Un Cónclave 2.0.

  • Las redes sociales marcarán por primera vez en la Historia la elección

Rocío Galván

La elección de un Papa va mucho más allá de una ‘fumata blanca’. Ahora el humo también quema la Red. Los 115 cardenales que participan en el Cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI se encierran hasta lograr el acuerdo necesario -dos tercios de los votos- para entronizar al nuevo Pontífice. De una votación medida hasta el milímetro, además de un nuevo obispo de Roma, surgen numerosas anécdotas y curiosidades, algunas de ellas marcadas por la adaptación los avances tecnológicos:

Cardenales ‘enjaulados’

Los cardenales electores no sólo están aislados del resto del mundo por puertas. También lo están electrónicamente gracias a la instalación de una jaula de Faraday, un dispositivo que inhibe las ondas electromagnéticas de móviles o cualquier aparato electrónico. “Aunque un cardenal se escondiera un móvil bajo la sotana para adelantar el resultado, éste no funcionaría”, comentaba entre bromas uno de los purpurados que participa en el Cónclave. Esta jaula electromagnética no sólo aísla la Capilla Sixtina. Desde la Casa Santa Marta, donde se alojarán los electores, hasta la capilla decorada por Miguel Ángel hay más de un kilómetro de distancia que recorrerán en autobús, y todo el trayecto está cubierto por inhibidores de frecuencia similares a los de uso militar para evitar que sus eminencias se comuniquen con el exterior. Por supuesto, sus habitaciones también están protegidas por escudos electromagnéticos para evitar que salga información o que se produzcan escuchas.

‘Totus tuit’

Estos ‘comicios’ no serán los primeros con internet, pero sí los primeros con redes sociales. Aunque los cardenales no pueden tuitear o escribir en Facebook -pese a que algunos, como Timothy Dolan, @CardinalDolan, acumulen hasta 92.000 seguidores-, a buen seguro que lo harán sus seguidores y los católicos de todo el mundo que siguen este acontecimiento histórico en la Red. Eso sí, una vez que acabe el Cónclave seguro que muchos cardenales escribirán en Twitter donde el nuevo Pontífice ya tiene preparada su cuenta @pontifex, utilizada por Benedicto XVI hasta que abandonó el cargo. La cuenta está ahora en Sede Vacante hasta que se elija a su nuevo propietario.

Adoptar a un cardenal

Quien ya tenga un candidato favorito puede, además de hacer campaña a su favor, ‘adoptarle’ a través de internet. En la página web ‘adoptacardinal.org’ es posible dar apoyo a uno de los candidatos a obispo de Roma. La página, creada en Alemania, te asigna un cardenal al azar para rezar por él. Hasta ahora más de 450.000 personas se han apuntado a esta curiosa iniciativa que en vez de captar votos capta oraciones.

‘App-óstoles’

Este Cónclave es también el primero de la historia con Apps(aplicaciones para móviles). ‘The Pope App’, por ejemplo, disponible para iOS y Android, permite un seguimiento exhaustivo de información sobre el Papa. Una App vaticana muy similar a la de la página oficial, Vatican.va, donde se puede consultar todo tipo de información sobre la Iglesia católica. También es llamativa ‘Conclave Alert’, una aplicación que muestra tuits y estadísticas sobre la cita en tiempo real. Asimismo, Conclave –iOS y Android– o Eleccion Papa 2013permiten ampliar la información sobre el evento directamente desde el teléfono móvil.

Buscando Papa

Un buen indicativo del interés que despiertan los cardenales ‘papables’ es analizar el número de veces que se han buscado en Google. Y el resultado es curioso. Inmediatamente después de la renuncia del Papa fue el ghanés Peter Turkson. Pero el interés por él decreció durante la segunda quincena de febrero y, a primeros de marzo, Tarcisio Bertone tomaba la delantera. Sin embargo, al comenzar dicho mes, en concreto entre los días 3 y 7, el brasileño Odilo Scherer se convertía en el ‘más buscado’ en Google. Pero desde entonces, y hasta ahora, es el arzobispo de Milán, Angelo Scola, quien ha adquirido más protagonismo gracias al interés por él en Italia y Europa.

Sustancias químicas

Si tras una votación se llega a un acuerdo y hay nuevo Papa, una fumarola blanca saldrá por el tejado de la Capilla Sixtina. Si no hay acuerdo, el humo será negro. Antiguamente la diferencia de tonalidad se conseguía gracias a heno húmedo. Si el heno acompañaba a las papeletas al ser quemadas, el humo era negruzco. Si no, blanco. Pero la fumata de colores ambiguos generó confusión en elecciones anteriores y hoy en día el Vaticano no se la juega y para asegurar un blanco nuclear utiliza sustancias químicas.

Estufa eléctrica

En este Cónclave se usarán por primera vez dos estufas: una de cinc para quemar las papeletas y otra eléctrica para producir humo. Si en todo caso el color de la fumata no queda claro, lo mejor es aguzar el oído: las campanas repican cuando hay nuevo Pontífice. En 2005, durante el Cónclave que eligió Benedicto XVI algunos cardenales se intoxicaron por inhalación del humo y por eso se decidió cambiar la estufa tradicional por una más moderna y segura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s