El monstruo del Lago Ness era en realidad un siluro, un enorme pez

‘Nessie’, el célebre monstruo del lago Ness, fue en realidad un siluro, un enorme pez de agua dulce.
Es la conclusión a la que ha llegado Steve Feltham, uno de los mayores expertos en este fenómeno, tal y como recoge Sky News.
Feltham, de 52 años, lleva 25 buscando al monstruo. “Observando todas las pruebas y hablando con los testigos, la solución más probable es que se aun siluro”, dice este hombre, que lo dejó todo (pareja, casa y trabajo) para trasladarse a las orillas del lago Ness, en Escocia, y encontrar al monstruo.
El siluro es un pez de agua dulce que puede alcanzar los cuatro metros de largo y los 400 kilogramos de peso. Feltham ha realizado estudios con sónar en el lago, pero advierte de que “no digo que el misterio esté resuelto. Aún sigo buscando una explicación mejor a la del siluro”.
(FUENTE: 20minutos.es)

“Cañas y Barrios” en la segunda entrega de CHIPIONA, con José Antonio Colinet

Segunda entrega del especial de “Cañas y Barrios” en Chipiona, con José Antonio Colinet. Leyendas, personajes, lugares típicos, turismo, entrevistas y misterios, todo en CAÑAS Y BARRIOS.

CAÑAS Y BARRIOS (CHIPIONA II parte 1):

CAÑAS Y BARRIOS (CHIPIONA II parte 2): [youTube http://youtu.be/cXa6nmq2334%5D

Cañas y barrios copia

La maldición de Bolivar: La trágica muerte del historiador causante de la profanación de la tumba del Libertador

Quienes fueron cómplices directa o indirectamente de la profanación de la tumba del Libertador Simón Bolivar han tenido la desgracia de morir de formas atroces.
Apenas el entonces “poderoso” presidente Hugo Chávez anunció la insólita decisión, en junio del 2010, de exhumar los restos de Simón Bolívar con ‘fines científicos’, un temblor que remeció todo Caracas dobló la punta de una de las torres del Panteón Nacional, donde se ubica precisamente el cadáver del Libertador junto con los restos de los próceres de Venezuela. Fueron dos profanaciones que de científicas no tuvieron nada, eran ritos santeros que luego de realizados comenzarían a cobrar víctimas mortales, extrañas y atroces, entre ellas las del propio comandante Chávez.
Una secuela de muertes de los invitados a este acto fue confirmando lo que afirmaban los creyentes de la magia negra, quienes anticiparon que de darse la exhumación, todos los involucrados serían alcanzados por la maldición de Bolívar. El primero en morir, víctima de cáncer, fue el general Alberto Muller Rojas, uno de los asesores presidenciales, semanas después de la exhumación. Luego le tocó el turno a Luis Tascón, diputado oficialista en agosto de 2010 quien murió de cáncer de colon. Ambos fueron colaboradores del presidente Hugo Chávez, y murieron con un día de diferencia en la misma semana.
A la muerte de Tascón lo siguió Guillermo García Ponce, director del diario Vea de la izquierda venezolana, quien también murió de cáncer.
El mismo día de la muerte de García, y en muy extrañas circunstancias, le llegó el turno al gobernador de Guárico, William Lara, ex diputado oficialista, quien murió luego que su camioneta se volcara y cayera al río.
En marzo de 2011 murió de un infarto Lina Ron y más adelante fue José Ignacio Meléndez Anderson quien recibió varios impactos de bala en un intento de robo. Luego, en La Habana, falleció Clodosbaldo Russián, el Contralor General de Venezuela de un accidente cerebrovascular que desembocó en una insuficiencia renal. Poco después, Hugo Chávez anunciaría públicamente que padecía de cáncer, falleciendo dos años después.
Finalmente la noche del viernes fur brutalmente asesinado en Margarita a manos del hampa el historiador Mier Hoffman, conocido por ser el responsable de la infame “hipotesis” de que Bolivar fue envenenado por la oligarquía, hecho que dio argumentos a Chávez para profanar la tumba del Libertador Simón Bolivar.
(FUENTE: f7f1acd2fa1dt5tjl.wordssl.net)

Voces del Misterio nº.434: El misterio de las Leyendas Urbanas con Bruno Cardeñosa, investigación Palacio Monsalves

http://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-434-el-misterio-las_md_5556182_wp_1.mp3″ Ir a descargar

PULSA PLAY para escuchar y/o descargar

Programa “Voces del Misterio” nº.434 del 31 de Julio de 2015.Un programa en el que nos acompañará BRUNO CARDEÑOSA para hablarnos de un tema apasionante: LEYENDAS URBANAS; en nuestra segunda parte una investigación que no debes perderte: fantasmas en el palacio de Monsalve. En “Voces del Misterio”, 91.6 fm, SFC Radio.

