Mt. Gox pide ayuda a la policía japonesa para encontrar sus bitcoins perdidos.

Mt. Gox ha pedido ayuda a la policía nipona para resolver el enigma de sus bitcoins perdidos. Puesto que la moneda no es oficial, no se ha abierto aún ninguna investigación.

Bitcoin

La desaparición de los bitcoins de Mt. Gox sigue siendo un misterio. Para resolver el enigma, los responsables de la quebrada plataforma de negociación han pedido la ayuda a los policías japoneses. Mientras, siguen siendo muchos los que apostaron por la moneda virtual y ahora ven sus cuentas a cero y bloqueadas.

El presidente ejecutivo de Mt. Gox, Mark Karpeles, ha revelado que mantiene una estrecha comunicación con el Departamento de Policía Metropolitana de Tokio para esclarecer la desaparición de unos 650.000 bitcoins de las cuentas de sus usuarios. Y es que, dado que la moneda no tiene validez legal, las autoridades niponas no parecen por la labor de arrancar ninguna investigación propia al respecto, tal y como han reconocido portavoces legales de la quebrada plataforma de negociación.

Ante la falta de movimientos policiales, ha sido la propia Mt. Gox la que se ha encargado de “remitir los registros electrónicos pertinentes así como otros documentos relacionados”, se explica en una nota oficial. En ella se subraya además que la compañía “sigue esforzándose por clarificar los hechos tan pronto como sea posible y recuperarse del daño” que la ha llevado a solicitar la bancarrota en Japón, donde tiene su sede social, y a EEUU, donde estaba reconocida como plataforma de negociación financiera.

Los 650.000 bitcoins cuya pérdida ha reconocido Mt. Gox suponen según los cálculos de algunos analistas un 7% del total de esta moneda virtual en circulación en la Red. En el momento de su robo mediante ataques informáticos, como denunció la plataforma, este paquete estaría valorado en unos 470 millones de dólares al cambio.

La semana pasada, el mismo Karpeles anunció que su equipo había encontrado casi 200.000 monedas virtuales de las que en principio daban por robadas. Las cibermonedas estaban en “una vieja carpeta” informática en la que creían que “no había nada”. Antes, salió a la luz que el máximo responsable de la firma conservaba en sus propias cuentas casi un millón de bitcoins que se habrían salvado de los hackers de manos largas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s