Fantasma de una niña apareció en una tv apagada.

Diario Popular

¡Aunque usted no lo crea! Lo cierto es que ahora dicen que aparece el fantasma de una niña en un televisor apagado. La pequeña Sofía Peraza Huchim es la protagonista de una foto tomada en la ciudad mexicana de Umán, en la que aparece el fantasma de una niña que murió de leucemia años atrás. Samuel Velázquez, de la ciudad de Mérida, también en México, pide que se hable sobre las fotos de supuestos fantasmas que aparecen plasmados en televisores apagados y que circulan en Internet.

Fantasma de una niña apareció en una tv apagada

Es difícil saber qué tan reales son debido a que no se tiene acceso a la foto original y menos a los testigos directos de los casos, además de que en la red, por desgracia circulan cientos de imágenes trucadas. Pero hay un caso real en Yucatán que se puede analizar a fondo y descubrir con mucha sorpresa que se trata de una foto auténtica, la cual, en su momento, también fue analizada por empresas especializadas de México.

A continuación, la historia de esta foto: en enero de 2005 en una casa de la ciudad de Umán, una familia exhibió una foto que fue tomada dos años atrás a la hija menor, con la extrañeza de que, en la parte de atrás aparecía claramente la silueta y rostro de una niña plasmada en la pantalla de un televisor que se supone estaba apagado, además de que no había nadie más ahí. La imagen era clara y definida. Se veía un rostro y hasta el color del vestido, el cual era azul, con una especie de cinturón o listón amarillo.

Posteriormente, esa foto fue enviada a una empresa de la ciudad de México especializada en imágenes y video para que dieran su opinión profesional. Sus conclusiones fueron contundentes: la televisión estaba apagada, la imagen no fue trucada digitalmente y por si fuera poco, era imposible que se tratara del reflejo de alguna persona que estuviera de frente al televisor. De hecho, se realizaron algunas pruebas en esa casa y no había forma de que se plasmara alguien en la tele aunque lo pararan en un ángulo específico, a menos que éste estuviera ¡en el techo!

Así se comprobó que la familia no mentía en cuanto a que no había ni una persona “de carne y hueso” ahí.

El siguiente paso sería identificar a la niña, pero ellos dijeron que no tenían algún familiar con esas características que hubiera fallecido hace poco ni hace mucho tiempo, los vecinos tampoco sabían nada, así que, por el momento el caso quedó ahí. Pasaron siete meses antes de que trascendiera que, antes de que esa familia se pasara a vivir a esa casa, habían habitado allí otras personas, que tenían una hija de ocho años, la cual falleció de leucemia en un hospital.

Tres años después, en 2008, los papás de la nena manifestaron que no tenían idea de que los nuevos inquilinos habían tomado una imagen donde aparecía la difunta, sino porque en su nueva casa habían estado viendo con frecuencia la silueta de su hija, con un semblante muy triste e incluso, la habían escuchado gritar y llorar. Cuando se descubrió que ellos habían vivido en el mismo fraccionamiento de Umán, se relacionó que las apariciones en la casa de Vergel y la imagen tomada en Umán años antes, correspondían a la misma niña, de nombre Sofía Peraza Huchim, quien luego de unos años más, sin algún motivo aparente, dejó de manifestarse ante sus papás. Ellos conservan una copia de la foto que tomó la familia de Umán y está en un altar junto a una foto en vida de Sofi, junto con unos veladores, unas galletas de chocolate (sus favoritas) y una muñeca Barbie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s