En 2012 se acabó el mundo… para algunos.

La Ciencia y sus demonios / http://lacienciaysusdemonios.com

Muchos no me conoceréis ya que llevo unos 2 años en la sombra de este blog por diversas razones. Sin embargo, hace unos días, mis mentores Manuel y JM, pilares básicos e imprescindibles de este blog como todos sabéis, me convencieron para que volviera a la carga. Así que aquí estamos de nuevo, prestos a espantar a la pseudociencia y a haceros partícipes del emocionante mundo de la ciencia y sus avances.

En este caso, voy a hacer una llamada de atención con respecto a uno de los muchos grupos que anunciaba a bombo y platillo el apocalipsis para el 21 de diciembre de 2012.

El G.S.E.

El G.S.E. o Grupo de Supervivencia de España 2012 era (o son?) un grupo de unas 170 personas creado por Jonathan Bosque, cuya principal motivación consistía en la preparación y entrenamiento de sus socios para el apocalipsis que iba a producirse el 21 de diciembre de 2012. Esta fecha la movieron al 23 de diciembre para luego volver al 21 y finalmente desdecirse y proponer que en cualquier caso, no estaba de más prepararse para un posible fin del mundo. En su página web (que como podéis comprobar ha sido dada de baja) ofrecían todo tipo de información relacionada con supervivencia y vendían todo tipo de merchandising relacionado con el G.S.E. (camisetas, tazas, gorras…) así como equipos electrógenos, pastillas potabilizadoras y demás parafernalia relacionada con la supervivencia.

La verdad es que, hasta aquí, nada del otro mundo. Un grupo más, con su paranoia particular, que hacen piña y se dan a conocer en la red.

Búnkers

Uno de los principales objetivos de esta asociación consistía en la construcción de un búnker en algún punto de la sierra madrileña y algún otro en diversos puntos de España. El búnker de Madrid tendría 50 plazas para las cuales había que pagar alrededor de 3500 € por plaza. No obstante, con el fin de abaratar la construcción del búnker, propusieron una recogida de firmas para llevar al Congreso de los Diputados con el fin de que las Administraciones Públicas subvencionasen este tipo de emplazamientos. Parece que de los 170 socios, 50 tenían plaza en este búnker y para los demás se habían proyectado algunos otros en diversas sierras de España. Además, alrededor del búnker habían construido una eco-aldea, con el fin de asentarse en la misma cuando se mostrasen los primeros indicios del apocalipsis y así poder meterse rápidamente en el búnker cuando la situación lo requiriese.

Sí, delirante, pero aún así, también figura dentro de lo “normal”.

El fin ¿del mundo?

Y bueno, la verdad es que llegó el fin… el fin del G.S.E. ¿Y qué pasó? Pues no he logrado saberlo a ciencia cierta pero de un día para otro, la web se cerró (creo que a mediados de 2011), aunque rápidamente empezaron a leerse comentarios en foros relacionados de algunos socios del G.S.E. Y qué sorpresa cuando resulta que le están pidiendo las cuentas al “jefe”, el tal Jonathan Bosque. Pero este no aparece ni a tiros… ni él, ni la pasta de los socios. Y esto tiene un nombre: ESTAFA. En este enlace podréis ver un artículo del bloguero Deltoyax, quien predijo este timo y consiguió por medio de otro internauta un pantallazo de las últimas conversaciones en el foro de G.S.E., donde uno de los socios le pide cuentas, sin éxito, a la cúpula directiva.

Así que ya sabéis, si bien cada cual puede creer que el fin del mundo vendrá mañana, dentro de 10 años o que fue anteayer y vivimos en un sueño, lo que ya no es tan divertido es que te estafen. Veremos qué pasa en el próximo fin del mundo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s