La Fobos-Grunt ya es historia.

Después de varias semanas de agonía, la sonda marciana rusa Fobos-Grunt, y un pequeño vehículo chino unido a ella (Yinghuo-1), cayeron de nuevo sobre la atmósfera y fueron destruidos sobre una zona aún indeterminada del océano Pacífico, el 15 de enero.

La nave quedó varada en órbita baja, tras su lanzamiento en noviembre, debido a un fallo técnico que impidió encender el motor de la etapa de propulsión que la debía impulsar hacia Marte. A pesar de que después de muchos esfuerzos y de la colaboración internacional se pudo recibir en alguna ocasión la telemetría de la sonda, no fue posible solucionar el problema y, transcurrida la limitada ventana de oportunidad para partir hacia el Planeta Rojo, los ingenieros se centraron sólo en tratar de controlarla retrasando su reentrada y su destrucción. Sin embargo, tampoco ello fue posible y el vehículo descendió de forma natural hasta que las capas densas de la atmósfera la frenaron de forma irresistible y acabó desintegrándose.

La nave, que pesaba unas 11 toneladas, probablemente se destruyó casi por completo, resistiendo sólo quizá algunos pedazos, que habrán caído en el agua, como la cápsula que debía traer muestras de la superficie de la luna Fobos, o algunos tanques de aluminio. El combustible altamente tóxico que transportaba la etapa de propulsión se habrá quemado en la atmósfera, por lo que no ha representado ningún peligro, lo mismo que una pequeña cantidad de material radiactivo cobalto-57 para experimentos.

No están claros los tiempos de reentrada definitiva ni el punto exacto de la caída, aunque se ha hablado de un lugar próximo a la isla de Wellington.

Las autoridades rusas que han investigado lo sucedido deberán presentar su informe en breve, pero ya parece evidente que la primera misión interplanetaria de Rusia en varios lustros ha sufrido de una mala planificación debido a la escasa inversión realizada sobre ella (sólo 170 millones de dólares). Ante la falta de telemetría útil, será difícil discernir una causa exacta de lo ocurrido. Las antenas de la sonda se vieron bloqueadas por los tanques de combustible de la etapa de propulsión que no funcionó, lo cual sugiere un error de diseño.

NCYT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s