Estudio: La creencia en lo sobrenatural surge de lo natural.

Investigadores de la Universidad de Texas presentan en Austin un estudio sobre cómo la creencia en lo sobrenatural radica en nuestra cognición.
Francis Collins es un popular genetista involucrado en la decodificación del genoma humano y director actual de los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos. También es evangélico. Para muchos, Collins representa una minoría de científicos que consigue combinar y conciliar la ciencia con la religión; pero no todos están de acuerdo con esta vía, de hecho, el conocido autor Richard Dawkins lo califica como una “traición a la ciencia”.
“Es realmente difícil saber por qué hay personas inteligentes, educadas en la evolución, que deciden seguir caminos religiosos. Me parece que es una traición a la ciencia. Esas personas tienen una agenda religiosa que, por razones que a lo mejor sólo ellos saben, elevan por encima de la ciencia”, expresó el biólogo durante una entrevista.
La ciencia nos brinda las razones de que poseamos un cerebro creyente. La biología de la evolución nos presenta las distintas funciones y beneficios que la confianza y el juicio nos han regalado, tanto en lo social como en la supervivencia individual. Por otro lado, investigaciones arqueológicas explican cómo las culturas han sazonado nuestras creencias, convirtiéndolas, como a tantos otros elementos humanos, en productos de los tiempos. Ahora, durante la reunión anual de la Sociedad de la Personalidad y la Psicología Social, en Austin, investigadores de la Universidad de Texas presentan un interesante estudio sobre por qué la creencia en lo sobrenatural es verdadera y completamente natural.
“Ante la falta de información respecto a mecanismos causales, nuestra investigación demostró que los prejuicios intuitivos en el razonamiento causal, como la repetición, el número de pasos del proceso y la especificidad de los detalles de procedimiento, se utilizan para evaluar la eficacia de los rituales”, explica Cristine Legare, quien junto al investigador André Souza se fueron a Brasil a experimentar con rituales.
En Brasil existen unos rituales conocidos como Simpatias. Los investigadores nos dan un ejemplo de uno de estos rituales usado para dejar de fumar: “Recoge siete manzanas rojas directamente de un manzano. Por la mañana, antes de comer cualquier cosa, pela las manzanas, cómetelas y guarda la cáscara. Justo antes de irte a la cama, prepara un té con ella”.
“El contenido de los sistemas de creencias sobrenaturales varía dramáticamente en todas las culturas, sin embargo, la estructura básica de los sistemas de creencias sobrenaturales es notablemente consistente”, explica Legare. “Las creencias sobrenaturales están limitadas por nuestro sistema psicológico universal y por lo tanto son notable y psicológicamente naturales”.
Con el objetivo de analizar esta propuesta, los investigadores experimentaron con sus propias simpatias, produciendo rituales experimentales para luego probar cuáles aspectos hacen a la gente creer que funcionan. Los investigadores trabajaron en la ciudad Belo Horizonte, en el sureste de Brasil, con personas reclutadas en clínicas de salud; después, replicaron la investigación con estudiantes universitarios en Estados Unidos. Este es un ejemplo de uno de los rituales creados por ellos:
“El primer día de la última fase del cuadrante lunar, toma leche de un coco y dásela a beber a la persona afectada. Después, pídale que escupa tres veces en el agujero del coco. Luego, encienda una vela blanca nueva y coloque la cera alrededor del agujero hasta que lo cierre. Lleve el coco a una playa o a un río lejano”.
Legare y Souza obtuvieron resultados sobre la cognición cerebral con sus estudios. Por ejemplo, en el 2012 encontraron que la especificidad de los procedimientos era un factor determinante para que la gente creyera que la simpatia funcionaba. Durante otro trabajo más reciente en Ciencia Cognitiva, relacionaron las creencias con la falta de control.
“Proponemos que los rituales proporcionan un medio para hacer frente a los sentimientos de aversión asociados a la falta de control”, escribieron entonces. “De hecho, una de las características más notables de la cognición humana es su capacidad de utilizar tanto el razonamiento sobrenatural como el científico para explicar el mundo. El proceso por el cual nuestro sistema cognitivo permite que caigamos en un razonamiento científico sofisticado por un lado y también entretener la sobrenatural es realmente intrigante”.
Para Legare, el pragmatismo que nos aleja de lo natural es una forma de controlar mucho mejor nuestras vidas. Los investigadores indican, sin embargo, que la mayoría de las personas que creen en los sobrenatural y la magia, también aceptan la medicina biológica como respuesta. Aún así, el descubrimiento, la educación y la información parecen acrecentar el pragmatismo, escepticismo y el requerimiento de evidencias; aún así, la evolución de nuestra biología, la idea de una autoridad siempre correcta y la influencia cultural son realmente fuertes, tanto así como para darnos ejemplos como el de Collins.
(FUENTE: hechosdehoy.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s