Un misterioso objeto milenario de bronce fue usado durante generaciones en Alaska.

Se ha descubierto el primer artefacto prehistórico de bronce hecho mediante fundición a partir de un molde, de cuyo uso en Alaska se tenga noticia.

Se trata de un pequeño objeto similar a una hebilla, que fue encontrado en una antigua vivienda esquimal y que probablemente tuvo su origen en el este de Asia.

El artefacto consta de dos piezas. Una de ellas es una barra rectangular, y está unida a la otra, que parece ser un anillo circular roto. El objeto, aproximadamente de 5 centímetros de largo por 2 y medio de ancho, y cerca de 2 de grosor, fue hallado hace unos meses por un equipo que estaba desenterrando una vivienda de un millar de años de antigüedad.

Un pequeño trozo de cuero encontrado enrollado alrededor de la barra rectangular por el equipo de John Hoffecker, del Instituto de Investigación Ártica y Alpina de la Universidad de Colorado en Boulder, fue sometido a la datación por radiocarbono, y el resultado apunta aproximadamente al año 600 de nuestra era, aunque ello no indica necesariamente la edad exacta del objeto. Aún así, todo hace suponer que el objeto es más antiguo que la casa desenterrada en la excavación arqueológica, por lo menos en unos cuantos siglos.

En opinión de Hoffecker y su colega Owen Mason, el objeto de bronce parece la hebilla de un cinturón, aunque pudo ser utilizado como parte de un arnés de caballo antes de su llegada a Alaska. De todos modos, la función de ese objeto en ambos continentes sigue siendo un enigma.

No hay constancia de la existencia en esa época de la metalurgia del bronce en Alaska, así que probablemente el artefacto fue fabricado en Asia Oriental y refleja la existencia del comercio a larga distancia con lugares de producción ubicados quizá en Corea, Manchuria, ciertas regiones de China, o el sur de Siberia. Resulta especialmente factible la posibilidad de su comercialización desde la región de la estepa del sur de Siberia, donde la gente comenzó a fundir el bronce hace varios miles de años.

Por otra parte, algunos de los primeros esquimales inupiat en el noroeste de Alaska (los antepasados directos de los esquimales modernos que probablemente emigraron a Alaska desde Siberia hace unos 1.500 años) pudieron haber traído el objeto con ellos desde el otro lado del Estrecho de Bering. Todo apunta a que el objeto era lo bastante valioso como para que la gente lo conservara durante generaciones, pasándolo de padres a hijos.

Noticiasdelaciencia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s