¿Realidad o mentira? Ouija revela inconsciente de quien la utiliza.

Su uso en el ocultismo data desde mediados del siglo pasado. Aunque siempre se ha utilizado como un símbolo de satanismo y demás actividades oscuras, científicos de Canadá demostraron que la tabla Ouija muestra a la luz una parte inconsciente de la que los humanos no nos percatamos.

Por siglos, la tabla Ouija —de nombre aparentemente misterioso, pero que en realidad  viene de la palabra “sí” en francés (oui) y en alemán (ja) — ha sido el ícono de la comunicación hombre-inframundo.

Los ocultistas la han utilizado como médium para establecer un diálogo con espíritus de personas ya fallecidas, o con aquéllos que aún tienen cuentas pendientes en el mundo terrenal.

Aunque muchas veces se ha desmentido la veracidad de la tabla, algunas personas continúan siendo fieles a este espeluznante artefacto.

La comunidad científica se ha esmerado en demostrar que la tabla no posee ningún poder paranormal. Diversos estudios comprueban que el movimiento aparentemente irreal de la tabla se da a partir de una serie de movimientos ideomotores que activan músculos del cuerpo de manera inconsciente.

Un estudio realizado en la Universidad de Columbia, en Canadá, comprobó que, además de los poderes sobrenaturales que se le adjudican, la tabla puede reflejar la parte subconsciente de quien la usa.

Los psicólogos Hélène Gauchou y Ron Rensink crearon un sistema que permite la comunicación con esta parte del cerebro. Para ello reunieron a 27 voluntarios que tenían que responder “sí” o “no” a preguntas de cultura general por medio de la Ouija; también se les pidió contestar las mismas preguntas en una computadora.

Al utilizar la computadora, las personas fallaron en casi todas sus respuestas, mientras que con la tabla, el 65% del total fueron correctas, lo cual sugiere que a la hora de utilizar la tabla, una parte inconsciente-intuitiva del cerebro se activa para darnos una respuesta, exactamente igual que cuando esas preguntas son dirigidas a “espíritus”. El estudio indica que todo lo oculto que queremos saber de nuestras vidas y de otras personas, en realidad lo tenemos escrito con tinta indeleble en nuestra mente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s