Los misterios de San Valentín.

¿Pero quién era este Valentín que celebran los enamorados cada año el 14 de febrero, y cuáles son las costumbres relacionadas con esta fiesta?

Se atribuyen varios orígenes a San Valentín, día de los enamorados


La primera versión hace referencia a un párroco de Roma, llamado Valentín, que murió por haber afirmado su fe en la religión cristiana. Mientras que el emperador Claudio prohibía a los hombres jóvenes casarse, porque pensaba que los solteros eran mejores soldados, el párroco Valentín, seguía casando a las jóvenes parejas en secreto. El emperador lo hizo lapidar. Pero justo antes de morir, devolvió la vista a la hija ciega de su carcelero, lo que generó numerosas conversiones al cristianismo. Desde entonces, los novios, los jóvenes que se van a casar, aquellos que temen sufrir de la peste o las personas sujetas a los desmayos, se han puesto bajo su protección. Varios siglos después de su muerte, Valentín fue canonizado en honor a su sacrificio en favor del amor.

Otra versión pretende que la fiesta de San Valentín haya sido instaurada para contrarrestar las Lupercales, fiesta pagana celebrada el día de la fertilidad y dedicada a Lupercus, dios de los rebaños y de los pastores.

Por último, también se dice que en la Edad Medad, alrededor del 14 de febrero, se observaba que los pájaros se pareaban, para cuando llegara el buen tiempo. En base a estos ejemplos, los hombres encontraron que este día era propicio para declarar su amor. Así es como, desde entonces, para San Valentín, las chicas jóvenes acechaban a los pájaros en el cielo, y cada Valentín buscaba su Valentina, para estar acaramelados en primavera.

Costumbres

La principal costumbre de San Valentín es aquella relacionada con el futuro marido: se solía decir: “un pájaro por un marido”. Las chicas jóvenes que observaban a los pájaros en el cielo, intentaban adivinar quién sería el marido que les estaba destinado. Un gorrión era la señal de un matrimonio feliz, pero con un hombre poco adinerado, mientras que un petirrojo significaba un matrimonio con un marinero y un jilguero, un matrimonio feliz y adinerado…

En la antigua Lorena, el 14 de febrero los hombres jóvenes apuntaban en una lista el nombre de la mujer que habían elegido como Valentina. Y le obsequiaban con pequeños regalos durante todo el año. Cuando varios chicos elegían a una misma chica, éstos tenían que defender su causa ante un “tribunal”, el vencedor podía entonces ofrecer regalos a su Valentina.

Al contrario, cuando una chica quería dar a entender sus sentimientos a un chico, dejaba caer un pañuelo al pie de éste, para llamar su atención.

A partir del siglo XII, en los países anglosajones, los enamorados intercambiaban “valentines”, es decir mensajes de amor, escritos en tarjetas. Éstas estaban realizadas a mano por los valentines. También se practicaba entre amigos. Además, en algunos países, los niños siguen esta costumbre de intercambiar tarjetas con sus amigos, en muestra de su amistad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s