De paseo por hoteles misteriosos.

Sórdidas historias, crímenes sin resolver, extraños fenómenos… Hay hoteles en el mundo famosos por tener una misteriosa historia tras ellos. Holiday Check, una empresa de Suiza sobre viajes y hoteles que opera por Internet, ha sacado a la luz hoteles con historias escalofriantes. Se trata de seis hoteles con una historia mágica, que esconden secretos que son seña de su identidad y, muchas veces, reclamo de turistas.
Es el caso de la habitación 222 del Hotel Matress, en Memphis. Allí fue encontrado el cadáver de Sony Milbrook, bajo el colchón, en el armazón metálico de la cama. Un trágico suceso que marcó para siempre el destino de este hotel. Como él, el Timberline Lodge de Oregón ha sido descrito como «maldito» porque debido a su espectacular aspecto y ubicación fue utilizado para rodar películas como «Sombras en el silencio», «El paso de la muerte» y «El Resplandor». Aunque el dueño del hotel nada tiene que ver con el atormentado personaje interpretado por Jack Nicholson, es inevitable que el visitante se sienta invadido por la misma atmósfera que los protagonistas vivieron en la película.
No se queda atrás el Prins Hendrik de Ámsterdam (Holiday Check ofrece habitaciones por 95 euros la noche). Allí, una habitación en particular despierta un especial morbo entre los fanáticos del jazz, y es que el mítico músico Chet Baker falleció en extrañas circunstancias en ese lugar: cayó por la ventana, una misteriosa noche de mayo del 1988. Más tragedias han visto las paredes del histórico Hotel Beau Rivage (noche a partir de 313 euros con Holiday Check), en Ginebra: la emperatriz Isabel fue apuñalada allí, al regresar de unas compras. Casi un siglo después apareció muerto, en la bañera de la habitación 317, el político alemán Uwe Barschel. Hoy ese hotel es lujoso, elegante y… profundamente misterioso.
Aunque más que misteriosos, hay hoteles que se identifican más con el adjetivo de «encantados». Es el caso del Hotel Jekyll Island Club (pernoctar allí puede costar sólo 139 euros con Holiday Check), en Georgia. El magnate Samuel Spencer leía meticulosamente el periódico, cada mañana, en el lounge de este exclusivo hotel. Era una rutina de este extravagante rico. Tras su muerte, ocurrida en trágicas circunstancias (fue asesinado en un tren), empleados y gerencia del hotel aseguró que comenzaron a notar cómo los periódicos y tazas de café desaparecían misteriosamente. ¿Estrategia de marketing o una inexplicable historia? En Holiday Check dicen desconocer la respuesta, pero lo califican como hotel de culto.
Y la historia del morbo continuará en Nueva York, donde dentro de poco será posible pernoctar en la antigua clínica psiquiátrica de Manhattan donde estuvo bajo tratamiento el asesino de John Lennon, Mark David Chapman. Se trata del Hotel Bellevue, un edificio reformado que se construyó en 1931 en el corazón del River Side. El que renacerá como hotel de lujo fue el sitio más sórdido de toda la ciudad: criminales, enfermos mentales y asesinos fueron a parar entre estas cuatro paredes. ¿Quedará parte del tormento y la locura de sus antiguos moradores? Sea como sea, el Bellevue se añadirá en breve a la lista de macabros hoteles, espacios que cada vez son más escogidos por los turistas que buscan que sus vacaciones sean toda una experiencia.
(FUENTE: enmemoria.com)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s