Un leñador chino reveló que tuvo sexo con una extraterrestre

Un leñador chino reveló que tuvo sexo con una extraterrestre. Se trata de Meng Zhaoguo, un trabajador rural de la ciudad de Wuchang, ubicada al Noreste de China, quien sería la primera persona en ese país en lograr una intimidad sexual con una ¿mujer? alienígena.
Meng vive en su casa de madera construida con sus propias manos en una zona al noroeste de China conocida históricamente como Manchuria. Meng contó que en una noche del año 1994, vio un destello luminoso sobre las cimas de las montañas.
«Pensé que era un helicóptero que se había estrellado, así que me dispuse a recoger la chatarra. Llegué hasta el borde de un valle, espiando los restos del avión en la distancia, cuando ¡Boom! Algo me golpeó directamente en la frente y me noqueó» relató Meng, quien se despertó en su casa, sin noción de cómo había llegado allí.
Después de algunas noches y en una de esas, al despertarse se encontró flotando por encima de su cama y vio cómo su «nueva novia» dormía debajo de él. Una mujer alienígena con 6 dedos y 3 metros de altura con muslos recubiertos de pelo trenzado anudado sobre su cintura.
Meng y la alienígena copularon durante aproximadamente 40 minutos. «Yo no creía en los extraterrestres antes de tener este encuentro. Ver para creer», dice Meng, quien al parecer se mostró satisfecho con la extraterrestre. «No podemos explicar los OVNIs y los extraterrestres, porque nuestra tecnología no está suficientemente avanzada. Pero eso no significa que tales cosas (sexo) no existen», cuenta Meng. Después de un mes del incidente, Meng se despertó fuera de su cama, en lo que cree era una nave espacial con varios alienígenas que lo rodeaban.
«Me hablaron en chino, pero con un fuerte acento, así que era difícil para mí entender al principio. Me dijeron que eran refugiados. Al igual que yo, que querían escapar de sus vidas anteriores, por lo que dejaron su hogar», relató. Meng pidió ver a su amante extraterrestre, aquella con muslos recubiertos de pelo trenzado anudado sobre su cintura que lo «amó» por 40 minutos. «Imposible», respondieron. Pero luego dijeron algo que me hizo esperanzador. «En 60 años, en un planeta distante, nacerá el hijo de un campesino chino», concluyó el hombre que tuvo intimidad con un ET.
(FUENTE: diariopopular.com.ar)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s