La cruz, el arma definitiva para enfrentarse a los espíritus malignos.

«La Santa Cruz de Cristo», explica Salvador Hernández, «es el principal instrumento para liberar a una persona de estos espíritus malignos». El exorcismo es un compendio de «oraciones, mandatos y órdenes con un gran poder para expulsar a todos los demonios». El sacerdote murciano suele utilizar un tipo que data de 1614, sintetizado por el papa Paulo V y actualizado en 1992 por Juan Pablo II, quien además lo tradujo.
Según su propia experiencia, a los largo de la treintena de años que lleva ejerciendo de exorcista «me he encontrado con casos con influencias diabólicas de posesiones menores que con tan solo una sesión ha sido suficiente y en otros de grandes posesiones que el trabajo de exorcismo me ha llevado varios años». El sacerdote añade que «esto es una prueba para la fe y la paciencia del exorcista, y de la persona que pide esta ayuda», concluye Salvador Hernández. El sacerdote murciano cuenta su experiencia como exorcista y de los casos más relevantes que ha tratado en el libro «Así se vence al demonio», escrito por el periodista José María Zavala.
(FUENTE: laverdad.es)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s