Profundizando en el misterio del Calamar Gigante.

Noticias de Ciencia y Tecnología

El calamar gigante es uno de los animales más enigmáticos del planeta. Se le ha visto en muy pocas ocasiones, y se le conoce mayormente por restos de su cuerpo encontrados en las playas y conservados en museos.

Ahora, un equipo internacional de investigación ha descubierto que, independientemente de en qué lugares del mundo son halladas o vislumbradas estas bestias titánicas, el parentesco genético de estos legendarios animales es tan estrecho que representan una población única y global, y por tanto, a pesar de afirmaciones contrarias previas, una sola especie en todo el mundo.

Así pues, el debate que se inició en 1857 cuando el famoso naturalista danés Japetus Steenstrup describió por primera vez a este animal, puede darse por concluido.

Fue Steenstrup quien se dio cuenta de que este ser era el mismo animal que en el pasado dio origen durante siglos a leyendas de marineros sobre el kraken, una criatura colosal sospechosamente parecida al calamar gigante, y que incluso en tiempos más recientes fue inmortalizada por escritores como Julio Verne y Herman Melville. Steenstrup demostró que el monstruo de las leyendas se basaba en una bestia auténtica, y le dio el nombre científico de Architeuthis dux.

Fue hace menos de un año cuando el calamar gigante, el Architeuthis dux, fue filmado por vez primera en su hábitat natural. A una profundidad de 630 metros y después de 100 misiones y 400 horas de filmación, la tan anhelada grabación fue hecha por un pequeño submarino en aguas próximas a la isla japonesa de Chichi Jima, cercana a la famosa isla de Iwo Jima, el escenario de algunos de los combates más sangrientos entre Japón y Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, el equipo de Inger Winkelmann y Tom Gilbert, del Centro de Investigación Básica en GeoGenética en el Museo de Historia Natural de Dinamarca, dependiente de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, ha conseguido obtener nuevos datos sobre este invertebrado gigante de 10 brazos, que se considera que puede crecer hasta 13 metros de longitud y llegar a pesar cerca de una tonelada.

[Img #13043]

Calamar gigante. (Imagen: Gulf of Maine Cod Project, NOAA National Marine Sanctuaries; Cortesía de los Archivos Nacionales / Stefan Claesson)

El equipo de investigación ha analizado ADN de los restos de 43 calamares gigantes recolectados por todo el mundo. Los resultados muestran que el animal es genéticamente casi idéntico por todo el planeta, y no hay evidencia alguna de que viva en poblaciones estructuradas geográficamente. Así que, al margen de las diferencias en el aspecto entre individuos, todos ellos son miembros de una sola especie, presente en aguas oceánicas profundas de todo el planeta.

Los investigadores sugieren que una posible explicación de ello es que aunque las evidencias sugieren que los adultos permanecen en regiones geográficas relativamente limitadas, los jóvenes que viven cerca de la superficie marítima deben ser arrastrados por las corrientes. Los autores del nuevo estudio consideran que cuando estos calamares alcanzan un tamaño lo suficientemente grande como para sobrevivir en las profundidades, bajan hasta las aguas profundas adecuadas más cercanas, y allí comienza nuevamente el ciclo, a partir de sus hijos.

Sin embargo, aún nos falta conocer mucho sobre estas criaturas. ¿Cuán grandes son las áreas en las que se aposentan cuando son adultos? ¿Se han visto amenazados en el pasado por cosas tales como cambios climáticos, o por poblaciones de sus enemigos naturales, entre los que está el cachalote, que es la ballena dentada más grande del planeta y que puede alcanzar 20 metros de longitud y 50 toneladas de peso? Y a un nivel aún más básico… ¿Hasta qué edad pueden llegar y cuán rápido crecen?

El nuevo hallazgo sobre el misterioso calamar gigante ha llegado cuando se cumplen 200 años justos del nacimiento de Japetus Steenstrup en 1813.

A la edad de 44 años, en 1857, fue Steenstrup quien se dio cuenta de que muchos de los monstruos de las leyendas marinas coincidían en rasgos clave de su anatomía con la morfología corporal deducible de los fragmentos que había reunido de lo que parecía ser un calamar gigante, y con ello describió la especie por vez primera, separando al animal auténtico de la bestia mitológica conocida como kraken, la cual, según todos los indicios, es una versión exagerada y dramatizada del Architeuthis dux.

Junto con Winkelmann y Gilbert, en el nuevo estudio trabajaron investigadores de todo el mundo, incluyendo a científicos de Australia, Nueva Zelanda, Japón, España, Portugal, Estados Unidos e Irlanda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s