El Mar Muerto se desecó hace 125.000 años y eso podría volver a ocurrir por culpa del calentamiento global.

El Mar Muerto es el lugar más bajo del mundo dentro de un continente, con sus orillas a unos 400 metros por debajo del nivel del mar, y sus aguas saladas descendiendo hasta otros 360 metros.

Alimentado por el río Jordán, este gran lago salado se ha reducido rápidamente durante las últimas décadas, a medida que Siria y otros países de la zona han ido extrayendo agua para la agricultura y otros usos.

Un equipo internacional de científicos, incluyendo a Emi Ito de la Universidad de Minnesota, y a Steven Goldstein del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, ha completado un trabajo de perforación hasta una gran profundidad bajo el lecho del Mar Muerto, y ha encontrado indicios de que el lago se secó durante un período muy cálido en el pasado, similar a los escenarios pronosticados para las próximas décadas a causa del cambio climático.

Las naciones de esa región ya sufren ahora escasez de agua, así que este hallazgo sobre el pasado del Mar Muerto podría constituir una advertencia sobre la llegada de tiempos peores que los actuales.

Las muestras tomadas del subsuelo del lecho del lago, que contienen alrededor de 200.000 años de historia del medio ambiente en Oriente Medio, también son un registro de terremotos y otros fenómenos naturales, por lo que podrían aportar datos esclarecedores sobre el desarrollo humano pretérito en la zona y sobre los riesgos sísmicos actuales.

Cerca del centro del Mar Muerto, bajo unos 275 metros de agua, el equipo penetró en unos 230 metros de sedimentos fangosos, y se encontró con una capa de guijarros casi puros, adyacentes a unos 37 metros de sal. La sal sugiere que el lago se secó rápidamente. Los guijarros parecen corresponder a una antigua playa, y teniendo en cuenta su posición cerca del medio, son una señal de que el lago se desecó. Otras investigaciones ya habían demostrado que el nivel del Mar Muerto ha tenido fluctuaciones importantes a lo largo de su historia, pero lo que sugiere ahora el nuevo estudio es que en realidad llegó incluso a desaparecer como tal.

El Mar Muerto al amanecer.
Los investigadores creen que la desecación total tuvo lugar hace alrededor de 125.000 años, coincidiendo con el punto más álgido de un período de calentamiento entre las dos eras glaciales más recientes, cuando Oriente Medio no sólo era más cálido que en la actualidad, sino también más seco.

Las previsiones a largo plazo sobre el cambio climático indican que si el mundo sigue calentándose como lo hace ahora, Oriente Medio podría volver a este estado de aridez extrema en las próximas décadas.

El agua se perfila, por tanto, como una fuente potencial de futuros conflictos en Oriente Medio. En su día, los gobiernos de Egipto y Jordania afirmaron que nunca volverían a estar en guerra contra Israel excepto por el agua.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s