Dudas sobre “El hombre de negro” en Concordia.

 

A semanas de la supuesta aparición de “El hombre negro” en el aeropuerto “Comodoro Juan José Pierrestegui” de Concordia, los ciudadanos siguen con interrogantes sin obtener explicaciones al caso. Fuentes extraoficiales indicaron a AIM que sería un extraterrestre con características humanas y que habría varios en el mundo.
Tras dialogar con ciudadanos de la localidad de Concordia, AIM constató que la aparición de “El hombre de negro” sigue generando dudas sin respuestas. “Queremos saber más, tener información sobre lo sucedido”, señalaron los vecinos. Fuentes extraoficiales indicaron a esta Agencia que “en el mundo, habría muchos seres extraños de este tipo y que son una especie de humanos-extraterrestres, si bien la fisonomía cambia en algunos aspectos”, explicó a AIM.
 
El caso
Un matrimonio oriundo de Concordia que paseaba su perro el domingo en zonas aledañas al aeropuerto “Comodoro Juan José Pierrestegui” de esa localidad, asegura haberse cruzado con un “extraño ser, posiblemente un extraterrestre, que después subió a una avioneta que desapareció intempestivamente”.
La pareja “lo vio aparecer de la nada” y “desaparecer de la misma forma”. De hecho, los radares del aeropuerto “no registraron llegada ni salida de avionetas en ese momento”, señalaron a AIM desde la Policía local.
Por su parte, la directora del Museo del Ovni en Victoria manifestó que Esto ha sucedido en el mundo entero, son personas que no tienen contacto con el ser humano y que realmente llaman la atención por su forma de caminar, sobre todas las cosas, y por su actitud. Así como aparecen, desaparecen. Nosotros, rápidamente, cuando vemos algo así, es imposible no darse cuenta de que no tiene nada que ver con nosotros. Si bien son de apariencia humana, son muy diferentes en el accionar”.
El testimonio de Claudia
Claudia y su esposo paseaban el perro, “bien en contra del alambrado del aeropuerto. De golpe miramos para atrás y apareció un personaje totalmente extraño, diferente, que venía caminando. Apareció de la nada, todo vestido de negro, altísimo, caminaba súper erguido, era muy blanco, con anteojos negros y dos maletines del mismo color. Íntegro de negro y él blanco. Venía caminando, ni se inmutaba por nada, caminaba derecho, tipo automatizado”.
Fue entonces cuando la mujer le dijo a su marido que el personaje le parecía un extraterrestre, “porque apareció de golpe, de la nada y ni se inmutó, ni por el perro, ni por nosotros. Siguió caminando, se dirigió hacia una avioneta, cargó sus maletines y no se vio más nada, no se lo vio más”, enfatizó.
Además precisó que en el lugar “había más gente, pero no tan cerca del alambrado del aeropuerto, estaban en una camioneta, por otro lado. Nosotros habíamos dejado el auto más adelante y estábamos caminando, paseando al perro”, comentó.
Para Claudia, “el hombre era diferente, vos te das cuenta de ese tipo de cuestiones, vos lo percibís. Mi perro es grande, te llama la atención”, remarcó y aclaró que no sintió miedo. Sin embargo, percibió que “no era una persona común, por la forma de caminar, de dirigirse tan erguido sin irse para ningún lado, era una cosa extraña. Además, vestido con el cuello del saco para arriba. Raro, muy raro…”.
-¿Vieron el despegue de la avioneta?
“No, no se vio más nada después, es como que desapareció de golpe”, contó.
“Es algo que dudás en contarlo, porque generalmente las personas dicen que no puede ser. Buscan explicaciones lógicas y la lógica no funciona con estas cosas. A veces, uno percibe este tipo de cosas, yo realmente pensé que no era un ser humano común”, concluyó la mujer.
Antecedentes
Los hombres de negro son parte de los relatos asociados a ovnis, que cada tanto y en forma aislada aparecen. En la Argentina, hubo numerosos casos, allá por fines de los 60 y principio de los 70, generando casos realmente interesantes. “En principio comenzaré narrando una historia que nos tocó muy de cerca, ya que el relato viene directamente de la boca de mi marido, Jorge Pérez Simondini”, indicó Silvia del Museo del Ovni.
