¿Un clavo saca otro clavo? La ciencia lo confirma.

Cuando terminas una relación, es un tanto complicado salir adelante. Todo te recuerda a esa persona: las calles, los olores, los besos ajenos, ¡TODO!
Si existiera algún remedio para borrar todo lo que provoca el separarse de alguien, seguro todos seríamos clientes. Bien dice el dicho que “un clavo saca otro clavo”, lo cierto es que nadie está seguro de que esto realmente funcione y menos si hacerlo te hará olvidar a esa persona que amas y que tal vez te lastimó.
¿Es válido olvidar un amor antiguo a través de uno nuevo? Según un estudio realizado por el Queens College y la Universidad de Illinois a 313 adultos jóvenes, se encontró que la mejor forma de sanar un corazón herido es estando con otra persona.
¿Ven?, si la ciencia lo dice, entonces funciona…

La investigación publicada por el Journal of Social and Personal Relationships, señala que las personas que empezaron una relación después de terminar la anterior, mostraban tener la autoestima menos dañada, más confianza en las citas y en sus capacidades para enamorar y se mostraron menos enganchados por sus ex parejas. Así que no te sientas mal por la otra persona. No le estás fallando a alguien que ya no está, mejor sana tu corazón ya sea solo o saliendo con alguien nuevo, dicen que las nuevas sensaciones son sanadoras, y a quién no le cae bien un poquito de ego elevado.
Por otro lado, si te encuentras en una situación que te ha dejado el corazón destrozado y no tienes idea por dónde empezar a caminar de nuevo, checa estos consejos para olvidar ese amor que compartió la sexóloga Alessandra Rampolla:
1. Deja que todo fluya. Al principio permítete liberar ese sentimiento de tristeza y hasta rabia. Habla con tus amigos sobre lo sucedido, pero ponte un límite de tiempo: una semana o 15 días a lo mucho.
2. No analices a tu ex. Después de una ruptura, te puedes sentir “tentada” a hablar de tu ex. Sin embargo, él y lo que fue o pasó debe ser un pensamiento que debe quedar lejos de tu mente.
3. Genera nuevos proyectos. Ahora que ya no estás con él, es probable que tengas más tiempo para ti. ¿Y por qué usar ese tiempo valioso en lamentarte y sentirte mal, cuando podrías emplearlo para llevar a cabo esos proyectos que lleva tiempo que deseas hacer?
Recuerda que de todo se aprende. No te pongas a pensar quién falló y cómo pudieron haber superado las cosas, mejor dedícate a tu bienestar y a respirar lejos del dolor. Cada que te sientas con esa necesidad enfermiza de llamarle, recuerda en la palabra PIANO:
1. P de pasado: haz una lista de todas las cosas que no te gustaban de tu ex. Puede empezar siendo pequeña, pero te sorprenderá ver cómo crece. Escríbelo todo y empieza a darte cuenta de que quizá, después de todo, la relación rota no era tan maravillosa. Todo ello pertenece al pasado, tú vives ahora y para el futuro.
2. I de ilusión: ten esperanza e ilusión en el futuro. Cuando una relación finaliza, tendemos a pensar que nunca nos volverán a amar. Evidentemente es una tontería. La realidad es que hay muchas posibilidades de volver a ser amado, aunque no por la antigua pareja, lógicamente. Nunca volverás a compartir lo que tenías en esa relación, pero puedes tener otros sentimientos igual de importantes con otra persona.
3. A de apreciación: apreciación por ti mismo/a. Necesitas mirarte al espejo y fijarte en lo mejor de ti y felicitarte por ello. Hazlo frecuentemente. Otra tarea útil es escribir una lista de aspectos que te gusten de ti. Puede llevar algún tiempo hacerlo, pero es un ejercicio que recompensa. Cuando nos abandonan tendemos a echarnos la culpa a nosotros mismos.
Nos sentimos culpables de no haber sido más divertidos, o mejores en las relaciones sexuales. No te centres en pensamientos destructivos y, sólo para cambiar, permítete sentir tu propia bondad. Recuerda los momentos en que hayas ayudado a alguien, hayas sido amable con un extraño, o te hayas tomado alguna molestia por un vecino. Aprende a aceptar y valorar tu propia amabilidad, belleza y talento, porque esto te ayudará a curar la herida.
4. N de nueva vida: desgraciadamente, cuando se ha sido la mitad de una pareja durante un tiempo, muchos de los amigos lo serán también de tu antiguo compañero; esto puede generarte problemas de relación con ellos. Incluso si tienes muchos amigos, es un momento en el que puedes plantearte un nuevo círculo de compañeros.
Puedes empezar a realizar actividades sociales, de tipo deportivo, cultural, que te permitan ensanchar las posibilidades de conocer gente y de desarrollar aficiones.
5. O de olvido: es una de las letras más importante de estas siglas. Corresponde a olvidar completamente a tu antigua pareja y no volver a practicar el sexo con él/ella. A menudo, cuando ya han estado separados unos meses, tu ex puede llegar a pensar que no todo es tan bonito fuera de la relación. O quizá piensa que tú estás poniendo tu vida en orden y siente celos de que ahora puedas encontrar a otra persona. Quizá sólo le apetezca un abrazo rápido en recuerdo de los viejos tiempos.
(FUENTE: sdpnoticias.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s