Niños de África se convierten en zombies por rara enfermedad.

Una extraña enfermedad se ha apoderado de los niños de África en lo que han llamado como “dolencia del cabeceo”, que prácticamente convierte a los pequeños en zombies.

En las regiones de Uganda, Sudán y Tanzania niños y niñas han tenido como síntomas si estuvieran dormidos, lo que ocasiona que sus cabezas caigan, cierran los ojos y se alteran drásticamente las personalidades de los menores, lo que ha originado que los pequeños sean apartados y que toda la población esté realmente confundida.

Posteriormente a dichos síntomas si es que el infante empeora, comúnmente se ha registrado que ha sido en niños de entre cinco y 15 años de edad, donde su piel se convierte escamosa, después comienzan a perder la conciencia y empiezan a deambular, lo que ha ocasionado que varios de ellos mueran en accidentes y/o que se ahoguen.

Niños de África se convierten en zombies por rara enfermedad

De igual manera se han observado que algunos niños han sufrido de atrofias y reacciones parecidas a la epilepsia que les impide poder alimentarse como se debe, por lo algunos pequeños han muerto por desnutrición o por infecciones a causa de no alimentarse correctamente.

Tan solo en Uganda se han registrado tres mil casos de niños con esta extraña enfermedad, mientras que en Sudán y Tanzania ya se habían registrado estos casos en 1960.

Por su parte el control de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha declarado que aunque ya se tenía registro de esta enfermedad en otras regiones, el hecho que se encuentre en otra área podría significar que el virus se ha vuelto más contagioso.

Mientras tanto Jason Oh de la Universidad de Johns Hopkins que estudia el caso en Uganda, ha declarado que “La enfermedad provoca una degradación trágica y lenta que toma años en desarrollarse. Los niños se salen de la escuela por pena o miedo a infectar a otros compañeros”.

Asimismo declaró que está enfermedad, aunque se encuentre en África y aún sin cura, podría expandirse a América y Europa donde los niños pueden perder la capacidad de hablar, desarrollar parálisis parcial y/o cambios en la personalidad.

Aunque no se ha comprobado, pero algunos científicos consideran que podría ser debido a unas moscas negras que traen el gusano llamado Onchocerca Volculus, ya que ocasiona alguno de los síntomas que han padecido los niños infectados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s