Cambio climático: Apocalipsis now.

El calentamiento del planeta afectará gravemente la producción de alimentos y el acceso al agua potable, reducirá el crecimiento económico mundial y provocará un daño irreversible a la naturaleza. Y será Asia el continente que primero sufrirá el impacto mayor del cambio climático.
 De acuerdo con un reporte de 29 páginas elaborado por el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés), para poder sobrevivir a los nuevos desafíos el mundo deberá adaptarse rápidamente a temperaturas mucho más elevadas, a olas de calor frecuentes, inundaciones, sequías y un creciente aumento del nivel del mar.
El borrador, titulado Cambio Climático 2014: Impactos, adaptación y vulnerabilidad , el cual fue presentado durante la reunión de representantes de 100 países en Yokohama, Japón, busca sentar las bases para la próxima cumbre de la ONU sobre el tema, a realizarse en 2015 en París.
En esa reunión, los gobernantes mundiales deberán decidir qué medidas concretas tomarán para reducir las crecientes emisiones de dióxido de carbono (Co2) a la atmósfera. El informe del IPCC indica que un aumento de 2.5 grados centígrados en la temperatura del planeta llevará de manera inevitable a una escasez de alimentos y agua potable y a la extinción de un gran número de especies de plantas y animales.
La producción de muchos granos esenciales para poblaciones del mundo en desarrollo caerá hasta en 2%, cuando el nivel de crecimiento poblacional siga en ascenso, advirtió el reporte. También alerta sobre “cambios drásticos y abruptos” para algunos sistemas naturales que podrían llevar a tendencias irreversibles, como un eventual deshielo de Groenlandia o la sequía completa de la selva amazónica.
El informe alerta: ya hay señales “de que tanto los arrecifes de coral como los sistemas árticos están experimentando cambios de regímenes irreversibles”. El calentamiento del planeta provocará además modificaciones profundas en la economía mundial, con pérdidas mundiales de entre 0.2 y 2% en caso de no tomarse acciones urgentes. En la actualidad, las temperaturas han aumentado 0.8 grados centígrados y, de acuerdo con el IPCC, el cambio climático tendrá efectos devastadores para millones de habitantes de Asia, especialmente para aquellos que viven en ciudades y poblados costeros.
El calentamiento del planeta provocará un mayor número de conflictos bélicos por disputas territoriales y por el acceso a alimentos y agua potable en las próximas décadas, agrega el documento. También destaca que en Asia cientos de millones de personas perderán sus hogares por efecto de las inundaciones, la hambruna y un aumento en los niveles del mar en lo que será la región del planeta más vulnerable por el incremento de las temperaturas.

El estudio del IPCC revela además que para la primera mitad de este siglo, países como el Reino Unido o Islandia escaparán a los peores impactos del calentamiento del planeta, generado por un aumento en los niveles de gases de invernadero en la atmósfera. Por el contrario, las poblaciones que viven en países en desarrollo en bajas latitudes, particularmente aquellos que residen en zonas costeras de Asia y en ciudades muy populosas, serán los más afectados.
“El mayor impacto se sentirá en el este, sudeste y sur de Asia. Algunos estados pequeños que son islas enfrentarán impactos muy elevados”, subraya el reporte. “Presiones por el calor, precipitaciones extremas, inundaciones en costas y en territorios continentales, así como sequías y escasez de agua serán los mayores riesgos que enfrentarán áreas urbanas, los cuales podrán ser aún mayores para aquellos que carecen de infraestructura y servicios esenciales o que viven en áreas muy expuestas”, agrega.
Además, afirma que el cambio climático desatará “nuevas trampas de pobreza”, especialmente en zonas urbanas y en “bolsones” de marginalidad donde ya se registran hambrunas. Esos problemas harán de esas zonas costeras de Asia “regiones de futuros conflictos y enfrentamientos” a medida que el planeta se calienta, destaca el informe.
