NASA podrá predecir “agujeros negros” o socavones que tragan pueblos enteros.

 

La NASA anunció haber desarrollado tecnología capaz de alertar ante la aparición cada vez más frecuente de socavones –popularmente bautizados “agujeros negros”- capaces de tragar poblaciones en horas.

 

La NASA anunció haber desarrollado tecnología capaz de alertar ante la aparición cada vez más frecuente de socavones.

 

Aunque todo era curiosidad más bien curiosidad sobre la mala suerte de algunos cuando sus casas, autos o lo que fuere, era engullido inesperadamente bajo sus pies, el incidente de Bayou Corne, cambió el panorama y obligó a la NASA  a tomar cartas en el asunto.

 

El 3 de agosto de 2012, en Bayou Corne, Louisiana, EE.UU., una hectárea de superficie poblada se abrió de repente y el pueblo se vió obligado a evacuarse en cuestión de horas para no sucumbir en el monstruoso hoyo. Socavones iguales se han registrado desde China a Bosnia, de Guatemala a otros estados de la Unión, y los científicos han analizado lo ocurrido para dar con una solución al menos, preventiva.

 

Las “dolinas” esas grandes depresiones responsables

 

Investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en California, analizaron todas las imágenes previas y posteriores a los distintos incidentes más grandes conocidos y llegaron a la ratificación que detrás de los sorpresivos hundimientos están las “dolinas”, un tipo especial de depresión geológica, que aparece en zonas donde las rocas del subsuelo están formadas por caliza y arcilla.

 

Las dolinas suelen tener en su superficie inmediata terrenos sumamente fértiles, en tanto son una cuenca, por la arcilla de descalcificación que contienen, lo que las hace atractivas desde antaño para morar en las inmediaciones. A ello deben sumarse fenómenos geológicos de sedimentación y erosión que pueden conformar áreas de varias hectáres cavernosas bajo la superficie que pueden desplomarse en cualquier momento. O nunca.

 

La NASA al rescate preventivo de los siniestros

 

Los investigadores estudiaron las fotos previas a distintos incidentes de “agujero negro”, particularmente los del vehículo no tripulado UAVSAR, cuyos registros muestran la posibilidad de alertar sobre los socavones, a partir de los cambios detectados en la superficie. La detección del radar, de deformaciones sumamente sutiles en la superficie terrestre –las que son casi invisibles para el ojo humano- dan la pauta que antecede a posibles desmoronamientos subterráneos. La tierra se ha movido hacia las áreas del socavón en todos los casos, varios milímetros, pero habría resultado indetectable a simple vista. Asimismo, “las deformaciones horizontales de la superficie antes no habían sido consideradas una señal de dolinas, pero el nuevo estudio muestra que pueden preceder a la formación de socavones con suficiente antelación”, publica la revista Geology.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s