Cuatro casos de teleportación sorprenden al mundo OVNI.

Dos grupos de investigadores de fenómenos ovnis coinciden por estos días en reunir más precisiones que permitan profundizar sobre los que sin duda fueron los episodios más significativos en materia ufológica en 2012: cuatro casos de teletransportación, uno en La Plata y tres en La Pampa, todos ocurridos entre noviembre y diciembre pasados en áreas donde habitualmente se registra una intensa actividad ovnilógica.
Los cuatro casos que actualmente la Fundación Ovnilógica Argentina (FAO) y el grupo Centro de Estudios Ufo (CEUFO) están documentando, tienen que ver con las experiencias increíbles relatadas por automovilistas que de repente vieron acelerado en el tiempo el recorrido que estaban realizando pero sin que hayan tenido constancia consciente de esa situación, en lo que los estudiosos de la actividad ubican dentro de otro fenómeno conocido como “missing time”.
Luis Burgos, titular de la FAO y miembro de la la Red Argentina de Investigación Ovni (RADIO), precisó a MAS ALLA DEL MISTERIO que los cuatro casos de teletransportación ocurrieron afines del año del año pasado y la mayoría de esos episodios tuvieron como escenario la Ruta Nacional número 5, que une la Capital Federal con Santa Rosa, La Pampa.
“Lo realmente singular de los casos denunciados es que sucedieron en zonas donde son frecuentes las manifestaciones ufológicas”, explicó Burgos, que lleva a cabo la investigación de esos hechos junto a su colega titular de CEUFO, Oscar Alfredo Mario.
Para Burgos, resulta llamativo que “los episodios que sucedieron en La Pampa hayan ocurrido sobre la Ruta 5 y el caso de La Plata, en la célebre Zona 72, un sector de la ciudad que suma gran cantidad de hechos de connotación ovnilógica”.
El de la Zona 72, puntualizó Burgos, se centra en la experiencia vivenciada por dos compañeros de trabajo que a diario realizan el trayecto que va del barrio platense de Los Hornos a la destilería de YPY, en Ensenada, un tramo que les insume en auto poco más de una hora de viaje. Sin embargo, el pasado 19 de noviembre el viaje se acortó inexplicablemente en más de quince minutos, sin para que los dos testigos de la situación exista una justificación razonable.
Los dos compañeros de trabajo realizaban el trayecto alterado en su relación tiempo-espacio a bordo de un Ford Escort que nunca, aseveró Burgos, podían haberlo hecho en 45 minutos dado que salieron de Los Hornos a las 5 y 40 minutos después aparecían frente a la planta sin que tuvieran en claro cómo lo habían hecho ni que había ocurrido en el viaje ni de lo que habían conversado en el habitáculo.
El detalle atractivo sobre el que Burgos hace hincapié es que la última referencia consciente de los dos testigos fue cerca de la Zona 72, es decir el tramo de la avenida de ese número que corre entre las calles 10 y 20, sobre un boulevard parquizado que sigue el viejo recorrido del ya levantado Ferrocarril Provincial, donde suelen denunciarse experiencias misteriosas atribuidas a la casuística OVNI.
La Pampa misteriosa
Los hechos apuntados en La Pampa no son menos espectaculares. En aquella provincia, el grupo de investigadores local CEUFO puso la lupa sobre tres casos de los cuales los más llamativos, subrayó Burgos, son los que vivieron tres jóvenes que se trasladaban un en un automóvil y un camionero que conducía un transporte equipado con unidad frigorífica.
El denominador común de esos episodios es que ocurrieron sobre la Ruta 5. En el caso del auto en viaje a Llonquimay, el rodado pareció 35 kilómetros más adelante y, como es frecuente en las teleportaciones, como también se llama al fenómeno, todos los ocupantes del vehículo testimoniaron que en esa situación en cada uno de ellos hubo un tiempo muerto del que no tienen memoria.
En esa línea va el episodio de un camionero que se trasladaba al comando de su unidad desde la localidad bonaerense de Carlos Pellegrini a Santa Rosa, pero a la altura de Catriló también fue blanco de una teleportación ya que sin que se diera cuenta de nada, el pesado vehículo que conducía apareció a la Altura de Catriló. En el medio, decenas de kilómetros en blanco.
“La teleportación es una manifestación que hacía más de treinta años de los que no se tenía registro por lo que por el número de episodios en tan corto tiempo conforma sin duda el acontecimiento ovnilógico más importante del año pasado”, planteó Burgos. Pero para el investigador, aún hace falta ahondar mucho junto al CEUFO en torno a estos hechos que, aclaró, no deben ser considerados como abducción.
(FUENTE: diariopopular.com.ar)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s