El Sudario de Oviedo.

sudario Oviedo

El Evangelio describe dos sudarios que estuvieron en contacto con el cuerpo de Jesucristo: el grande que cubría el cuerpo (El Santo Sudario de Turín) y otro puesto sobre el primero en el área de la cabeza.  Este segundo se encuentra según la tradición en la Catedral de Oviedo, España. 

Evangelio de San Juan:
«(Juan) Se inclinó y vio las vendas en el suelo; pero no entró. Llega también Simón Pedro siguiéndole, entra en el sepulcro y ve las vendas en el suelo, y el sudario que cubrió su cabeza, no junto a las vendas, sino plegado en un lugar aparte». Juan 20,5-8.

Según el Centro Español de Sindonología, «producida la muerte, se cubría la cabeza del crucificado, siguiendo la costumbre hebrea, y se procedía a trasladar el cuerpo hasta el sepulcro, y allí se procedía a colocar la mortaja definitiva». Dimensiones del sudario: aprox. 2 pies por 3 pies.
 
La tradición indica que el sudario de la cabeza fue sacado de Jerusalén alrededor del 614 AD,  cuando la ciudad fue atacada por Persia, entonces viajó por el norte de Africa, cruzó a España y llegó a Oviedo, donde se encuentra desde el año 1113.  
 
La ciencia descubre el ADN de la sangre
Cuanto mas los especialistas investigan el sudario mas indicaciones hay de que sea en efecto el que cubrió la cabeza de Jesucristo.
El sudario no contiene ninguna imagen, pero los estudios de Alan y María Whagner revelan que contiene sangre similar a la del Santo Sudario de Turín, lo que hace pensar que ambas tocaban la misma cabeza. 

El equipo investigador EDICES ha estudiado el sudario desde 1989. Un nuevo libro de Ignatius Press, «Sacred Blood, Sacred Image», de Janice Bennett, revela los extraordinarios descubrimientos de EDICES. El libro incluye 20 páginas de fotos a color.

El Instituto Nacional de Toxicología de España ha conseguido analizar parte del ADN hallado en los restos de sangre del Santo Sudario de Oviedo, reporta el periódico La Razón. El presidente del Centro Español de Sindonología, Jorge Manuel Rodríguez declaró que «se trata de la primera vez, a nivel mundial, que alguien posee un fragmento de ADN de una reliquia tan importante que se atribuye a Jesús». «Al estudiar los hilos, que están impregnados en sangre, los expertos descubrieron una pequeña parte de ADN mitocondrial, una sección de ADN que se hereda de la madre». Según el Señor Rodriguez, «en caso de que el Sudario de Oviedo hubiese cubierto la cabeza de Cristo estaríamos también ante el hallazgo de una parte del ADN que procedería de la Virgen María».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s