Fin de año: comer, beber y disfrutar sin tener que lamentar.

 

Imagen foto_00000001

La alegría de estas fiestas se traduce, con frecuencia, en un aumento de la ingesta de alcohol, consumo excesivo de alimentos y una conducción imprudente, exponiendo a las personas a altos riesgos. Prevenir y evitar los excesos es la clave para comenzar el 2013 con el pie derecho.

El esperado término de 2012 y el comienzo de un nuevo año, tendrá a muchos celebrando hasta altas horas de la madrugada el próximo 1 de enero. Pero, muchas veces, la alegría de estas fiestas se traduce en un aumento de la ingesta de alcohol, consumo excesivo de alimentos y una conducción imprudente,exponiendo a las personas a altos riesgos durante esta fecha.

Por lo mismo Paula Zapapa, experta en prevención de riesgos de Mutual de Seguridad CChC, aconseja poner ojo en las siguientes claves para despedir el año viejo de forma segura y dar la bienvenida al 2013 con el pie derecho.

Ingesta moderada de comida

Comer más de la cuenta y hacer mezclas indebidas de alimentos, puede terminar produciendo diarrea, gastritis, gastroenteritis, cólicos biliares y pancreatitis aguda. Por eso, y más aún cuando se pretende celebrar posteriormente, coma de forma moderada y sólo hasta estar satisfecho.


Alimentos en mal estado o descompuestos pueden producir vómitos e intoxicaciones. Por lo mismo, se recomienda tener especial cuidado con lo que se consumirá, tanto en la cena de Año Nuevo como en fiestas, tratando de no dejar alimentos sensibles, como la mayonesa o mariscos, expuestos al calor. Además, se sugiere ingerir carnes bien cocidas, en condiciones sanitarias y de limpieza adecuadas.

Consumo responsable de alcohol

Lo principal es tomar conciencia de que, si se va a tomar, no se debe conducir. Si toma alcohol, hágalo en cantidades moderadas, ya que el exceso en su consumo puede causar la temida y molesta resaca.

Además de tener ojo con cuánto bebe, tenga cuidado con qué bebe: lo ideal es que tome tragos que disfrute y qué sepa no le caerán mal. No mezcle diferentes tipos de trago durante la noche.

Si cuenta con dolores de cabeza, estómago y resaca, y los efectos persisten por más de 24 horas, consulte a un médico, pues existe el riesgo de que se trate de una deshidratación severa o Síndrome Hemolítico Urémico (SHU).

Tránsito y conducción segura

Si planea viajar fuera de su ciudad, revise las condiciones básicas de su vehículo (neumáticos, parabrisas, luces, sistema de frenos, cierre de puertas, cinturón de seguridad, extintor y triángulos reflectantes, botiquín de primeros auxilios, entre otros).

Si bien muchas veces es inevitable -debido al traslado hacia y desde fiestas posteriores a la cena-, evite manejar a altas horas de la noche, ya que el cansancio y la ingesta de alimentos o alcohol puede afectar sus tiempos de reacción y alerta.

Si pese a las recomendaciones, conduce de madrugada, procure mantener las ventanas abiertas o una baja temperatura en la cabina de su vehículo, lo que ayudará a disminuir los síntomas de somnolencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s