Aparecidos en el Monasterio de la Cartuja.

 

Por: José Manuel García Bautista

Fenómenos inexplicados en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.

Sevilla, ciudad milenaria, ciudad con tradición e Historia, con enigmas pasados, presentes y futuros y lugares emblemáticos no exentos ni preñados de misterios… Uno de esos lugares es el monumental y siempre elegante Monasterio de las Cuevas.

El Monasterio de las Cuevas ya dejó –años atrás- inquietantes visiones de imposibles teleplastias y algún relato de aparición mariana, sin embargo, en su interior, hay mucho más…

Nuestro testigos de lo insólito, nuestra nueva víctima del misterio, es un vigilante de seguridad que con la respiración cortada aún y los bellos de punta no acertaba a contar lo que había vivido hasta que el sosiego no llegó a su cuerpo: “Estuve allí un mes siempre de turno diurno, antes de terminar el mes me comentaron que fuera de turno de noche con el compañero para aprender el servicio nocturno. Quedé con el compañero en cuestión y llegue al monasterio, si de día imponía de noche ni te cuento… Ahí se daban rondas por lo que es la iglesia y crujías (antiguas celdas de los montes), unas naves que rodean la iglesia; aparte de la zona de oficinas. En una de las crujías se exponen obras de arte contemporáneo al ser el monasterio el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. En otra de las crujías hay despachos y en la otra es donde se preparan las obras…” relataba nuestro protagonista, al que llamaremos Antonio. “Pues bien el compañero me enseña donde apagar varias cosas y entre esas esta el hilo musical que se escucha en la iglesia, lo que me llama la atención es que me lo recalca varias veces… Procedemos a ir ala parte de la iglesia para cerrar e ir apagando algunas luces. De repente empiezo a escuchar cantos, como los cantos gregorianos de monjes. Lo curioso es que se escuchaban muy bajitos…, me quedé mirando al compañero y me miró, y dijo que no echará cuenta. Seguimos por la crujía que sirve de exposición y llegamos a la otra. Al abrir la puerta me dio una bocanada de aire frío bestial y le digo, de cachondeo, al compañero: “esto se pasaban con el aire acondicionado” y me se echa a reír y me dice que busque donde están los aparatos de aire. No había ni uno encendido…, ya se me estaba poniendo el cuerpo un poco chungo. No era lógico ese aire y ese frío, no era lógico…”

Tras ello nuestro testigo sigue su experiencia: “en la otra crujía no pasó nada y terminamos la ronda por esa parte y fuimos a un patio (creo que se llama mudéjar). Entramos en una habitación donde hay dos tumbas de mármol blanco una mujer y un hombre, creo recordar que fueron nobles que ayudaron a los monjes y fueron enterrados allí. Lo curioso es que olía a flores y allí no había ninguna. El compañero me dijo que a él siempre que le ocurrían cosas se iba allí y se calmaba con ese olor…, y te aseguró que es verdad, que te inunda una paz alucinante. Yo e ido de día a ese sitio y no huele a nada. Ya el compañero se sinceró y me dijo que los cantos los había escuchado más de una vez y que lo del aire y el frío también, y me dio un consejo: “que no me quedará en el servicio si podía y me fuera a otro”. Yo, al compañero, lo conocía desde hacía tiempo y la verdad que me lo dijo por mi bien. Al tiempo me enteré que se había ido de la empresa con otro compañero y eso que llevaba mucho tiempo de vigilante. Como es de suponer no me quedé en el servicio y me destinaron a otro sitio. Aquello desde luego tiene mucho tema paranormal José Manuel, lo que pasa es que no se hablaba del tema”

Y lo más inquietante es que otros vigilantes han podido ver a un monje, con ropas como de otro tiempo pasearse por aquellos mismos pasillos, encantados pasillos del Monasterio de la Cartuja.

Es tan amplia la historia de este recinto sevillano que cualquier vestigio de su pasado puede tener incidencia en los hechos que se manifiestan en el presente: psicofonías, parafonías, orbes y un sombrío personaje espectral…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s