Los indecisos que decidirán el Cónclave.

Operarios instalan en la Capilla Sixtina la chimenea para la fumata que designará al nuevo Papa. | Efe

Operarios instalan en la Capilla Sixtina la chimenea para la fumata que designará al nuevo Papa. | Efe

  • Casi la mitad de los cardenales no tiene claro a qué Papa votar
  • ‘La otra vez había una figura superior al resto que era Ratzinger’

Irene Hdez. Velasco (Corresponsal) | Roma

EFE

Faltan apenas unas horas para que, a las 16.30 horas de mañana martes, los 115 cardenales encargados de elegir al sucesor de Benedicto XVI se encierren en Cónclave en la Capilla Sixtina y comiencen las votaciones para elegir al nuevo Papa. El italiano Angelo Scola y el brasileño Odilo Pedro Scherer parten como claros favoritos. Pero puede pasar de todo. Sobre todo porque se calcula que casi la mitad de los cardenales aún no tendría claro a quién votar. Aún no habría decidido el nombre que escribirá en la papeleta, en el espacio en blanco situado debajo de la leyenda ‘Eligo in summun pontificem’.

“La otra vez había una figura de espesor, muy superior al resto de cardenales. Era un teólogo único: estamos hablando de Joseph Ratzinger. Pero ahora no es así. Debemos decidir entre uno, dos, tres, cuatro… 12 candidatos. Por ahora no sabemos realmente nada, debemos esperar al menos al resultado de la primera votación”, destacaba ayer el cardenal francés Philippe Barbarin.

En las recientes elecciones generales italianas, celebradas el 24 y 25 de febrero, pasó algo parecido. Pocas horas antes de que se abrieran los colegios electorales los indecisos eran un ejército que englobaba a uno de cada tres italianos, que no sabía a quién votar. Y al final se lió: Pier Luigi Bersani, el líder del centro-izquierda, tuvo una victoria tan pírrica que fue un auténtico fracaso; el cómico de la antipolítica, Beppe Grillo, arrasó, y Silvio Berlusconi mantuvo el tipo bastante bien.

Nuevo Papa

En el Cónclave, la legión de cardenales indecisos también puede dar sorpresas. En ese sentido la primera votación del Cónclave, la que se celebrará mañana en torno a las 18.00 horas, será una especie de ensayo general. “Unas primarias”, como la define Andrea Tornielli, vaticanista de ‘La Stampa’. Ese primer escrutinio será sobre todo de tanteo, para medir fuerzas y ver si hay alguna candidatura especialmente fuerte.

En principio, un grupo bastante heterogéneo liderado por cardenales no italianos –sobre todo franceses, norteamericanos y sudamericanos- empeñados en hacer Papa a alguien que tenga como uno de sus principales objetivos la reforma de la Curia haría piña en torno a Angelo Scola, de 71 años, ex patriarca de Venecia y arzobispo de Milán, dos diócesis que en el último siglo han dado a la Iglesia cinco Papas.

La Curia romana, por su parte, uniría fuerzas en torno a Odilo Pedro Scherer. El padrino, el principal valedor del brasileño, sería Giovanni Battista Re, ex prefecto de la congregación para los Obispos y con quien Scherer ha trabajado durante años en Roma.

Scola contaría en estos momentos con unos 40 votos, Scherer con alrededor de 30. Sin embargo, los dos estarían, al menos por ahora,muy lejos de las 77 papeletas necesarias para ser elegido Papa. Y, sobre todo, está la duda de los indecisos.

Todo dependerá en buena medida de cómo discurrirá la primera votación del Cónclave. Pero lo que nadie descarta es que los indecisos puedan dar la campanada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s