‘El amor de mi vida’, ¿en verdad te casas con él?

¿Cómo sabemos que la persona que nos espera en el altar es la adecuada?
Para los psicólogos la respuesta a esta pregunta va más allá de la atracción física y señalan que la búsqueda del supuesto amor verdadero está más relacionada con la cobertura de diversas necesidades psicológicas y no sólo con complir una simple fantasía.
Es decir, las razones por las que una persona decide “sentar cabeza” y aventurarse al matrimonio o tener una relación estable están vinculadas a la zona de confort y área de oportunidad que la pareja ha encontrado o construido para satisfacer su entrega de afecto y, a la vez, dar solución a sus carencias emocionales que desaparecen o disminuyen al encontrarse con su “alma gemela”.
Para la psicóloga y directora de Salud Clínica de la Universidad de Guadalajara, Columba Sánchez Martínez, el amor no es como lo pintan en el cine y los libros, pues considera que la dosis de fantasía que impregnan en estos productos han modificado la realidad.
En pocas palabras el concepto de “el amor de mi vida” no existe de manera absoluta, ya que a lo largo de los años la gente se puede enamorar más de una vez; “aquí lo importante es aprender a diferencia el enamoramiento de lo que es una relación madura y con posibilidades de durar muchos años”, señala.
La especialista recomienda tanto a hombres como mujeres que están a punto de casarse que aunque su relación luzca color de rosa y crean que encontraron a “su media naranja”, es importante analizar los niveles de felicidad que la pareja les genera tanto en los buenos como en los malos momentos, qué tanta dependencia emocional existe y si hay actitudes que difícilmente cambiarán ya estando casados…
Y más importante, si existe tolerancia para vivir con ellos sin terminar discutiendo. Comenta que aunque el anillo de compromiso y el vestido de novia ya estén sobre la mesa, también deben considerar los motivos de la decisión que cada uno tomó: si se trata de una tradición o presión familiar, si hay un interés social, si la pareja cree que está en edad o los años se les esfuman o si realmente están convencidos de compartir absolutamente todo…
Una vez que dejen de lado la visión “romántica del amor de mi vida” y puedan analizar la situación de manera objetiva y sin máscaras, es hasta ese momento que podrán tomar una decisión más acertada y ampliar su posibilidades de tener un matrimonio duradero y, sobre todo, basado en la realidad.
No todo está perdido
De acuerdo a la psicoanalista Matilde Matuk, las frases “vivieron felices por siempre” o “eres el amor de mi vida” no existen como tal; sin embargo, señala que lo que sí es real es el amor que está caracterizado por la confianza, el compromiso, la seguridad, la madurez, la comunicación, las desinhibiciones y la lealtad.
Según la experta, creer que el amor de nuestra vida llegará por obra divina es algo mítico, porque en realidad cualquiera pude crearlo en el momento que lo decide y puede tener tantos como desee.
Asimismo, asegura que lo que sí es posible es vivir una relación duradera y ésta sólo se logra cuando la gente se quita las caretas y deja de fingir, cuando adquiere seguridad en sí misma y sabe ceder y conceder, así como dar y recibir, entonces puede conseguir el un amor verdadero. Para ello necesita madurez, amor propio y deseos de compartir la vida con alguien más.
De acuerdo con la especialista, es común que el enamoramiento se confunda con el amor verdadero por la intensidad y fugacidad con la que llega, esta etapa se da en la adolescencia; sin embargo, desde su punto de vista, el amor real llega cuando puedes compartir todo, cuando aceptas quién es y quién es tu pareja, cuando el otro te motiva y tú lo motivas y nada los detiene a ser mejores, enfatiza Matuk.
Ciencia y amor
La doctora Georgina Montemayor, de la Facultad de Medicina de la UNAM señaló que los hombres tienen una necesidad de establecer vínculos amorosos y que para que una relación sea duradera, las parejas deben construir un plan de vida en común y relizar actividades implicadas en la liberación de neurotransmisores como las endorfinas, útiles para estrechar el vínculo. Explicó que la química de estas emociones surge de la corteza cerebral, “como adultos debemos desarrollar acciones para modelarla y lograr que la pareja perdure. De hecho, deberíamos tener una educación amorosa para aprender a mantener relaciones duraderas”, planteó. Agregó que “lo ideal es saber lo que queremos y hacia dónde llevaremos la relación, para encontrar una pareja con quien construir un vínculo, que supere el paso del tiempo”.
• “Amor de mis amores”, ¿fantasía o realidad?

Conocer al amor de tu vida y darte cuenta de que no es precisamente con quien estás comprometido, es una de las situaciones que el director Manolo Caro expone en su más reciente producción “Amor de mis amores”, comedia romántica que aborda los conflictos existenciales y sentimentales que surgen antes de decir “sí me quiero casar contigo”.
El filme protagonizado por Sandra Echeverría, Marimar Vega, Sebastián Zurita, Erick Elías, Juan Pablo Medina, Mariana Treviño, Rossy de Palma e Itati Cantoral, llegará a más de 400 salas este 4 de septiembre. Presenta la historia de dos jóvenes parejas que han decidido casarse con la convicción de tomar la mejor decisión, pero inesperadamente el destino los pondrá a prueba para demostrarles que el amor no es lo que creían a siete días de llegar al altar.
A través de la historia de “Carlos” y “Lucia”, “León” y “Ana”, Manolo Caro retorna nuevamente a la comedia romántica con una alta dosis de humor negro y un acercamiento a la realidad, como anteriormente lo hizo en “No sé si cortarme las venas o dejármelas largas”, película con la que debutó en 2013 en la taquilla nacional.
“Amor de mis amores” está basada en el discurso de la puesta escénica “Un, dos, tres por mí y todos mis amores”, la cual llegó al teatro en el 2011 y fue interpretada por Verónica Toussaint, Paola Núñez, Andrés Palacios, Raúl Méndez, Juan Pablo Medina, José María Torre y Marimar Vega, bajo la misma dirección de Manolo Caro.
(FUENTE: informador.com.mx)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s