Fotografìan fantasma de un antiguo condenado a muerte.

Salteadores de caminos, asesinos, ladrones… Los delincuentes más terroríficos fueron sometidos a ejecuciones públicas en la Galería de Justicia de Nottingham (Reino Unido). Este lugar está considerado como uno de los más embrujados del país y una pareja de turistas ha tomado fotografías de lo que ellos consideran que es el fantasma de uno de estos temibles delincuentes.
La galería de Justicia de Nottingham fue testigo de la ejecución de cientos de criminales que fueron condenados a muerte. Ahora, este terrorífico lugar se ha convertido en un museo donde muchos de sus visitantes dicen haber sido testigos de apariciones y fenómenos espeluznantes.
 
El diario The Telegraph, publica una fotografía tomada por una pareja en uno de los calabozos de la prisión en la que afirman que aparece un inquietante ser sobrenatural.
Christine Spice, según cuenta el diario británico, visitó la antigua prisión con su pareja Denyer a principios de este mes y tomaron una fotografía en la que aparece lo que ella describe como «una masa extraña de color blanco, como una figura masculina del mal.» La mujer asegura, además, que en la imagen también aparece un niño vestido de época.
Presencias malignas
Christine, afirma en el diario británico, que realizaron la visita guiada al museo y «pudimos sentir la presencia espiritual en todo el edificio». La mujer asegura que durante la visita a las celdas «sentí una presencia realmente maligna».
«El sentimiento del mal era abrumador, me asusté y tuve que salir corriendo», explica Christine, «una vez fuera nos fijamos en la foto y vi el resplandor blanco, como una enorme aura amenazante».
El tribunal de la Galería de Justicia funcionó desde 1375 y fue prisión desde 1449. Este es el único lugar de Gran Bretaña donde los delincuentes podían ser juzgados, condenados y sentenciados. Algunas ejecuciones se realizaron incluso en la entrada del edificio.
«Sentía espíritus por todas partes»
La Galería contiene las celdas originales, mazmorras, dos salas de audiencias, y varias cuevas medievales, donde se tomó la foto. «Sentía espíritus por todo el edificio», cuenta la autora de la foto, «incluso sentí que alguien me tiraba del pelo y cuando me di la vuelta no había nadie».
Tim Desmond, director ejecutivo del museo, explica a The Telegraph, «el personal del museo están acostumbrados a experimentar fenómenos sobrenaturales, no es sorprendente ya que era un lugar de castigo desde la Edad Media».
(FUENTE: telecinco.es)
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s