Eros, un peligroso asteoroide para la Tierra.

 

Bautizado con este nombre en honor al dios griego del Amor (al que los romanos rebautizaron con el nombre de Cupido), es uno de los más grandes y más observado del grupo de los Asteroides Cercanos a la Tierra. Descubierto en 1898 independientemente por G. Witt (Alemania) y A. Chalois (Francia), Eros cuenta con casi la mitad del volumen total de todos los asteroides. Este asteroide es uno de los más elongados, con dimensiones estimativas de 40 x 14 x 14 km.

Eros orbita alrededor del Sol con un perihelio -distancia más cercana al Sol- de 1,3 UA (170 millones de km) y un afelio -distancia más lejana al Sol- de 1,78 (266.284.209 km) y rota sobre su eje una vez cada 5,27 horas.

La gravedad sobre Eros es muy débil pero suficiente para retener a un vehículo espacial. Un objeto de 45 kg sobre la Tierra,  pesaría aproximadamente 30 gramos en Eros. Una piedra arrojada desde la superficie del asteroide a 10 m/s escaparía hacia el espacio. No hay aire ni evidencia de agua, la temperaturas durante el día es de 100ºC, mientras que por la noche cae a -150ºC.

Eros es un asteroide tipo S, un miembro de la clase predominante en la población del cinturón de asteroides interior. Los asteroides se clasifican por sus albedos (porcentaje de luz solar que reflejan) y colores determinados por observaciones espectrográficas. El espectro de los asteroides tipo S implican una composición silicatos de hierro y magnesio mezclados con hierro y níquel metálicos. Los científicos tratan de asociar los espectro de asteroides con la mineralogía de los meteoritos que han caído en la Tierra.

La condritas ordinarias (los meteoritos más comunes) parecen primitivos y prácticamente sin cambios desde que se formara el Sistema Solar (hace 4.600 millones de años). Los meteoritos de hierro y roca, por otra parte, aparecen como remanentes de cuerpos mayores que fueran fundidos una vez de manera tal que los metales, más pesados que las rocas, se separaran en capas diferentes.

Eros tiene similitudes con ambas configuraciones (condritas y meteoritos de hierro y roca), pero encaja de mejor forma con los últimos.

A pesar de que es un asteroide del tipo S, Eros aparece con cierta variación en su composición química. Sus lados opuestos poseen constitución mineralógica ligeramente diferente.

Durante mucho tiempo ha sido tema de debate científico el hecho de que los asteroides tipo S estuvieran o no relacionados con los meteoritos de condritas ordinarias. Estos temas fueron imposibles de dilucidar durante muchos años debido a que las observaciones telescópicas no eran lo suficientemente profundas.

Las investigaciones en espectroscopía de rayos X y rayos gama que NEAR será capaz de efectuar, resolverá de una vez y para siempre este problema debido a que llevará adelante mediciones precisas sobre la abundancia de elementos claves tales como Hierro, Silicio y Magnesio (minerales que se encuentran presentes en los compuestos típicos de los asteroides S) sobre la superficie de Eros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s