Acupuntura: de superstición a tratamiento médico comprobado.

Hay muchos tratamientos alternativos que el modelo médico convencional que todo lo ve y todo lo sabe ha considerado (y lo sigue haciendo) como curandería. Sin embargo, como la ciencia y los resultados comenzaron a demostrar su legitimidad, la sabiduría convencional se vio obligada a reconocer su eficacia. Las agujas de acupuntura son uno de los tratamientos que pasaron de ciencia curandera a dispositivos médicos probados, y decenas de personas están experimentando sus beneficios.
Cómo funciona la acupuntura
En la década de 1960, el Profesor Kim Bong Han e investigadores en Corea, intentaron probar la existencia de los meridianos en el cuerpo humano mediante técnicas de microdisección. Ellos encontraron evidencia de un juego independiente de tubos finos, de forma tubular que corresponde al camino de los meridianos de acupuntura tradicional.

Los fluidos en este sistema, a veces fluyen en la misma dirección como la sangre y linfa, pero en otros momentos, también viajan en dirección opuesta. Se dieron cuenta de que estos conductos son diferentes a los sistemas vasculares y linfáticos que la medicina occidental había identificado, y que dentro de ellos podían existir los mismos meridianos.
Este sistema de meridianos fue validado por un investigador francés, Pierre de Vernejoul, que inyectó isótopos radiactivos en puntos de acupuntura de seres humanos e hizo un seguimiento a su movimiento con una cámara de imagen gamma. Estos isótopos viajaron 12 pulgadas a lo largo de los meridianos de acupuntura, entre cuatro a seis minutos.
Vernejoul entonces desafió su trabajo mediante la inyección de isótopos a vasos sanguíneos en zonas indistintas del cuerpo, en lugar de los puntos de acupuntura, y encontró que en absoluto viajaban de la misma manera, con lo cual demostró que los meridianos contienen un sistema de vías separadas dentro del cuerpo.
En 1997, la acupuntura ganó credibilidad oficial con la FDA en la reclasificación de agujas, de acupuntura “experimental” a “dispositivos médicos”, reconociendo con ello que se trata de un instrumento médico seguro y efectivo. En el mismo año, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) emitieron un comunicado respaldando la acupuntura para una variedad de condiciones.
El componente eléctrico de acupuntura
La investigación actual sugiere que hay una relación específica entre puntos de acupuntura, meridianos, y corrientes eléctricas del cuerpo.
En la década de 1970, el Dr. Robert O. Becker y la biofísico María Reichmanis, fueron capaces de demostrar que las corrientes eléctricas fluían a lo largo de los antiguos meridianos chinos, y que el 25% de los puntos de acupuntura ya existían en ese sentido científicamente medibles. Razonaron que estos puntos actúan como amplificadores para impulsar en minutos las señales eléctricas, ya que viajan a lo largo del cuerpo y que la inserción de una aguja, podría interferir con el flujo y bloquear al estímulo de dolor.
Condiciones mejoradas con Acupuntura
La Organización Mundial de la Salud señaló más de 40 condiciones que la acupuntura puede tratar, incluyendo:
• Migrañas
• Sinusitis
• Resfriado común
• Amigdalitis
• Alergias
• Asma
• Adicciones
• Trastornos gastrointestinales
• Codo del tenista
• Parálisis por accidente cerebrovascular
• Ciática
• Osteoartritis
• Miopía
• Insomnio
• Inflamación de los ojos
La acupuntura también encontró ser eficaz en el tratamiento de una variedad de condiciones reumáticas y traer alivio para el 80 por ciento de las personas que sufren de artrosis o, osteoartritis. También hay evidencia de que puede ser utilizada en el tratamiento de enfermedades inducidas por el medio ambiente debido a la radiación, envenenamiento por pesticidas, compuestos tóxicos y aire contaminado.
Incluso, en condiciones abdominales agudas, tales como apendicitis o cálculos renales y ataques de cálculos biliares, la acupuntura se puede utilizar antes que la progresión requiera de cirugía.
La acupuntura también se considera un procedimiento médico veterinario válido, utilizado principalmente para anestesia quirúrgica y alivio del dolor crónico. Demostró ser eficaz en el alivio de los síntomas en el 84 por ciento de animales que sufren de dolor por artritis y otras enfermedades degenerativas en las articulaciones.
(FUENTE: lagranepoca.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s