. Uno no quiere responder grandes teoremas de la vida o tener una iluminación espontánea. La gente quiere cambiar lo que le duele, lo que le toca. Podríamos saltarnos cuánticamente miles de cosas, pero si continúas odiando, no eres solidario con el resto y no tienes un proceso real como ser humano, de qué sirve dar pasos cuánticos.
Es decir, demos datos prácticos.
Pensar positivo, darte cuenta que Dios está dentro de ti, y trabajar los siete rayos. El domingo vístete con algo azul; el lunes, con amarillo; el martes, con rosado; el miércoles, blanco; jueves, verde; el viernes, con naranjo; y el sábado, con morado.

5) I Ching, Ricardo Andreé, experto en I Ching, sinólogo y  periodista.

Algunos cálculos dicen que el fin del calendario maya pudo haber sido en 1984; otros conducen el fin de este conteo a los años 2052-54, pero ninguno coincide con el año 2012. No obstante, asegura que no necesitamos del calendario para conocer el fin. “Estaremos aún en medio de la crisis, de las guerras y de la basura que hemos diseminado por el planeta y su cielo; todo será más agudo, pero no porque sea ‘el 2012 de los mayas’, sino porque la crisis que ya está asentada debe ir en picada hacia su destino inevitable, y durará por muchos años más. Ahora, es cierto; no porque lo dijeran los mayas, sino porque así lo anuncia la astronomía. Nos hallamos en una fase de movimientos extraordinarios desde el punto de vista cósmico, una actividad inusitada fuera de nuestras fronteras planetarias”, confirma el experto. Andreé recurrió a los dictámenes del I Ching para saber qué pasará. “La respuesta es que, efectivamente, por al menos 64 años, el hombre y el mundo entrarán en su mayor fase de mutación y transformación jamás vivida antes. El tiempo previo es llamado ‘de transición’, y va desde 1984 hasta el 2012. Luego hay un tiempo ‘duro’, llamado ‘de tribulación’, que dura hasta el año 2040. Lo sigue un tiempo que califica de ‘renovación,’ y se extiende  hasta el año 2068. Finalmente muestra los ocho años de gracia y abundancia, que llega hasta el 2076”, relata.
Considerando todo lo anterior, muchos se preguntarán sobre esta etapa de “tribulación” (2012-2040) que estamos prontos a vivir; aquí es enfático en decir que serán momentos duros y dolorosos para toda la Tierra y la humanidad. “Serán los años en que despertaremos a realidades que desde siempre han convivido con el hombre, seremos juzgados por fuerzas que desde siempre han tenido potestad sobre este mundo, descubriremos con estupor que este planeta nunca fue realmente nuestro, y que la prueba de sabiduría que se nos concedió para gobernar nuestro destino habrá llegado a su final. Veremos con nuestros ojos que la maldad no es solamente un ‘estado moral’ o ‘un estado de la mente’, sino que seremos testigos de la lucha entre Bien y Mal en forma tangible y manifiesta”.

6) Mirta Verde-Ramos, directora de Fundación Actividad Saint Germain.

¿Qué va cambiar?
Viene una revolución absoluta, porque la energía de Dios está pujando en el alma y conciencia de las personas para que se acerquen más a los valores y principios del inicio de la Tierra, como el amor, la fraternidad y la armonía. Hay una tremenda evolución, las característica son la libertad, la transmutación de todo lo negativo, porque la Era de Acuario es equilibrio, armonía de mente y corazón. Cuando el ser humano se enfoca sólo en la mente es frío; y cuando estamos sólo en el corazón, sufrimos mucho porque nos descompensamos. Acuario hace que los hombres desarrollen la parte femenina, y las mujeres desarrollemos la mente. Siempre nos han enseñado que existe el reino mineral, vegetal, animal y humano, pero existe un quinto reino: el divino. Todos somos esencialmente espíritu, debemos desarrollar la parte espiritual.
Según su opinión, ¿no pasará nada el 21 de diciembre del 2012?
Se habla de ciertas conjunciones el 21 de diciembre, pues 3 planetas muy importantes más el Sol quedarán en línea. Esto entrega a la Tierra una cantidad enorme de energía, entonces le elevará su vibración. Es como la guinda de la torta, porque termina un tremendo proceso de evolución. Mira, la Tierra tiene que pasar desde la tercera a la cuarta y hasta quinta dimensión. La Tierra gira en su eje y además se traslada por el Universo pero, ¿nos damos cuenta? No, entonces después tampoco lo notaremos. Sólo sentiremos que estamos más sensibles, vamos a sentir que las plantas están vivas, no soportaremos el dolor de los animales, miraremos el alma del otro. No nos quedaremos sin cuerpo, sólo percibiremos más cosas.
¿Cómo? ¿Estamos en una tercera dimensión?

Algunos estamos hace mucho tiempo en la cuarta. Por ejemplo, mucha gente que entrega enseñanzas, que hace decretos, que atrae ángeles, que ayuda a la curación de enfermedades con medicina alternativa como Reiki o flores de Bach. Todos ayudan a elevar la vibración de tierra.

7) La Gnosis. Carlos Cifuentes, misionero gnóstico

¿Por qué aumentan las enseñanzas espirituales? ¿Se debe al ambiente que vivimos?
Sí, en estos tiempos cruciales sale públicamente el conocimiento. Recordemos que antiguamente había una Era muy oscura, donde la sabiduría se entregaba a través de fraternidades ocultas, pero llegó la Era de Acuario, que es una Era de Luz, y viene el conocimiento, como el Sol. Esto comenzó en 1962, y cada vez es más fuerte, porque todos comienzan a buscar conocimiento.
¿Qué pasa en la Era de Acuario?
Primero, no es necesario engendrar miedo, porque el cambio de las personas no entra así, sino que por medio de la madurez. Sabemos que estamos viviendo un tiempo crucial, y se avecinan momentos muy difíciles para esta humanidad, se está terminando un ciclo.

Pero, ¿cómo termina?
Es muy difícil explicarlo con palabras, pero el fin de esta humanidad está muy próximo; serán tiempos muy dolorosos porque tiene que existir un aprendizaje. Las personas no reflexionan, somos tan materialistas, incluso se acomoda la religión a nuestra forma de vida. La conciencia está dormida, y no vemos más allá de lo que ven los ojos físicos.
¿Tenemos tiempo para cambiar?
Tendría que darse una revolución muy grande en el ser humano, y es un poco difícil porque estamos acostumbrados a vivir hacia fuera, olvidándonos de nosotros mismos. Nosotros gratificamos nuestros sentidos, queremos comodidades, bienestar, dinero, pero eso es porque vemos el mundo hacia fuera. Un gran consejo es que no hay que angustiarse por el pasado ni por el futuro, hay que vivir el ahora. No hay tiempo para el que no quiere trabajar espiritualmente, para el que quiere seguir enviciándose, dormido en lo material; pero para el que quiere vivir un camino espiritual, hay mucho tiempo.

¿Qué hacemos ante este fracaso?
Este planeta tiene que vivir un proceso largo, donde se prepara el escenario para la nueva humanidad. Todavía no hay ninguna persona de la nueva humanidad, es otra raza, tiene otra característica, incluso física. Lamentablemente, saldremos de la Tierra. Uno no sabe el tiempo realmente, puede ser hoy, mañana, en 100 años más, no importa. La vida del ser humano acaba cuando termina nuestra existencia, nos preocupamos del fin de la humanidad y no nos damos cuenta de que la vida es tan frágil que en cualquier momento nos toca entregar el cuerpo físico, ¿y qué hemos hecho?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s