VDM-SFC


*Dirigido por Jesús García y Jose Manuel García Bautista.

http://www.ivoox.com/voces-del-misterio-n-434-el-misterio-las-audios-mp3_rf_5556182_1.html

“Obon”, “bon-odori” y “hakamairi”: Ofrendas en de honor los difuntos que vuelven al hogar

En todos los países del mundo se honra a los espíritus de los antepasados de muy diversas maneras. En Japón se celebra durante el verano el obon, una ceremonia en la que se hacen ofrendas a los antepasados que regresan al hogar.
Aunque en cada región se celebra de forma distinta, hay puntos en común como su celebración durante cuatro días desde el día 13 de julio o de agosto, en el que se ejecuta el mukaebon,una ceremonia de bienvenida a los espíritus, hasta el día 16 en el que se realiza el okuribon, o ceremonia de partida. En este período se visitan las tumbas en las que están consagrados los ancestros, y tiene lugar el tradicional baile bon-odori en algunas regiones. Muchas empresas ofrecen varios días de agosto de descanso, las vacaciones del obon.
En el budismo esta celebración se conoce como urabon’e, y en la religión sintoísta como bon matsuri. Se dice que el origen budista de esta celebración está en las ofrendas un discípulo de Shakyamuni (Buda) realizó para ayudar a su madre que estaba sufriendo en el infierno como preta (espíritu). Esto está relacionado con el culto a los antepasados en Japón, y a partir del período Edo (1603-1868) se convirtió en una fecha tan importante para el pueblo como la celebración de Año Nuevo.
Espíritus que vuelven a casa en un pepino, y regresan a su mundo en una berenjena
El día 13, durante el mukaebon, se colocan en el jardín y en la entrada del hogar tallos de cáñamo a los que se les prende fuego para que los espíritus no se pierdan al regresar a su hogar, una práctica que se conoce como mukaebi. En los orígenes se prendía fuego a estos tallos de verdad, pero debido al aumento del número de bloques de apartamentos y a la posibilidad de que se produjesen incendios, hoy muchas familias utilizan faroles eléctricos en su lugar.
Las ofrendas a los espíritus que llegan se realizan en un altar conocido como bon-dana o shōryō-dana. La forma tradicional de realizar esta ofrenda es colocando cañas de bambú alrededor del bon-dana y tendiendo una cuerda entre ellas en la que se cuelga el alquequenje que simula el mukaebi, situando la placa del difunto (ihai) sobre el altar, junto a verduras y frutas de temporada, flores, y un pepino con cuatro patas de madera conocido como shōryōma.
Los shōryōma, son un caballo y una vaca que el espíritu utiliza para desplazarse entre el más allá y este mundo, simbolizados por un pepino y una berenjena con patas de madera. Esta decoración indica que la familia desea que los difuntos vuelvan a este mundo montados a lomos de un veloz caballo de pepino, y que regresen plácidamente al más allá en una vaca de berenjena.
El día 16 se enciende el okuribi durante el okuribon para alumbrar el camino de vuelta a nuestros antepasados. En Kioto uno de los eventos que atraen más turismo es el gozan no okuribi, en el que las llamas forman una enorme letra o dibujo en una colina. Es el okuribi más característico de esta ciudad. En otras regiones pervive la tradición de hacer navegar en el mar o en la corriente del río barcas o linternas de papel, una costumbre que es conocida como shōrōnagashi o tōrōnagashi, aunque en algunos lugares esta práctica se ha prohibido últimamente para preservar el medioambiente.
Visitando la tumba de los antepasados
Desde la antigüedad los días 14 y 15 de agosto o julio, cuando los espíritus de los antepasados están de regreso en el hogar, se convirtieron en uno de los pocos días de descanso que tenía el pueblo junto al Año Nuevo. Hoy son también muchas las personas que vuelven a su tierra durante las vacaciones del obon en verano para honrar a los antepasados visitando la tumba de su familia, limpiándola, llevando flores y encendiendo incienso frente a ella.
Bon-odori
El bon-odori es un baile para dar la bienvenida a los espítirus, consolarlos y devolverlos al más allá. Hoy se sigue bailando en verano durante el obon en los templos y en las plazas de las ciudades. En la actualidad el bon-odori va más allá de su función original, y hace las veces de festival de verano de cada región. Este baile se ejecuta alrededor de un templete sobre el que unos tambores japoneses marcan el ritmo (wa-odori), o bien recorriendo las calles de la ciudad (nagashi-odori). Entre los distintos wa-odori, el gujō-odori de la prefectura de Gifu es el más popular, y entre los nagashi-odori, sin duda destaca el awa-odori de Tokushima.
En una escuesta realizada por el sitio ORICON STYLE sobre las canciones más populares de bon-odori, el número uno es para Sōran Bushi, una canción que originalmente es de la costa del Mar del Japón en Hokkaidō y que se suele aprender en las escuelas. El dos es para la canción Tokyo Ondo, y el tercero para Doraemon Ondo, una canción que nace a partir del anime del popular gato azul del siglo XXII.
En América del Sur la palabra bon-odori es tan conocida como el sushi o el karaoke. De hecho, en una localidad suburbana de la ciudad de La Plata en Argentina cada año se reúnen más de 10.000 personas para celebrar esta fiesta. En ella hay todo lo típico, desde los tenderetes, hasta personas bailando con kimono de descendencia japonesa, española o italiana que danzan durante toda la noche
La coreografía del bon-odori es básicamente una repetición de los mismos movimientos, por lo que incluso las personas que la ven por primera vez pueden unirse al baile, y lo pasarán aún mejor si visten el yukata. De esta forma los dos hemisferios, el sur y el norte, danzan al ritmo de los tambores en la noche estival para honrar a los difuntos.
(FUENTE: nippon.com)