“En ocasión que realizaba una auditoría para la flota pesquera de la empresa Perez Companc, dio con el tripulante, más precisamente el jefe de máquinas, que le relató que en un viaje de traslado de personal desde el Puerto del Golfo San Jorge semicircular localizado en la costa atlántica de Argentina, en la Patagonia frente al mar Argentino. Administrativamente, las costas y sus aguas pertenecen a las provincias del Chubut y Santa Cruz), hasta la plataforma submarina de YPF, cuando a mitad del camino, algo altera a toda la tripulación, generando que los marineros y el personal técnico petrolero, se asomaran por uno de lados de la embarcación. Grande fue la sorpresa cuando vieron pasar a gran velocidad, en recorrido paralelo al barco, una luz por debajo del agua, que unos km. más adelante, salió del agua, para que en vuelo vertical y en ascenso veloz, se perdiera en el infinito del cielo”.
Vista del Golfo San Jorge
“La experiencia es de por si increíble, pero lo que sucedió días más tarde aún más. Cuando el personal tocó puerto con el cambio de tripulación, unos hombres vestidos de negro, los aguardaban para tomarles entrevistas a cada uno de ellos, con métodos intimidatorios y amenazantes, a partir de sus fuentes de trabajo, en caso que quisieran contar la historia de lo vivido con otras personas.
“Esta historia, del año 1968, quedó oculta y es la primera vez que la contamos, dado que pasaron muchos años y la mayoría de los testigos son personas fallecidas”, agregó Simondini.
“El 3 de agosto de 1965, el ingeniero Rex Heflin logra fotografiar las evoluciones de un Ovni cerca de Santa Ana, California. Obtiene cuatro fotografías, las tres primeras mostrando al objeto sobre la carretera y la cuarta toma un anillo de humo dejado al irse. En ese mismo año, dos seres visitaron a Heflin el 22 de septiembre por la noche, pidiéndole los negativos y fotografías originales, ya que “ellos” pertenecían al Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (Norad) y le solicitaron que no hablara más del asunto. Heflin accedió al pedido”.
Más tarde, “se comprueba que esos individuos no pertenecían al Norad y los negativos originales nunca fueron devueltos. Pasados 25 años de los hechos, nuevamente este caso tomó notoriedad al “aparecer” las fotografías originales en el buzón de su domicilio. Los análisis de las mismas desarrolladas con las más modernas técnicas disponibles en la actualidad han confirmado la realidad de las tomas. El incidente Rex Heflin volvió a ser noticia, envuelto otra vez en un misterio”.
Caso de Necochea
El 29 de agosto de 1962, ocurre el caso conocido como el “Incidente de Necochea”. El protagonista principal Osmán Alberto Simonini, observa y es perseguido por un Ovni en la ruta bonaerense que une La Dulce con Necochea, mientras viajaba con destino a la ciudad costera.
“Este caso fue investigado por el oficial Principal Juan José La Terza, al día siguiente de los sucesos, quien elevó un Memorándum informando acerca de la presencia de un raro artefacto, y calificando al testigo de “muy buena reputación y totalmente confiable en sus dichos”. Finaliza el mismo, certificando al incidente como un HECHO REAL, tal cual como lo relata el protagonista. Se detalla el avistaje de un objeto, el paso por el campo dejando evidencias físicas y/o fisiológicas al testigo, su posible persecución”.
“Este caso, investigado por Guillermo Gimenez, años más tarde, entrevista a Simonini, quien relata que tenía miedo en contar lo ocurrido, porque pocos días después de su incidente, y luego de la investigación mantenida con el oficial, se hicieron presente en su taller mecánico dos hombres vestidos de negro quienes le alertaron que olvidara lo sucedido y que por supuesto no detallara a nadie más, ya que algo le podría ocurrir”.
El testigo, recuerda que le llamó poderosamente la atención el color de sus vestimentas (color negro) y todos con ropas similares. Sus estaturas aproximadas a 1,70 mts, morenos “parecían extranjeros”, debido al rasgo de sus rostros, nórdicos, como los esquimales.
