El fin del tiempo, teoría de la Onda Temporal.

Seguramente muchas veces os habréis preguntado que es el tiempo, es un pregunta que cualquier mente inquieta se ha hecho en más de una ocasión. Para muchos el tiempo es una magnitud física que nos sirve para medir la duración de un acontecimiento. Normalmente consideramos el tiempo como una constante, aunque sabemos que realmente no es así. Pero la pregunta es: ¿Cuántos de nosotros hemos notado una aceleración en el paso del tiempo? Las respuestas a esta pregunta pueden ser muchas, quizá es solo una percepción subjetiva o quizá hay algo más detrás de todo esto.
Lo realmente interesante es que Terence McKenna, un filósofo de la nueva era, desarrolló una teoría conocida como la teoría de “La onda temporal” según la cual el tiempo se estaría acelerando y llegaría a su final el 21 de Diciembre de 2012. Antes de que penséis que este hombre fue uno de los que se unió al carro de las conspiraciones del 2012 esperad un minuto, porque cuando él realizó sus cálculos matemáticos aún no se había hablado del fin de los días según el calendario Maya. De hecho esta teoría que fue realiza en conjunto por los hermanos McKenna data del 1975.
Para realizar los cálculos los hermanos Terence McKenna se basaron en el I-Ching, un antiguo libro chino de predicciones y sabiduría.
“Según la Tradición China, hace unos 4.400 años, el dios Fuxi descendió de los cielos para convertirse en Emperador. Él fue quien reveló a los hombres los 8 Trigramas básicos (combinaciones de tres líneas continuas o discontinuas), que se recombinarían más tarde para formar los 64 Hexagramas (conjunto de 2 Trigramas ó 6 líneas) del I-Ching, el Libro de las Mutaciones.”
Fue posteriormente el rey Wen quien le daría un giro a la interpretación del I-Ching (Secuencia de 64 Hexagramas o combinaciones posibles de 6 líneas continuas y discontinuas). Hoy se le conoce como secuencia del Rey Wen.
McKenna multiplicó el número de hexagramas por el número de líneas por hexagrama y obtuvo 384 que es el tiempo que abarcan 13 Lunas en el Calendario Lunar utilizado por los antiguos chinos. Así se dió cuenta de que se estaba representando el tiempo.
Posteriormente desarrolló un diagrama de la historia utilizando un Fractal de Mandelbrot, en el que cada nivel es 64 veces mayor que el anterior.
Obtuvo los siguientes resultados:
– 384×64= 67,28 años = 6 ciclos de manchas solares.
– 67,28 años x 64 = 4306 años, dos eras zodiacales.
– 4306 x 6 = 25.837 años,un ciclo completo de Precesión de los Equinoccios.
Conclusiones que obtuvo McKenna utilizando un sistema computerizado complejo:
*Primer Nivel del Fractal del Tiempo: comenzó hace 1.128 millones de años. Empieza la vida.
*Segundo nivel (64 veces más corto): hace 17,6 millones de años, aparecen los simios.
*Tercer nivel (64 veces más corto): hace 275.000 años, aparece el hombre de Neardental.
*Cuarto nivel (64 veces más corto): hace 4.300 años, aparece la civilización humana. En su gráfico se representaban con gran precisión grandes momentos históricos como la caída del Imperio Romano.
*Quinto nivel (64 veces más corto): Comenzó en 1945 y se podría llamar la época de la computadoras. Desde ese momento la evolución de la tecnología se ha hecho 64 veces más rápido que en los anteriores etapas.
Según el diagrama el sexto nivel será de 384 días desde el 3 de Diciembre de 2011 hasta el 21 de Diciembre de 2012. El Siguiente nivel durará solo 6 días desde el 16 al 21 de Diciembre de 2012,el octavo nivel será de 135 minutos y se experimentarán 5 Saltos Evolutivos comparables a la aparición de la vida, la invención del lenguaje o la consecución de la Inmortalidad.
La hora exacta las 23:11 coincidiendo con un Solsticio, sería el punto “0” donde se ancla el Fractal del tiempo.
Si todos estos cálculos son acertados en las últimas milésimas de segundo dariamos 13 saltos evolutivos. Esto no sería el fin del mundo, sino el fin del tiempo tal y como lo conocemos. Entraríamos en una dimensión donde evolucionaríamos tan rápido que seríamos inmortales y el tiempo se convertiría en infinito. Es curioso que por medios independientes y hace 36 años los McKenna llegaran a la misma conclusión que 12 años después obtendría José Argüelles, en su libro «El Factor Maya».

Fuente: http://estonocuadra.blogspot.com/

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s