La meditación alivia la ansiedad, la depresión y el dolor: estudio.

La meditación mindfulness ayuda a controlar la ansiedad, la depresión y el dolor, según revela una revisión de la literatura médica.
Tras analizar 47 estudios publicados, un equipo halló evidencia moderada de la utilidad de esa técnica para tratar esos trastornos. Observó también que la meditación no parecía influir en el ánimo, el sueño o el consumo de sustancias.
“Muchos piensan que la meditación es sentarse quietos sin hacer nada únicamente. Eso no es así. Es un entrenamiento activo de la mente para aumentar la conciencia y cada programa lo enfoca de distinta manera”, dijo por e-mail el autor principal, doctor Madhav Goyal, de The Johns Hopkins University, Baltimore.
En JAMA Internal Medicine, el equipo de Goyal explica que las técnicas de meditación insisten en el poder de la mente y la concentración.
La llamada meditación mindfulness está orientada a lograr que la mente preste atención a todos los estímulos que recibe, como los sonidos del ambiente, sin concentrarse demasiado. En cambio, el mantra orienta la concentración a una palabra o sonido.
El 9 por ciento de los estadounidenses practicaba meditación en el 2007, según informaron los Institutos Nacionales de Salud. El 1 por ciento lo hacía con fines terapéuticos.
El equipo revisó varias bases de datos electrónicas y halló 47 estudios sobre un total de 3500 participantes con algún trastorno, como ansiedad, dolor o depresión, que, al azar, practicaron meditación u otra actividad.
Luego de combinar la información, los autores observaron que la meditación mindfulness había logrado reducir un 5-10 por ciento los síntomas de ansiedad y un 10-20 por ciento los síntomas de depresión con respecto de otras actividades.
“Es un efecto similar al que estudios previos les habían atribuido a los antidepresivos en poblaciones parecidas”, dijo Goyal.
Además, la meditación mindfulness estuvo asociada con una reducción del dolor, aunque Goyal no pudo responder qué tipo de dolor sería más sensible a la meditación.
Los beneficios de la meditación no superaron lo que habitualmente se le atribuyen a otros tratamientos, como los fármacos y el ejercicio, para los mismos trastornos.
El autor insistió en que el equipo no halló nada más que evidencia moderada de la utilidad de la meditación en el tratamiento de la ansiedad, la depresión y el dolor.
“Los médicos deberían conversar con sus pacientes sobre cómo los programas de meditación pueden aliviar el estrés psicológico, sobre todo cuando los síntomas son leves”, sostuvo Goyal.
El doctor Allan Goroll, autor de un editorial sobre el estudio, opinó que la revisión es un ejemplo de un área que está demandando la realización de estudios científicos porque mucha gente toma decisiones terapéuticas a partir de creencias en lugar de información.
“Eso ocurre especialmente con los enfoques alternativos y complementarios del tratamiento de una enfermedad. Incluyen desde el uso de vitaminas hasta los procedimientos que cuentan con muy poco respaldo científico, pero mucha confianza popular”, explicó Goroll, profesor de la Facultad de Medicina de Harvard y el Hospital General de Massachusetts, Boston.
Goyal recomendó recordar que la meditación no fue concebida para tratar una enfermedad en particular, “sino que es un viaje para aumentar la conciencia del entorno y conocer mejor la vida interior. El mejor motivo para meditar es obtener ese conocimiento. Mejorar la salud es un efecto secundario y es mejor considerarlo así”.
(FUENTE: panorama.com.ve)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s