Descubren al ‘asesino de la Pampa’, el predador más antiguo de Sudamérica.

El Pampaphoneus biccai vivió en lo que hoy es Brasil a finales del período Pérmico, hace 265 millones de años.

J. F. ÚBEDA

Un equipo internacional de paleontólogos, dirigidos por el salvadoreño Juan Carlos Cisneros, de la Universidad Federal de Piauí (Brasil), ha descubierto los restos del depredador más antiguo hasta la fecha hallado en Sudamérica.

El animal ha sido bautizado como Pampaphoneus biccai (asesino de la Pampa de Bicca, en homenaje al dueño de la granja en el que se encontró), tenía el tamaño aproximado de un león moderno y vivió en lo que hoy es Brasil a finales del período Pérmico, hace 265 millones de años. Cisneros lo ha descrito como «una mezcla entre un tigre y un dragón de Komodo».

Pampaphoneus pertenece a la clase de los sinápsidos, que incluye a los mamíferos y a aquellas familias de animales más relacionadas con ellos que con el resto de amniotas. Se trata de un «reptil mamiferoide» –así se denomina tradicionalmente a los sinápsidos no mamíferos– de la familia de los anteosáuridos, una familia de carnívoros de gran tamaño que proliferaron en el Pérmico Medio en Rusia y en Sudáfrica.

De hecho, `el asesino de la Pampa’ es el primer anteosáurido que ha sido descubierto en Sudamérica. Según explica el coautor del estudio del animal en la revista especializada PNAS, Fernando Abdala, la localización del cráneo del animal –que tuvo lugar en 2008- fue posible gracias a Google Earth.

Superdepredadores del Pérmico

Los anteosáuridos fueron los depredadores más grandes del Pérmico, con cráneos que podían superar los 80 centímetros de longitud –el del Pampaphoneus mide 35 centímetros-. Se caracterizan principalmente por sus largos y afilados incisivos y caninos, así como por la forma de sus fuertes mandíbulas, con la proyección anterior del maxilar inferior muy elevada.

Estos cazadores se alimentaban de otros sinápsidos de menor tamaño, como los herbívoros tapinocefálidos.

Los anteosáuridos desaparecieron con la gran extinción del Pérmico-Triásico, la mayor extinción ocurrida en la Tierra, en la que el 96% de las especies marinas y el 70% de los vertebrados terrestres fueron borrados de la faz del planeta.

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s