Definición de los hombres de negro según los investigadores
Los Hombres de negro (del inglés Men in Black, MIB) serían, según parte de la cultura que involucra al fenómeno ovni a partir de los hechos investigados por especialistas en el fenómeno, presuntos agentes secretos gubernamentales o extragubernamentales, encargados de ayudar a ocultar una hipotética presencia extraterrestre en la Tierra. A veces se da a entender que los extraterrestres pueden ser ellos mismos. El investigador Bill Moore cree que los Hombres de negro forman parte de la Oficina de Investigaciones Especiales de la Fuerza Aérea (Afosi), un departamento de seguridad interno de los Estados Unidos constituido en 1948 y adecuado después al FBI para investigar las actividades criminales dentro del seno de la Fuerza Aérea y sus contratistas de armas, ya que una de las misiones de la Afosi es la de proteger la tecnología, los programas y al personal sobre una crisis global de “amenazas externas”.
“Las hipótesis y teorías sobre el fenómeno fueron y son increíblemente numerosas, pero más allá de huellas en los campos, luces en el espacio aéreo, en los campos, algún que otro avistamiento de entidades (aparentemente desconocidas) no existe la evidencia que certifique su naturaleza”, expresó Silvia Simondini.
“Hoy, estamos ante un caso que por primera vez, (y solo hablo de mi persona,) me hace pensar fuertemente en la posibilidad de que no están materialmente frente a nosotros, sino en otra dimensión. Nunca como en este caso, lo vi tan claro”, añadió.
“El hecho de aparecer de la nada; caminar a poquísimos metros de los testigos y ellos darse cuenta que no los registraba (tampoco a su perro, de gran tamaño); que se desplazaba como robotizado como si estuviese solo en el mundo; con una altura de casi 2,50 m, (evidentemente fuera de la altura humana) y su piel llamativamente blanca; todo vestido de negro; nos habla de un personaje que nada tiene que ver en nuestra realidad”, manifestó acerca del fenómeno sucedido en Concordia.
“La cuestión era, que ese ser no estaba realmente ahí, estaba en otra dimensión. Yo no sé si será por la misma naturaleza, que de alguna manera nosotros los humanos, en algún momento podemos visualizar ese otro mundo”, puntualizó.
Características más comunes de los hombres de negro
-Visten impecables trajes negros.
-Viajan en automóviles del mismo color, predominando los modelos antiguos de Cadillac.
-Su tez es oscura, o bien muy pálida, siendo sus rasgos faciales vagamente orientales.
-Voz atiplada, o de resonancia metálica.
-Modales corteses pero amenazantes.
-También se han descrito casos de comunicación telepática, sensación de vivencia onírica y otros sucesos desconcertantes.
-Llevan trajes oscuros, sombreros oscuros, corbatas oscuras, zapatos y calcetines oscuros, pero camisas blancas.
-Los testigos comentan a menudo su aspecto impecable.
-Toda la ropa que llevan parece recién comprada.
-Las caras de los visitantes son descritas como vagamente extranjeras, casi siempre “orientales”; muchas descripciones hablan de ojos almendrados.
-Tienen en general rostros serios y carentes de expresión
-Sus movimientos son rígidos y torpes.
-Su actitud es formal, fría, siniestra, casi amenazadora; nunca son simpáticos, aunque tampoco demuestran hostilidad.
-Los testigos han sugerido muchas veces que no parecían humanos.
Algunos avances del caso del ser de Concordia
Junto a la observación del individuo de gran altura y de tez muy blanca, con movimientos robóticos, otros de los aspectos llamativos del caso, era la observación por parte de los testigos, de un avión, en el cual se introdujo, portando en el interior de la aeronave, de los dos maletines que portaba. Sin embargo, los testigos no pueden precisar, como es que desapareció el avión.
Pues bien, el dato fundamental era confirmar los movimientos del aeródromo del día y hora de los hechos.
Silvia se comunicó con Manuel, el operador que estuvo a cargo de la torre de control en la fecha del suceso. Este confirmó a la investigadora, que ninguna aeronave operó en el ámbito del aeródromo ese día.
Sin embargo, esta no es la única fuente de verificación del hecho. El periodista, Matías Hojman, conductor del programa La 5 Pata, por la radio Oíd Mortales, 88.9 Mhz de la ciudad de Concordia, y quien fuera que pusiera a la luz el caso, confirmó por intermedio del Jefe de la Policía Departamental, Sergio Mendoza, se comunica con él, solicitándole los datos de Claudia, en la posibilidad que hubiera realizado una denuncia sobre el caso. Ante la negativa, sobre este punto, Matías, le pregunta qué información había podido reunir, confirmando el Jefe de la Departamental, que el día del hecho, ninguna aeronave operaba en la zona.
(FUENTE: aimdigital.com.ar)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s