Columnas de humo irritante, producidas por incendios forestales como consecuencia de sequías y otros factores, ya están ahogando a ciudades en muchas partes del sudeste asiático y el problema se acrecentará con el tiempo, continua el documento del IPCC. Los científicos también advirtieron que los efectos del cambio climático se sentirán posteriormente en otras partes del mundo. “El cambio climático durante el siglo XXI llevará a un aumento de problemas de salud en muchas regiones. Algunos ejemplos incluyen mayor probabilidad de heridas, enfermedades y muerte debido a olas de calor más intensas e incendios; mayor probabilidad de desnutrición como resultado de una baja en la producción de alimentos en regiones pobres; y una mayor probabilidad de enfermedades por escasez de comida y agua”, subraya el documento.
Otras crisis potenciales que da cuenta el reporte incluyen la posibilidad “de una merma de hasta 2% por década en la producción de granos esenciales para el consumo humano como el trigo, el arroz y el maíz, en momentos en que la demanda para dichos alimentos –impulsada por un aumento de la población mundial– aumentará en 14%”. El informe destaca que los arrecifes de coral enfrentan una destrucción devastadora como consecuencia de un aumento en la cantidad de dióxido de carbono disuelta en el agua de los mares, hecho que está haciendo más ácido los océanos. Según proyecciones de Naciones Unidas, el número de personas que viven en cuencas fluviales con demanda excesiva de recursos hídricos aumentará de entre 1.4 y 1.6 millones en 1995 a entre 4.3 y 6.9 millones en 2050.
La ONU indica además que temperaturas superiores a entre 1.9 y 4.6 grados centígrados más cálidas que en el período preindustrial sostenidas durante milenios causarían a la larga el derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia, lo que elevaría el nivel del mar en siete metros, comparable a lo que ocurrió hace 125 mil años. “Estamos viendo ya una gran cantidad de impactos como consecuencia del cambio climático”, declaró Chris Field, científico de la Universidad de Stanford y coautor del informe del IPCC.
El reporte apunta a opciones para que los gobiernos mejoren el planeamiento por desastres como huracanes e inundaciones, esfuerzos para producir granos tolerantes a sequías o inundaciones, y medidas para ahorrar agua potable. El estudio es la segunda parte de un reporte de tres secciones. La primera, dada a conocer en septiembre pasado, advirtió sobre la posibilidad que las actividades humanas, en lugar de variaciones naturales, sean la principal causa del calentamiento del planeta desde los años cincuenta. La tercera parte del informe, que se publicará el próximo año, detallará soluciones contra el cambio climático, entre ellas un mayor uso de energías renovables.
Pese a que en regiones del mundo el cambio climático es visto como un problema grave, en los principales países emisores de gases de invernadero, como Estados Unidos y China, un gran porcentaje de la población se mantiene escéptica. Según un amplio sondeo a 39 naciones elaborado por el Proyecto de Actitudes Globales del Centro Pew (de Washington) en junio de 2013, el cambio climático es una preocupación central para los ciudadanos de varios países de América Latina.
De acuerdo con esa encuesta, en las siete naciones latinoamericanas que tomaron parte del trabajo (Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, El Salvador, México y Venezuela), los encuestados dijeron que les preocupaba más el cambio climático que los otros temas consultados como la inestabilidad financiera internacional o la influencia y poderío estadunidenses.
Sin embargo, los porcentajes de quienes consideraron el asunto una “seria amenaza” variaron desde el 76% en Brasil y 71% en Argentina hasta 53% en Venezuela y 52% en México. Entre las naciones latinoamericanas que tomaron parte del estudio, sólo en Argentina y Venezuela el poder de Estados Unidos fue visto como uno de los problemas más graves. En ambos, es el tercer punto destacado por los encuestados, con 41% y 35% respectivamente.
De todos modos, tanto en Estados Unidos como en China, principales contaminadores del mundo, crece el escepticismo con respecto de la gravedad del problema: sólo 40% de los estadunidenses y 39% de los chinos consultados consideraron al cambio climático como una amenaza mayor, y muchos creen que los científicos “exageran” las consecuencias por el aumento de las temperaturas del planeta.
(FUENTE: proceso.com.mx)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s