El objeto más estudiado de la cristiandad: la Sábana Santa.