Defienden que primera novelista boricua atendió el dictado de un espíritu.

thumbnail (1)

El historiador Gerardo Hernández Aponte sostiene que la primera novelista puertorriqueña fue una mujer de finales del siglo XIX que narraba en sueños lo dictado por un espíritu que la rondaba.

En una entrevista hoy con Efe Hernández explicó que se trata de Josefa Martínez Torres y de su «Colección de novelitas de recreo», que al parecer fueron relatadas a través de un espíritu, hecho conocido como «mediumnidad auditiva».

Los relatos fueron plasmados en papel por el escribano Manuel De Jesús Morel y Pastor en 1879, ya que Martínez había quedado ciega a los ocho años.

Según Hernández, todo comenzó a raíz de que Martínez, conocida como «La cieguecita de la Cantera», visitaba centros espiritistas en Ponce, su ciudad natal al sur de Puerto Rico, y allí se encontraba con Morel y Pastor. Este se interesó en las historias que le relataba la joven, huérfana de madre.

Todo esto lo supo Hernández cuando comenzó en 2010 su tesis doctoral sobre la historia del espiritismo en Puerto Rico, una práctica que llegó a la isla en la década de 1860, poco después de que el francés Allan Kardec publicara en 1857 «El libro de los espíritus», considerada la base de esta doctrina.

Hernández también investigó la Biblioteca Nacional de Madrid y los Archivos Históricos de Sabadell y de Barcelona y en la biblioteca argentina de la Sociedad Constancia, el centro espiritista más antiguo del mundo.

Allí, encontró que Martínez publicó en 1890 un libro en el que ella misma relataba que el contenido era «producto de las comunicaciones mediumnidad», que se refiere a la capacidad de los espíritus de comunicarse con los vivos.

Hernández relató que, según la información histórica que encontró en otros archivos y bibliotecas en Puerto Rico y EE.UU., Martínez Torres «fue víctima de un espíritu obsesor», que es aquel que durante un tiempo se centra en una persona con el objetivo de perjudicarla.

«Morel empieza a sacarle información a Martínez estando dormida. Luego, su espíritu habla a través de ella y él empieza a escribir lo que dice», sostiene Hernández, quien ha publicado esta historia en su libro «La cieguecita de la Cantera: Obras completas de Josefa Martínez Torres, primera mujer novelista de Puerto Rico».

Hernández indica que este relato lo cuestiona en su libro, en el que se hace eco de los relatos que apunta a que Martínez incluso «hablaba, bailaba, cantaba y reía» mientras dormía, algo que podría ser atribuible a lo que hoy se conoce como sonambulismo.

Según dijo, algunos de los más destacados intelectuales puertorriqueños de los siglos XIX y XX practicaban el espiritismo, entre ellos Manuel Corchado y Juarbe, Federico Degetau, Luisa Capetillo y Rosendo Matienzo Cintrón.

Añadió que para el siglo XIX incluso existieron en Puerto Rico periódicos espiritistas como «El neófito», «El peregrino», «El nivel», «La luz», «El progreso», «El estudio» y «El universo», además de los tradicionales de aquellos tiempos como «La democracia» o «El boletín mercantil».

Hernández presentará su libro «La cieguecita de la Cantera: Obras completas de Josefa Martínez Torres, primera mujer novelista de Puerto Rico» el próximo miércoles en la Universidad de Puerto Rico.

(FUENTE: EFE)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s