Reflexión: más allá del rencor.

A veces, en la vida de un divulgador de materias ocultas, inexplicadas o misteriosas, tiene la ocasión de cruzarse con personas indeseables, que durante un tiempo, y con buena cara, le acompañan por este difícil transitar y al doblar la esquina desaparecen. Alguna vez nos ha ocurrido a todos y, en todas las ocasiones, se nos queda la misma cara.

Es curioso comprobar como algunos de estos individuos, cargados de odio, envidia y  rencor, por sólo desprestigiar se inventan todo tipo de historias y mentiras sobre su ex-amigo con el simple ánimo de denostar trabajos o investigaciones sin más argumento que la palabra de aquel que no tiene palabra… Es curioso por que bajo el papel de víctima se camufla todo un personaje negativo para el misterio que tiene como arma el victimismo y la mentira.

Yo ya me cansé de peleas absurdas e infamias.Cada uno sabe quién es quién, que es de fiar y quién no… El que miente sobre una persona poniendo en su boca palabras, o acciones, que éste jamás ha cometido lo único que nos indica es un serio desequilibrio mental, una obsesión llevada al extremo. Mentir sobre investigaciones que jamás acompañó o no estuvo, entrevistas que jamás co-realizó, trabajos que jamás llegó a efectuar y luego elaborando en su imaginación un entramado desquiciado para “Verificar” su mentira, falsificar correos con falsas conversaciones, parece más propio de un demente que de una persona normal. Pero los hay…

Dudas sobre casos en los que testigos han hablado en diferentes medios y a diferentes compañeros, de realidad innegable, pero eso es mejor obviarlo y es que no hay peor mentira que una verdad a medias… O inventarse una mentira que de cierto respaldo a su desquiciada versión en busca de alguien que le toque las palmas creyendo su infamia. Aburres.

Es curioso como se puede llegar a negar temas que antaño atestiguó como ciertos, tal vez por que para poner la mano y cobrarse el botín sin doblarla sí había disposiciones… Ahora, años después, se ahogan en su bilis…, y en sus ganas de difamar con mentiras a la otra persona.

Pero todo esto tiene una buena lectura: “Ladran, luego cabalgamos”. Estamos en el buen camino pues sigue viviendo pendiente de nosotros, sigue comido por el odio, el rencor, la envidia…Lástima. Algo se está haciendo bien, algo se está haciendo bien. Yo sigo mi camino.

Esto es un mal endémico que sufren muchos divulgadores del misterio que tienen a esa remora tras de sí. Ataques a otros magníficos investigadores como J.J.Benítez, Iker Jiménez, Javier Sierra y muchos otros… Y ¿sabeis? No hay mayor desprecio que no hacer aprecio. No vale perder el tiempo en ellos.

Sólamente algo: te deseo el tripe de lo que me deseas a mi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s