Misa de difuntos por “Las Brujas de Zugarramurdi”.

Esta tarde, a las 19.00 horas, se clausura la exposición de la artista gallega Ruth Montiel Arias, que se ha mantenido abierta al público desde el día 14 de marzo dentro del Festival Miradas de Mujeres en La Rioja, en la antigua capilla del Edificio de la Beneficencia.
Como cierre de esta exposición se ha contado con la participación del grupo coral de canto gregoriano de la iglesia de San Bartolomé, que interpretará a las 19.30 horas el repertorio de misa de difuntos entre la que se encuentra la pieza “Dies Irae” que ha estado incluida en la instalación que la artista presentó en Logroño y que versa sobre Auto de Fe acontecido en Logroño en 1610 . Tras el breve concierto se procederá a la clausura de la exposición por parte de su comisario Jesús Ángel Ciarreta Palacios y de Susana Baldor Ortiz, directora del Festival Miradas de Mujeres en La Rioja.
Era deseo de la artista gallega Ruth Montiel Arias que la obra, sobre la que llevaba tiempo investigando, se expusiera únicamente en Logroño, por ser la ciudad en la que se ejecutaron a las 6 personas en las que se centra la instalación; representadas en esta mediante sendos troncos en los que están grabados a fuego sus nombres.
Precisamente sobre estos elementos de la instalación, que el domingo se clausura, Ruth a mostrado su intención de donarlos a la Consejería de Educación, Cultura y Turismo del Gobierno de La Rioja para que sean expuestos en uno de los patios del edificio donde se encuentra su sede.
La persecución de la mujer por motivos de brujería en nuestro país da comienzo en el 1609, dando paso a una época oscura que ha sido olvidada y desterrada de la memoria colectiva. Navarra fue el punto neurálgico de los acontecimientos más destacados sobre esta barbarie. En 1612 se recogen 1.802 confesiones de bujería y 5.000 inculpaciones de terceras personas todas ellas debidas a la psicosis religiosa y el contagio que Francia traía del noreste europeo, por lo que el cordón de Cataluña, Navarra y País Vasco fue el más castigado. No es por ello extraño que las 101 ejecuciones fueran realizadas en esta parte del país.

El caso más destacado es el Auto de Fe acontecido en Logroño los días seis y siete de noviembre de 1610 donde se juzgó a 31 personas por brujería. Seis de ellas fueron condenadas a la hoguera, eran: Domingo de Subildegui, Graciana Xarra, Petri de Juangorena, María de Echatute, María de Arburu y María Baztán de la Borda (Conocidos popularmente como «Las Brujas de Zugarramurdi»), y los restos de otras cinco fueron quemados por el método efigie tras morir en los interrogatorios. Los restantes culpables fueron condenados a cadena perpetua.
Esta instalación se ha realizado con la premisa de no querer olvidar, de recordar que las persecuciones causadas por el miedo de una sociedad siguen presentes. También quiere ser un homenaje a esas personas ejecutadas que se mantuvieron firmes ante el yugo del poder, siendo así un ejemplo para la sociedad.
(FUENTE: esrioja.es)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s