Llega el EGIPTO de Ramses a Sevilla

Los tesoros egipcios llegan a la Cartuja.

Ramses

El Pabellón de Navegación acoge desde este martes la exposición egipcia ‘Ramses, rey de reyes’.

EFE /SEVILLA /20 JUL 2015

CULTURA – ESCULTURA

El Pabellón de la Navegación, situado en la Isla de la Cartuja, acogerá desde este martes la exposición egipcia ‘Ramses, rey de reyes’ organizada por Amr Gaber y Hany Mostafa, cuyo acto de apertura se celebrará a las 10,30 horas y a partir de las 18,00 horas para todos los públicos.

El artista Hany Mostafa trae por primera vez en Europa, después de once meses de trabajo, la réplica de la fachada del templo de Nefertari con una altura de seis metros y una anchura de 14 metros que Ramses II ordenó construir de este templo, hace más de 3.000 años, en honor a su primera gran Esposa Real.

También se podrá ver la réplica de templo de Abu Simbel, con una altura de seis metros, 13 metros de anchura y 24 metros de profundidad y que reproduce su famosa fachada y sus tres estancias interiores, realizada por el artista Hany Mostafa tardó en realizar esta réplica 5 años.

Asimismo, se podrá disfrutar de más de 60 piezas de arte egipcio de diferente temática, estatuaria, joyería, mobiliario y utensilios, entre otros, destacando el tercer y último sarcófago de oro macizo de Tutankhamón, en el cual fue enterrado, obra también de Hany Mostafa.

La visita a la exposición cuenta con una parte guiada, correspondiente al templo de Abu Simbel y a la fachada de Nefertary, siendo libre el resto del recorrido.

El horario de verano –hasta el día 6 de septiembre– para acceder a la exposición será de lunes a viernes de las 10,00 a las 14,00 horas, y por la tarde, desde las 18,00 hasta las 23,00 horas. Igualmente, sábados, domingos y festivos la exposición permanecerá abierta desde las 10,00 hasta las 23,00 horas.

Por otro lado, a partir del 6 de septiembre se podrá acceder a la exposición de lunes a domingo, desde las 10,00 a las 21,00 horas.

Más información: escríbenos a correo@garciabautista.net (Comunicación)