Tláloc II-TC, ¿al borde de un gran descubrimiento?

Elizabeth Ruiz Jaimes / El Economista

Foto EE: Mario Hernández

Revela robot Tláloc II-TC que en el túnel excavado y bloqueado por los teotihuacanos existen por lo menos tres cámaras o huecos, los cuales podrían ser parte de un depósito funerario. “Podríamos estar ante las tumbas de gobernantes. Si es así, esto podría ayudar a entender la forma de gobierno de los teotihuacanos, porque hasta ahora no se han encontrado esas tumbas”.

“Lo que vimos con el robot fue un espacio vacío de aproximadamente 10 metros y en apariencia, con el escaneo que realizó el robot, se pueden observar tres cámaras al interior de la pirámide -en la del Sol se encontraron cuatro-, éstas se suman a las dos cámaras laterales que se hallaron a 76 metros”, explicó el arqueólogo, Sergio Gómez Chávez, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El investigador dio a conocer que el equipo del Proyecto Tlalocan, camino bajo la tierra, ha ido comprobando sus hipótesis y que espera encontrar cosas muy interesantes. Por lo pronto, realizará más escaneos para orientar su exploración de acuerdo con las condiciones del suelo, espacio y los datos que aporte día a día la exploración del robot Tláloc II-TC.

El equipo de Gómez Chávez, que es de alrededor de 30 personas, se instaló desde muy temprano en su carpa de investigación en Teotihuacan para preparar a Tláloc II, un robot de tres piezas que fue modificado en su sistema de tracción para que pudiera caminar por el suelo lodoso y húmedo, que hasta ayer nadie más había explorado en los últimos 1,800 años.

Ng Tze Chuen, arqueólogo que introdujo por primera vez un robot en los túneles en la pirámide de Giza, en Egipto, dijo que por la dificultad en los ángulos de las cámaras, explorar en Egipto ha sido más difícil de lo que es en México; sin embargo, “es más interesante en México por las cosas que se pueden encontrar… En Egipto puedes encontrar sólo una pared “, dijo.

EL TÚNEL

La cavidad original, limpia de 800 toneladas de arena y piedras en los primeros 76 metros, ya ha dejado para la investigación entre 50,000 y 60,000 objetos muy valiosos, entre ellos collares y cerámica de jade imperial, probablemente con procedencia de Guatemala. También encontraron un petate, el cual es muy importante porque, al ser el único objeto orgánico hasta ahora encontrado y conservado por las condiciones húmedas del interior del túnel, se le podrán hacer mediciones para obtener su edad, lo que podría dar una idea de la antigüedad de la construcción del túnel.

El equipo multidisciplinario que trabaja en el túnel lo hace durante siete u ocho horas diarias y pueden permanecer durante este lapso gracias a tres extractores que liberan al lugar de un gas que podría causarles cáncer de pulmón, el radón.

El túnel que, se piensa, fue dedicado a la Serpiente Emplumada tiene una bóveda llena de minerales como pirita, ematita y magnetita que en la oscuridad dan la impresión de ser estrellas: “Los minerales los trajeron de algún otro lugar, en Teotihuacan no existen… Por las primeras dos cámaras encontradas (dos huecos, uno orientado al norte y otro más al sur) y por los objetos que hemos encontrado, el lugar pudo haber sido considerado como el inframundo”, indicó Gómez Chávez.

CRONOLOGÍA

El equipo de ingenieros, Hugo Armando Guerra Calva, Francisco Castellón y Alberto Álvarez iniciaron a las 12:30 horas con la introducción del robot, en el último tramo del túnel (de aproximadamente 30 a 35 metros de longitud), en ese momento se hizo un escaneo de 180 grados, con lo cual se obtuvo una imagen 3D de la morfología del lugar y el primer cálculo del ancho del túnel, de 2.20 cm, sin olvidar que la cavidad no es de más de 50 cm de diámetro.

Luego de que Tláloc se atascara en el lodo por casi media hora, logró avanzar, pero cuando los ingenieros intentaron bajar al Insecto, un pequeño robot independiente que fue transportado por el vehículo principal, tampoco pudo descender para extender sus brazos y usar su cámara infrarroja, la cual le servirá en futuras exploraciones del nivel del suelo evadiendo los obstáculos del terreno escabroso.

Pese a los inconvenientes, el arqueólogo calificó de “exitoso el día”, pues con una fotografía o radiografía del lugar, se podrá iniciar la exploración física de manera sistemática “a partir de hoy” y serán los descubrimientos “los que marquen el ritmo para avanzar en la excavación del nuevo tramo del túnel y de las cámaras”.

Descubrimientos recientes en la zona

Teotihuacan no es sólo una de las zona arqueológicas más visitadas del país: sigue siendo fuente de hallazgos. He aquí algunos de los más recientes.

A principios de febrero, se dio a conocer un incensario efigie de 1,900 años de antigüedad, el más antiguo localizado hasta ahora en Teotihuacan, cuyos análisis han proporcionado más datos sobre esta época en la metrópoli mesoamericana, con implicaciones que refieren a la economía, la religión y la filiación étnica de los primeros ocupantes de uno de sus barrios, La Ventilla, quienes probablemente fueron de origen totonaco y tuvieron un peso político importante.

En la cúspide de la Pirámide del Sol, a 66 m de altura, arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) localizaron la escultura más grande de Huehuetéotl, dios viejo o del fuego, hallada hasta ahora en Teotihuacan, en el Estado de México, además de dos estelas completas de piedra verde y el fragmento de otra.

(Con información de Redacción)

elizabeth.ruiz@eleconomista.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s