Casas embrujadas de Estados Unidos: El Hotel Crescent.

 

Se ubica en Eureka Springs, Arkansas, y es un hotel y spa histórico magnífico, en la cresta de la Mountain West. Este hotel y balneario fue construido en 1886 y aún hoy es uno de los lugares más famosos y de visita obligada en Eureka Springs.
 
El hotel, cuando de especial estilo arquitectónico, con paredes de 18 pulgadas, balcones sobresalientes, algunas torres y tiene como el elemento más singular es la hermosa chimenea de piedra situado en el vestíbulo. Cuando el hotel fue completamente terminado, su construcción tuvo un costo de hasta 294.000 dólares de la época. La inauguración tuvo lugar el 20 de Marzo de 1886 y fue nombrado por el complejo hotelero más lujoso de América: el “Eureka Springs Times.” Las habitaciones de lujo y bello paisaje impoluto, hizo que este hotel único, de 1908 a 1924, se convirtiera en el Escuela y Conservatorio Crescent para jovencitas y sólo durante los meses de verano se utilizaba como un hotel propiamente dicho. Pronto, la universidad no pudo mantener la conservación y los gastos, así que después de 16 años la universidad fue cerrada.
 
A través de los años, el Hotel Crescent ha funcionado bajo muchos nombres y ha tenido otras funciones (incluso hospital de cáncer en algún tiempo), sin embargo, los fantasmas que deambulan aún por los pasillos que nunca cambian.
 
En 2002, su renovación fue completada y el magnífico hotel fue completamente restaurado a su estado original. Puede ser el hotel más bonito en toda la zona de los Ozarks,…. pero también se reafirmó por ser el lugar con más fantasmas en todos los Ozarks.
 
Aquí están las historias y las apariciones fantasmales que se han visto en el actual hotel The Crescent Hotel y Spa.
 
El fantasma de un albañil irlandés llamado “Michael” -por el personal-, es el que se ve con más frecuencia que cualquier otra aparición: se cree que fue uno de los canteros que ayudó en la construcción del hotel en 1866. La leyenda dice que mientras que Michael estaba trabajando en el techo, cuando perdió el equilibrio y se cayó. A esta presencia le gusta jugar con las luces, los televisores y abrir las puertas,… cuando no decide ser aún más travieso y aterrador: le encanta atravesar con su mano espectral el espejo del baño de la habitación 218 (le recomiendo que no la reserve)
 
En el tercer piso del hotel, se puede obtener con suma facilidad la visión de una enfermera vestida de blanco empujando una camilla en el pasillo: este espectro sin nombre es sólo vista después de las 11 de la noche, la hora en que justamente los pacientes con cáncer que vivieron y murieron en el pasado en el hotel, era trasladados de sus habitaciones. Igualmente, “Teodora”, es una antigua paciente de cáncer que aún permanece en la habitación 419: ella sólo ha sido visto por las mucamas del hotel. Parece ser algo tímida, ya que ella sólo se presenta de improviso y luego se desvanece.
 
Existen muchos otros fantasmas y presencias en el Crescent Hotel & Home Spa y si usted lo decide visitar, no sería raro que usted pueda encontrarse en algún momento conversando con un espíritu del pasado, que sólo quiere escuchar,…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s