Abusaba de las feligresas diciendo que su pene estaba bendito…

Valdeci Sobrino Picanto, de 59 años, fue detenido en Brasil por aprovecharse de su condición de pastor para tener sexo con las mujeres que acudían a su iglesia, convenciéndolas de que su pene estaba bendito y que había recibido de Jesús la misión de esparcir la “leche sagrada”.

El valor sagrado del pene, atribuido francamente en ciertas culturas y disimulado en otras, tuvo en Brasil una expresión sumamente inusual, pues el pastor de una iglesia local abusaba de mujeres que acudían a su recinto convenciéndolas de que su miembro viril estaba “bendecido”.

Valdeci Sobrino Picanto, de 59 años, decía a sus víctimas que Jesucristo le había asignado la misión de “esparcir la leche sagrada” por medio de su “santo” instrumento. El hombre llevaba a algunas de sus feligresas a la parte de atrás del local donde celebraban sus reuniones y ahí, a solas, las aleccionaba en la doctrina extraña de su genitalia bendita, asegurándoles que la vida del Espíritu Santo solo podría entrarles por la boca, por lo cual las persuadía de realizarle una sesión de sexo oral. Como Don Giovanni, el pastor sedujo con este método lo mismo a jóvenes que ancianas y mujeres de mediana edad.

Este caso recuerda otro similar ocurrido en la aldea sudafricana de Malalane, donde una docena de personas linchó y prendió fuego a un hombre que decía utilizar un “pene mágico” para tener sexo con mujeres sin su consentimiento.

[Tiempo de San Juan]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s