Argentina: Aseguran que hay un fantasma en una galería del centro de Necochea.

Historias de fantasmas hay en todas las ciudades y siempre y sin falta desatan el debate entre creyentes y excépticos: mientras unos aseguran con testimonios y fotos de dudosa calidad que la vida después de la muerte tiene muestras tangibles en sus experiencias, otros prefieren simplemente desestimar cualquier cosa que no hayan percibido con sus propios sentidos.
Así, una confrontación de este tipo se vive en una galería del centro necochense, donde un comerciante recién llegado a la ciudad relata que en el local que alquila desde hace dos meses hay fantasmas. De hecho, tiene imágenes para probarlo.
Facundo González alquiló un local en el fondo de la Galería Zulberti, en 64 entre 59 y 61 con la intención de poner un estudio de tatuajes. Mientras lo estaba acondicionando comenzó a notar que algunas cosas extrañas sucedían en el lugar. “Varias veces me desaparecieron pinceles, en lo que va de este mes y medio que estoy trabajando ya tuve que conseguir 3 pinceles y una brocha”, explicó González. Las desapariciones inexplicables tenían su correlato en otra serie de cuestiones.
“La semana pasada me quedé hasta tarde pintando el estudio en la parte de arriba y ya estaba solo en la galería cuando sentí que subían unos pasos corriendo por la escalera del fondo (arriba de la galería funcionan las oficinas de SIPRENE y una radio), pero cuando me asomé, mientras todavía se escuchaban los pisotones, como de alguien muy apurado, no ví a nadie”, relata el tatuador, quien dijo que si bien el episodio no lo asustó, lo llevó a preguntar por el horario de funcionamiento de las oficinas.
Aún sin acreditar presencias extrañas, observando fotos de los avances de los trabajos de reacondicionamiento, González descubrió una sombra en una foto que lo hizo reflexionar y contactarse con este diario. “Ese día estaba solo, no había nadie porque era muy temprano y la figura cuando saqué la foto yo no la ví”, relata. “Si hay fantasmas en la galería, no lo sé, lo que sé es que nunca me pasó algo así en mi vida”, afirma.
Historias de fantasmas hay en todas las ciudades y siempre y sin falta desatan el debate entre creyentes y excépticos: mientras unos aseguran con testimonios y fotos de dudosa calidad que la vida después de la muerte tiene muestras tangibles en sus experiencias, otros prefieren simplemente desestimar cualquier cosa que no hayan percibido con sus propios sentidos.
Así, una confrontación de este tipo se vive en una galería del centro necochense, donde un comerciante recién llegado a la ciudad relata que en el local que alquila desde hace dos meses hay fantasmas. De hecho, tiene imágenes para probarlo.
Facundo González alquiló un local en el fondo de la Galería Zulberti, en 64 entre 59 y 61 con la intención de poner un estudio de tatuajes. Mientras lo estaba acondicionando comenzó a notar que algunas cosas extrañas sucedían en el lugar. “Varias veces me desaparecieron pinceles, en lo que va de este mes y medio que estoy trabajando ya tuve que conseguir 3 pinceles y una brocha”, explicó González. Las desapariciones inexplicables tenían su correlato en otra serie de cuestiones.
“La semana pasada me quedé hasta tarde pintando el estudio en la parte de arriba y ya estaba solo en la galería cuando sentí que subían unos pasos corriendo por la escalera del fondo (arriba de la galería funcionan las oficinas de SIPRENE y una radio), pero cuando me asomé, mientras todavía se escuchaban los pisotones, como de alguien muy apurado, no ví a nadie”, relata el tatuador, quien dijo que si bien el episodio no lo asustó, lo llevó a preguntar por el horario de funcionamiento de las oficinas.
Aún sin acreditar presencias extrañas, observando fotos de los avances de los trabajos de reacondicionamiento, González descubrió una sombra en una foto que lo hizo reflexionar y contactarse con este diario. “Ese día estaba solo, no había nadie porque era muy temprano y la figura cuando saqué la foto yo no la ví”, relata. “Si hay fantasmas en la galería, no lo sé, lo que sé es que nunca me pasó algo así en mi vida”, afirma.
Consultado por Cuatro Vientos, comerciantes del lugar y eventuales clientes relatan que los episodios en la antigua galería céntrica le resultan llamativos, aunque nunca antes se habían fotografiado sombras en el lugar.
Por ahora el misterio quedará latente, aunque el comerciante prometió estar alerta a nuevos episodios y contactarse con este diario en caso de detectar nuevas “presencias”.
(FUENTE: diario4v.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s