Descubren el mecanismo cerebral que nos deja “helados” de miedo.

Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Bristol, en Inglaterra, ha descubierto una vía neuronal que subyace a comportamientos emocionales críticos para la supervivencia.

La nueva investigación, descrita en el Journal of Physiology ha identificado más concretamente una cadena de conexiones neuronales que vincula el circuito de supervivencia central a la médula espinal, haciendo que el cuerpo se “congele” al experimentar miedo. La comprensión de cómo funcionan estas vías nerviosas es un paso fundamental para el desarrollo de tratamientos eficaces para trastornos emocionales como la ansiedad, los ataques de pánico o las fobias.
¿Qué sucede cuando nos sentimos amenazados?
Existe una importante región del cerebro responsable de cómo humanos y animales responden al peligro es la sustancia gris periacueductal.
Esta sustancia, que rodea el acueducto cerebral en el mesencéfalo, puede desencadenar respuestas como la paralización, un alto ritmo cardíaco, el aumento de la presión arterial o el deseo de huir o de pelear.
La investigación lo que ha descubierto es una vía cerebral que va desde la sustancia gris periacueductal a una parte muy localizada del cerebelo, llamada pyramis; y ha demostrado que la pyramis está involucrada en la generación del comportamiento de paralización cuando las redes centrales de la supervivencia se activan, ante situaciones amenazantes innatas o aprendidas.
Un paso fundamental

Por tanto, la pyramis podría servir como punto clave de convergencia entre las diversas redes neuronales de supervivencia, e impulsar la reacción ante una situación emocionalmente difícil.
La Dra. Stella Koutsikou, primera autora del estudio explica en un comunicado de la Universidad de Bristol que:
“Hay un creciente consenso en que la comprensión de los circuitos neuronales subyacentes a la conducta por miedo es un paso fundamental para el desarrollo de tratamientos eficaces para aquellos cambios de comportamiento asociados con los trastornos emocionales”.
El profesor Bridget Lumb, de la misma Universidad, agrega “nuestro trabajo presenta el siguiente concepto: que el cerebelo es un objetivo prometedor de futuras estrategias terapéuticas destinadas a gestionar la desregulación de los estados emocionales propia de trastornos de pánico y fobias”.
(FUENTE: tendencias21.net)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s